21/03/2013

“La unidad de los trabajadores latinoamericanos es imprescindible y eso lo estamos logrando en la CLATE”

 
 
-¿Cuáles son sus expectativas frene a la próxima reunión del Ejecutivo de la CLATE en Cuba?
 
-La reunión que vamos a realizar en Cuba, aparte de tratar los temas importantes de los estatales del continente, también nos produce la satisfacción de la integración con los trabajadores de un país que ha dado una lucha fuerte por la democracia y la independencia.  Las expectativas que tenemos se vuelcan también en el hecho de poder conocer la realidad de los trabajadores cubanos.
 
-¿Desde el último Congreso de CLATE hasta el presente, cuáles son los aspectos en que más se ha avanzado en cuanto a la integración de los trabajadores estatales del continente?
 
-Lo más importante es la integración. Nuestro fundador de la ANEF, Clotario Blest, siempre insistía en que la unidad de los trabajadores era imprescindible. Por eso es necesario que se abran instancias donde podamos discutir nuestros problemas para tener aún más fuerza. Y cuando hablo de fuerza, señalo que más importante que existan muchas organizaciones con sus respectivos trabajadores, es que estemos apuntando en una dirección. Cuando tengamos objetivos comunes, vamos a poder constituirnos realmente en una fuerza. De allí, que lo que estamos haciendo en CLATE, la reunión trabajadores de distintos países para intercambiar informaciones sobre lo que nos está ocurriendo, nos da la posibilidad de seguir avanzando con coherencia.
 
-¿En qué momento está ANEF en cuanto a las relaciones con el gobierno de Piñera, sobre todo teniendo en cuenta los últimos conflictos vinculados a lo salarial y al acoso judicial contra algunos de sus dirigentes?
 
-Nosotros somos una organización que ya tiene 70 años , con una intensa trayectoria en las luchas de los trabajadores chilenos, tanto que nuestro referente histórico Clotario Blest fue fundador también de la Central de Trabajadores. Por lo tanto, para nosotros ha sido un importante golpe tener un gobierno de empresarios, volcado a la derecha, que tiene otra concepción del Estado, que no conoce la problemática de la administración pública, que desconfía de los trabajadores. Esto se vio reflejado en que cuando este gobierno comenzó a actuar provocó despidos de muchos trabajadores, y nos obligó a una inmediata respuesta, que hemos ido en estos tres años, conteniendo el derecho al trabajo, más que avanzando.
Hemos obtenido algunas mejoras, pero nuestra principal lucha ha sido defender el derecho a trabajar. En Chile, el empleo es temporal y precario en muchas ocasiones, y esto ha permitido que hayan sido despedidos hasta la fecha, cerca de 11 mil trabajadores. De allí que nuestra lucha principal haya sido revertir esta situación, y hemos logrado algunos éxitos parciales, tratando de detener esta ofensiva contra nuestros puestos de trabajo.
 
-Esto puede cambiar en función de las próximas elecciones presidenciales?
 
-Esperamos que sí, que haya un cambio profundo en nuestro país, pero también, frente a las nuevas candidaturas presidenciales vamos a exponer nuestros objetivos de trabajadores, la estabilidad, los derechos sindicales, a la negociación colectiva, a la huelga,  las carreras del funcionariado, que se sancionen las prácticas anti sindicales, exigir una reforma previsional.
En nuestro país la previsión es muy sesgada. Usted se jubila con lo que tiene, y además esa jubilación persigue fines de lucro, es administrada por privados y no es tripartita. Por lo tanto hace falta una reforma a fondo.
 
 
 
 
 
 
 

20 Vistas