17/03/2014

El destino incierto del Paraguay

La inseguridad, la violencia sistemática y la incertidumbre
definen  la lógica del mundo de hoy.  La crisis global lo hace parte vital de
nuestro quehacer diario.

 

Y la pugnacidad en la lucha por el PODER, marca los pasos en
el caminar de nuestra sociedad.

 

La masacre de los campesinos, – MARINA CUE – CURUGUATY están
frescos y sin definir nada en la Administración de la Justicia – la utilización
de un EPP fantasma, la modernización de la represión sistemática, el despido de
los trabajadores del sector público, la política antisindical del gobierno y
los procedimientos de signo FASCISTOIDE, nos hablan claramente de que tipo de
POLITICA PUBLICA se esta aplicando.

 

La batalla decisiva es por las opciones que definirán la
suerte futura de nuestro país.

 

Y las alternativas son pocas, por no decir son dos:

 

a) Jugarnos
enteramente por un modelo de desarrollo sustentable de dimensión humanista,
centrado en una visión de crecimiento económico con equidad social, con
participación y acceso de la población a los BIENES Y SERVICIOS que produce la
sociedad, estableciendo una relación no conflictiva entre los principales
factores de la producción como son el TRABAJO, el CAPITAL, la PROPIEDAD DE LA TIERRA, el uso de la TECNOLOGIA y toda la GESTION SOCIAL.

 

Este modelo significará el mayor esfuerzo para sincronizar y
armonizar la LIBERTAD
con la JUSTICIA SOCIAL,
como camino para reinventar la
DEMOCRACIA
, que debe superar la tradición de la democracia
representativa, y avanzar hacia una democracia 
de participación  protagónica,
convirtiendo al pueblo como sujeto de la misma.

 

Esta visión supone democratizar las estructuras económicas,
sociales, políticas y culturales de la sociedad, en especial los medios de
comunicación social, que hoy tienen carácter monopólico –oligopólico.

 

b) El otro
camino es optar por conservar las actuales estructuras, donde predomina
totalmente el poder hegemónico del sector económico-financiero y medios de
comunicación ya mencionados, que apuestan al 
crecimiento económico basado en la EXCLUSION SOCIAL
y el DESCARTE como afirma el Papa Francisco, con el agravante de que se basa en
la explotación del trabajo humano, con derivaciones conflictivas entre los
diferentes factores de producción, ya que el CAPITAL somete al TRABAJO,
circunstancia que permite que se agudice la acumulación y concentración de la
riqueza en pocas manos.

 

Los estudios nos
indican que 167 poderosas familias – empresas, controlan la riqueza y el poder
en la sociedad paraguaya, y 2.5% de propietarios controlan el 85% de la
propiedad de la tierra. Y casi el 50% de la población en estado de POBREZA
CRITICA.

 

Esta situación
escandalosa nos muestra con claridad que en nuestro país no EXISTE UNA
VERDADERA DEMOCRACIA, SINO UNA PANTOMIMA, UN REMEDO GROSERO, UNA NEGACION DE LA PARTICIPACIÓN DEL
PUEBLO.

 

Este segundo camino es el escogido por el nuevo Presidente
de la República,
con un supuesto y mentiroso CAMBIO DE RUMBO, que lo primero que hace, es borrar
la esencia REPUBLICANA DEL PODER, para convertirlo totalmente en un PODER EN
MANOS DE LOS EMPRESARIOS AVIDOS DE MAS Y MAS GANANCIAS.

 

ES LA
ESENCIA DE
LA ALIANZA PUBLICA – PRIVADA, que significa simple y
llanamente el traspaso de los ACTIVOS PUBLICOS al sector privado, es decir, que
el ESTADO ESTA RENUNCIANDO A LA GESTION PUBLICA, A TRAZAR POLITICAS PUBLICAS,
entregando esa facultad a los empresarios privados NACIONALES Y
TRANSNACIONALES.

 

La gran presencia de los INVERSIONISTAS INTERNACIONALES
significará una nueva etapa en la DEPREDACION DE NUESTROS RECURSOS NATURALES, UNA
MAYOR EXPLOTACION DEL TRABAJO HUMANO  UNA
MAYOR CONCENTRACION DE LA
RIQUEZA Y
EL PODER, Y UNA ACELERADA DEUDA PUBLICA QUE PAGARAN
LAS NUEVAS GENERACIONES.

 

Es desde luego el CAMINO Y EL PAIS QUE NO QUEREMOS.

 

Y es evidente que el PUEBLO PARAGUAYO SE ESTA DESPERTANDO, y
esta anhelando encontrar la oportunidad para recorrer el primer camino, es
decir, la opción de construir LA
VIA DEL
DESARROLLO HUMANO CON CRECIMIENTO Y EQUIDAD SOCIAL.

 

Recordamos lo que acaba de afirmar el Papa Francisco:

 

            *NO A UNA
ECONOMIA DE EXCLUSION SOCIAL

            *NO A LA INEQUIDAD SOCIAL.-

13 Vistas