10/10/2013

Trabajo: El gran ausente

Trabajo que presenta una tremenda asimetría respecto al capital, la cual es una de las principales causas de la enorme desigualdad económica social y política en el país, que se expresa en grandes diferencias y bajas remuneraciones, empleos precarios, abusos laborales, atomización y persecución sindical, baja cobertura de negociación colectiva solo a nivel de empresas y contratación de rompehuelgas; vulneraciones todas que afectan los Derechos Humanos de los trabajadores(as).

Es imperativo entonces para avanzar en equidad e igualdad, reposicionar el Trabajo como eje central en la estrategia de desarrollo a través de políticas que implementen en el sector público y privado la institucionalización del Trabajo Decente, que la OIT define significa como; un trabajo estable con un ingreso digno, con desarrollo y protección social (en salud y previsión) y en donde se respeten los derechos fundamentales (negociación colectiva y huelga).

La ANEF lo ha dicho claramente, Trabajo Decente, que en el Sector Público significa:

-Regularizar los Honorarios y las Contratas por empleos permanentes y de Planta.

-Nuevo Sistema de Remuneraciones que corrija las brechas de desigualdad a través de Reajustes por sobre el IPC y el PIB -Derecho a la Negociación Colectiva y a la Huelga.

-Cambio del Sistema de AFP por un Sistema solidario y de reparto, administrado por el Estado que asegure Pensiones cercanas a la Remuneraciones en actividad.

1.- Sin embargo, no se observa que el trabajo sea una preocupación y un eje prioritario en las agendas y programas presidenciales; gran error estratégico porque los trabajadores(as) además de ser esenciales para el desarrollo del país, somos el mayor número de votantes efectivos en los procesos electorales. Los dirigentes sindicales lo hemos dicho, no firmaremos cheques en blanco y menos a quienes no consideren debidamente los derechos y principios de los trabajadores(as).

Ellos(as) deben saber que las organizaciones sociales y sindicales hemos aprendido a movilizarnos por nuestros derechos; el país no es el mismo de hace cuatro años, seremos protagonistas, antes y después del 17 de noviembre próximo para que las demandas del mundo del trabajo sean incluidas con la importancia que se requiere para lograr la igualdad y la Justicia Social que una autentica democracia requiere.

17 Vistas