17/03/2014

Presidente de la ANEF: “Esperamos que éste sea un Gobierno mucho más dialogante que el anterior”

¿Por qué la
ANEF
asistió al cambio de mando de este año, cuando asume la
presidencia Michelle Bachelet?

 

Es un acto republicano, en el cual pocas organizaciones han
sido invitadas, está la ANEF
y la CUT. Por
lo tanto es un reconocimiento a nuestra organización el que podamos estar ahí.
Por esa razón también es importante el movimiento político e histórico que
vivimos, cuando un Gobierno de derecha se va.

 

Y uno espera que Bachelet cumpla su programa, sin duda el
Gobierno que asume tiene un acercamiento más ideológico con el pensamiento de
los trabajadores y los funcionarios del Estado. Y por eso es importante participar
de esta ceremonia, y estar junto a 22 mandatarios de otros países y a los
principales políticos del país.

 

¿Qué análisis ha hecho la ANEF de ese momento político? ¿Qué espera la ANEF para este Gobierno?

 

La ANEF
ha hecho ese análisis y encuentra que era necesario un cambio. Cuando fue
elegido el Gobierno de Piñera había anticipado que sería un Gobierno de
derecha, que piensa en un Estado subsidiario, una sociedad neoliberal, donde
los derechos del trabajo no son prioritarios y que sería complejo para el país
y para nosotros. Y ese diagnostico se cumplió, tuvimos un periodo de
contención, para impedir que el Gobierno no despidiera a más trabajadores, de
los once mil que despidieron en este periodo.

 

Además, de la relativización y disminución del poder del
Estado, para entregar más subsidio y bonos a los privados, lo cual debilita la
función esencial que tiene el Estado, relativo a la igualdad de oportunidades,
porque es el Estado la única institución que puede nivelar la cancha entre los
más pobres y los más ricos. Pero, creemos que nuestras aspiraciones deben
materializarse, nadie le va a regalar a los trabajadores sus logros, pensamos
que el periodo que se viene es de alerta, para ser escuchados y que nuestras
reivindicaciones sean concretadas.

 

El programa de la nueva administración tiene partes
estratégicas, cambios estructurales, con una reforma educativa y tributaria,
pero debe ser cumplido. Y por lo tanto, el programa va a requerir que la
sociedad civil y los trabajadores públicos reclamemos y exijamos derechos como
la estabilidad en el empleo, una previsión justa, donde nosotros pensamos que
una AFP no es la solución al tema previsional. Por ello, el llamado es que los
trabajadores estemos alertas y que busquemos soluciones, pero que si no los encontramos,
estemos dispuestos a dar una dura y fuerte lucha. Para que aquellas demandas
que se lucharon en las calles sean cumplidas.

 

¿Es el Estado ahora más débil, después del Gobierno de
Piñera? ¿Están más vulnerable los trabajadores públicos tras este Gobierno? ¿O
la situación actual de los trabajadores tiene que ver con procesos pasados más
largos?

 

El Estado de ahora no es el mismo que existió entre los años
cuarentas y setentas. Hoy el Estado ha entregado funciones que eran propias de
los privados, porque se ha ido imponiendo la tesis de que el privado es más
eficiente, lo que yo creo que no es cierto. Creo que el Estado claramente ahora
no tiene la sensibilidad para poder desplegar su potencial a los sectores más
desposeídos o la clase media. Por lo tanto, los cargos públicos deben ser
ejercidos por personas que crean en el Estado, para equilibrar la disparidad de
la cancha en temas políticos, sociales, económicos y culturales. Porque el
problema en Chile no es que no haya riqueza, que la hay, sino que tiene una de
las peores distribuciones de riqueza del mundo, y por lo tanto se requiere
mejorar las políticas sociales a través del Estado. Porque el mercado es cruel,
su prioridad es obtener más utilidades y no hacer desaparecer las grandes
desigualdades del país. El Estado puede garantizar derechos, producir igualdad
de oportunidad, ser más inclusivo y defender los derechos de la ciudadanía.

 

¿Cuáles son las metas de la ANEF para este 2014?

 

Lo importante es la relación que la ANEF tendrá con el Gobierno.
Nuestra contraparte es el Gobierno, que administra el Estado. Y nosotros vamos
a tener que poner temas de discusión con nuestra contraparte, buscar soluciones
a los problemas de los trabajadores públicos y también para que los
trabajadores públicos podamos aportar a la ciudadanía. Los funcionarios
públicos son quienes más conocen el Estado, pueden apoyar mejoramientos en el
sector público, porque conocemos los problemas que existen y las necesidades de
la población. Por eso, aspiramos tener un diálogo fructífero, esperamos que
éste sea un Gobierno mucho más dialogante que el anterior. También esperamos
que se nos escuche, para dar solución a las situaciones de inestabilidad
laboral, carrera funcionaria, pensiones dignas a los trabajadores que han dado
su vida al servicio público, recuperar o dar una reparación a los que fueron
injustamente despedidos en la administración de Piñera y que nuestras
remuneraciones sean dignas.

 

En resumen, se trata de que en el Estado exista trabajo
decente, lo que significa que haya estabilidad en el empleo, remuneración digna
y pensión digna y donde se respeten los convenios de la OIT, que son el de la
negociación colectiva y el derecho a la huelga. 

 

¿Y la ANEF,
se va a sumar a los movimientos sociales y las demandas sociales que surjan
este año? ¿Cuál será la postura que tendrá el gremio?

 

El principal aliado de la ANEF son sus trabajadores, nuestros pares, los
funcionarios del sector privado y nuestros hermanos del sector privado. Por lo
tanto, nuestra primera alianza es con los trabajadores, pero también con los
movimientos sociales, de la educación, por ejemplo, quienes han luchado por una
educación pública de calidad y sin lucro. Nuestros hijos van principalmente a
escuelas municipales, que reproduce la inequidad del país. También la salud
pública de calidad o la previsión, pensiones que permitan vivir dignamente la
última etapa de la vida.

 

Por ello, las luchas de nuestros hermanos, de la diversidad
sexual, pueblos originarios, las mujeres, los jóvenes, son también nuestras
luchas. Y para ser escuchados es necesario que nos articulemos, nos conozcamos,
nos apoyemos y estemos juntos en estas luchas, para que también la clase
política entienda que el dialogo no debe estar entre cuatro poderes, entre los
que tienen el poder.

 

Ahora la ciudadanía está activa, a través de redes sociales,
internet, los medios de comunicación, donde las noticias se conocen de manera
instantánea, por eso los procesos sociales son más rápidos. Y yo creo que eso
no lo ha asimilado bien la clase política. Y esperamos que también los
dirigentes sindicales podamos asumirlo, porque es necesario que el movimiento
sindical se renueve, se modernice y sea más proactivo, más autónomo y que los
valores que lo fundaron, con líderes como Recabarren, Clotario Blest y Tucapel
Jiménez, sean reproducidos y se mantengan a lo largo del tiempo.

 

Prensa ANEF

Link
directo: http://anef.universoweb.cl/contenido/noticia.php?varbajada=6110

21 Vistas