04/06/2015

Servidores públicos brasileños en pie de lucha contra la precarización

En el marco
de la reunión del Comité Ejecutivo de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales en República Dominicana, el
director de Relaciones Internacionales de la Confederación de Servidores Públicos
de Brasil y secretario ejecutivo de la CLATE para el Cono Sur, Sergio Arnoud, dio
un breve informe de las luchas que están llevando adelante los servidores
públicos brasileños.


El
dirigente, quien se tuvo que retirar antes de la reunión para participar de una
jornada nacional de luchas en su país, explicó que lo que más preocupa a los
trabajadores brasileños en este momento es la aprobación, por parte de la
Cámara de Diputados, del Proyecto de Ley 4330, que establece la tercerización
sin límites. “Lastimosamente tenemos que salir más temprano porque el 29 de
mayo tenemos un día nacional de protestas y huelgas en todo el país contra un
proyecto que amplía la tercerización a todos los segmentos y todos los
servicios. Es una precarización organizada por el gobierno”, informó Arnoud. De
ser aprobado por el Senado y sancionado por la presidenta Dilma, el proyecto permitiría
el reemplazo de trabajadores contratados por tercerizados; los tercerizados, a
su vez, serían sustituidos por cuarterizados. La nueva norma pondría en riesgo,
además, una serie de derechos conquistados por los trabajadores y estipulados
en la Carta Magna, como vacaciones remuneradas, aguinaldo, seguro-desempleo,
estabilidad laboral, entre otros.


“También
estamos protestando contra la intención del gobierno central de recortar las jubilaciones
y las pensiones a través de dos Medidas
Provisórias
[Decretos de Necesidad y Urgencia]”, prosiguió el dirigente. “Son
dos luchas muy importantes, y la CSPB, conducida por su presidente João
Domingos Gomes dos Santos, está participando de su organización nacional”, señaló.


“Manifestamos
también que estamos luchando por la reglamentación del Convenio 151 de la OIT
en Brasil, una vez que fue firmada y ratificada en el 2010 por el presidente
Lula, pero hasta hoy no hay una legislación nacional que la contemple, que
garantice la libertad sindical, el derecho de huelga y tampoco la negociación
colectiva, que se hace de hecho y de una forma desordenada”, añadió Arnoud. “Tal
como ocurre en muchos países de Latinoamérica y el Caribe, en Brasil tenemos
que hacer primero la huelga para después abrir la negociación. Es lo inverso de
lo que debería ser. Deberíamos negociar y, en caso de no haber acuerdo, hacer
la huelga. Pero hacemos lo contrario, porque no tenemos la reglamentación de los
Convenios 151 Y 154 de la OIT”, manifestó.


“En este
preciso momento estamos elaborando con seis centrales sindicales de nuestro
país un proyecto para que el gobierno lo presente al Congreso Nacional, pero es
muy difícil porque hubo una reducción de la representación de los trabajadores
en el Congreso” agregó el representante de la CSPB. “Creo que es un fenómeno
continental. Cada elección que pasa, disminuye el número de trabajadores en el
Congreso. En la anterior legislatura teníamos a más de 120 representantes de la
clase obrera. En esta no tenemos más que 70, de un total de 550. Entonces somos
muy pocos y es muy difícil nuestra lucha”.


Por último,
el dirigente confirmó la adhesión de la CSPB a la movilización continental del
26 de junio. “En nombre del presidente João Domingos y de nuestra organización
les deseo a todos una gran reunión y que podamos hacer este 26 de junio una Jornada
Continental de Protesta promovida por la CLATE, con el apoyo de la CLATSEP y de
todas las organizaciones aquí presentes”, concluyó.


23 Vistas