12/04/2013

“El nuevo gobierno mexicano adoptó una contrarreforma laboral que atenta contra los trabajadores”

En el marco de la 2ª Conferencia Internacional organizada por la CTA, conversamos con José Olvera, representante del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de México (STUNAM).


¿Cuál es la situación de los trabajadores del sector público en México?

En México se está viviendo una nueva etapa política, porque el Partido Revolucionario Institucional (PRI) retoma nuevamente el poder. El PRI mantuvo el poder durante 70 años, luego vino el Partido Acción Nacional (PAN), que estuvo 12 años en el poder, y hoy el PRI recupera el poder. Pero están recuperando también las viejas prácticas del régimen político presidencialista y autoritario. Asistimos a una restauración del presidencialismo que viene a minar la vida democrática de nuestro país porque el presidente de turno es el que determina la conducción política del país y rompe el equilibrio entre el poder legislativo y el poder judicial. Esta restauración autoritaria viene acompañada de la continuidad de reformas de carácter estructural, reformas con orientación neoliberal que atentan contra los trabajadores. No sólo contra los trabajadores del sector público, sino también contra los trabajadores del sector privado.

 

Este nuevo gobierno aprobó, en complicidad con la derecha, una contrarreforma laboral que atenta fundamentalmente contra los derechos de los trabajadores e impide la libertad y la democracia sindical. El problema principal que enfrentan los trabajadores en México es que existe un régimen sindical corporativo vertical, que el gobierno actual está revitalizando. Es una simulación sindical basada en los contratos colectivos de protección patronal, que están al servicio de los patrones, en connivencia con el régimen político, y son una expresión del control político del gobierno sobre los trabajadores.

 

La disminución de derechos y la fuerte presencia del sindicalismo corporativo son los problemas que estamos enfrentando ahora en México. Estamos luchando para poder democratizar y ejercer la libertad sindical de los trabajadores, tanto del sector público como del sector privado. También acaban de aprobar una reforma educativa, que atenta contra la permanencia de los docentes de primaria y secundaria, fundamentalmente del sector público. Pretenden imponer una evaluación. A partir de esa evaluación, realizada por organismos externos, se determinará si permanecen en su trabajo de profesores. Hay una disminución de los derechos del sector magisterial.

 

¿Cuál es la respuesta de los trabajadores a esta situación?

Nosotros venimos impulsando una estrategia que consiste en una amplia política de alianzas con sectores campesinos, sectores de la sociedad civil y en noviembre del año pasado fundamos el Frente Amplio Social, cuyo objetivo es la construcción de una fuerza social que sea capaz de detener las contrarreformas de carácter neoliberal, porque la fuerza del sindicalismo no alcanza para frenarlas. Esa es una de las estrategias que venimos desarrollando. La otra es la lucha por la libertad y la democracia sindical. Y estamos luchando también en un programa de recuperación del poder adquisitivo de los salarios.

 

¿Cuál es la importancia de la 2ª Conferencia Internacional organizada por la CTA?

Es una nueva forma de construir el internacionalismo de los trabajadores. Es una nueva forma, porque antes nosotros decíamos “solidaridad con México”, “solidaridad con Argentina”, “solidaridad con el sindicato de los docentes de la Universidad de Buenos Aires”. Hoy tenemos que construir solidaridad en las luchas. Es un cambio significativo, un cambio en la conceptualización. El segundo aspecto es que acá podemos intercambiar experiencias, puntos de vista y fundamentalmente construir un pensamiento estratégico de forma colectiva. Ese es el gran aporte de nuestros compañeros de la CTA y de otros sindicatos que están promoviendo estas conferencias sindicales.

24 Vistas