16/06/2015

Narciso Castillo: “Paraguay es uno de los países que más ratifica los convenios pero el que menos cumple”

En su informe ante el Comité Ejecutivo de la Confederación
Latinoamericana
y del Caribe de Trabajadores Estatales, el secretario
general adjunto de la
Unión Nacional
de Trabajadores del Estado – Sindicato
Nacional (UNTE-SN) de Paraguay, Narciso Castillo, confirmó que su entidad
adherirá a la
Jornada Continental
de Protesta promovida por la CLATE, a pesar de la
persecución sindical promovida por el gobierno paraguayo.

 

“Haremos lo posible para hacer alguna acción”, afirmó. “Para
nosotros es fundamental una movilización continental, desde la iniciativa de
CLATE, para que los trabajadores del sector público podamos confrontar y seguir
haciendo historia en Latinoamérica, para seguir consiguiendo nuestros derechos,
porque hasta hoy muchos países de América Latina no han firmado estos convenios
[de OIT], fundamentales para que se desarrolle el país y se desarrollen los
trabajadores”, señaló.

 

En el caso de Paraguay, el dirigente estatal explicó que el
Convenio 151, pese a haber sido ratificado, ha sido “muy poco aplicado” por los
gobiernos de su país. Informó que sólo después de la caída de la dictadura de
Alfredo Stroessner en 1989, los trabajadores del sector público pudieron
sindicalizarse. “A partir de la nueva Constitución del 92 podemos hacer huelga,
podemos organizarnos y tener derecho a la negociación colectiva”. Sin embargo,
aseguró que en la práctica esos derechos no son respetados. “El Paraguay es uno
de los países que más ratifica los convenios pero el que menos cumple”,
expresó.

 

Castillo informó que “el Paraguay tiene la mayor cantidad de
funcionarios precarizados, sin seguridad social”, sobre todo en el sector de la
salud. “Una institución del Estado como la Secretaria de Acción
Social, por ejemplo, tiene 1100 funcionarios, y solamente 50 tienen acceso a la
jubilación”, observó.

 

El dirigente denunció también la persecución que sufren los
dirigentes sindicales y clasificó al presidente Horacio Cartes como un
“presidente antisindical”, que lleva adelante una “feroz campaña” contra el
movimiento de los trabajadores. “Con el anterior gobierno logramos crear el
Ministerio de Trabajo, que no existía, pero lastimosamente este Ministerio de
Trabajo es el que más persigue al movimiento sindical”, expresó.

 

En ese sentido, hizo referencia a la ley de militarización,
aprobada durante la gestión del actual gobierno, que le otorga al mandatario
poderes extraordinarios para desplegar las fuerzas armadas en todo el
territorio nacional. “No es nada fácil nuestra situación porque si nosotros
salimos a la calle, el presidente de la República puede militarizar Asunción”.

 

Asimismo, comentó que distintos sectores sociales,
campesinos, sindicales y progresistas se han movilizado para rechazar la Ley de Alianza Público
Privada, también aprobada en el 2013, que le otorga al poder ejecutivo el poder
absoluto para privatizar empresas estatales y de servicios públicos sin
necesidad de pasar por el Congreso Nacional. “Una ley totalmente
inconstitucional”, aseveró Castillo.

 

“Con este gobierno hemos sufrido un retroceso enorme desde
el punto de vista de las grandes conquistas laborales que ha logrado el
movimiento sindical en Paraguay”, concluyó el dirigente. 

23 Vistas