07/08/2012

“No nos perdonan que después de 50 años de Revolución sigamos de pie”

 

-Para todos los trabajadores estatales y de la administración pública, este Congreso de la CLATE  tiene gran significancia, ya que nos alienta para lograr la unidad, y eso nos haría más fuertes. Ello nos facilitaría mucho en las luchas locales que se emprendan.

 

Tenemos que entender que las luchas son atípicas en los distintos países que componen este Congreso, pero hay temas comunes que abarcan a la mayoría, como son las privatizaciones. Obviamente en Cuba no tenemos ese problema, pero de todos modos no seremos nosotros los que vendamos recetas. Cada país debe buscar sus formas para seguir avanzando en la resolución de los temas que deban enfrentar.

Como es la lucha reivindicativa en Cuba

 

-En Cuba no luchamos contra un gobierno o una privatización, sino que lo hacemos para fortalecer la economía cubana. Estamos resistiendo un bloqueo tremendo que repercute en todas nuestras actividades. Cito un caso muy elocunte: el bloqueo no nos permite comprar piezas de repuesto para nuestros transportes (la mayoría de esas unidades provienen del área capitalista). Esto, entonces, repercute en la calidad del servicio que hoy prestan nuestros estatales.

 

La mujer en la Administración Pública

 

-En Cuba, la mujer es mayoritaria en la administración pública. Está presente en la actividad bancaria, en la judicial, en la económica y en los organismos centrales del Estado. A nivel de nuestro gremio, se reparten los cargos, mitad para las mujeres y mitad para los hombres.

 

Claro que la mujer tiene reservas, ya que debe cuidad a sus hijos, atender los problemas del hogar, ir al trabajo, y en el caso nuestro, además militar en el sindicato o en el partido. Las mujeres somos hábiles, pacientes, peleamos más, buscamos la vía de la solución para los conflictos. Esa es nuestra característica.

 

La problemática salarial

-Hoy, el nivel del salario es el principal problema que afrontamos en Cuba. La crisis mundial impacta en nuestra Isla y por ende afecta nuestros salarios. Por eso estamos empeñados en concientizar a los trabajadores, ya que en la medida que tengamos más trabajo y productividad vamos a mejorar el salario, gracias a nuestro propio esfuerzo.

Nuestra Revolución

 

-Si hay que no se nos perdona, es el hecho de que después de 50 años de Revolución, los cubanos y cubanas seguimos en pie, resistiendo y avanzando. En el caso de los trabajadores estatales, nuestra lucha ha sido antes y durante la Revolución , en función de las mejoras de los trabajadores y del pueblo. Además nos hemos acostumbrado a repartir las desgracias y a priorizar la solidaridad, partiendo del concepto de que ésta última no pasa por dar lo que nos sobra, sino en compartir lo que se tiene. Nosotros no tenemos nada pero nos sobra solidaridad para ir repartiendo por el mundo. Y  lo decimos a nivel de la educación o la salud, temas en los que estamos fuertes y que lamentablemente otros países de la región no tienen tan resuelto.

 

La Revolución cubana es producto de las luchas obreras. A nosotros, nos toca ahora preservar esas conquistas que hemos logrado con el socialismo y bajo el acompañamiento de la dirección histórica de nuestra Revolución.

Un Congreso para la unidad y reconocer diferencias

 

-Este Congreso de la CLATE servirá para que otros países conozcan cada realidad. Nosotros siempre decimos que es muy bueno que visiten Cuba, para que vean como la propaganda enemiga miente sobre lo que somos y hacemos. Es cierto que tenemos muchas dificultades, pero la realidad cubana no es lo que se cuenta. Reitero: la unidad se nutre de conocer las diferencias. A todo eso vinimos a este Congreso.

20 Vistas