08/08/2015

URUGUAY: Presidente del PIT-CNT: “No hacemos paro por gimnasia o para entrenar el músculo”

Agosto 6, 2015

La central sindical de trabajadores PIT-CNT realizó este jueves una conferencia de prensa en la que argumentó una vez más los motivos que llevaron a la concreción de un paro general, luego de siete años sin tomar una medida de este tipo. “Este fue el paro más potente” y el de “mayor acatamiento democrático”, expresó el presidente de la central obrera, Fernando Pereira.

“No hacemos paro por gimnasia, para entrenar el músculo”, comenzó diciendo ante el auditorio el presidente. “¿Cómo no se va a apoyar el querer achicar la brecha entre ricos y pobres en Uruguay?”, se preguntó y argumentó que la intención del movimiento no es “romper el bloque social de los cambios ni torcer el brazo a nadie”, sino que es un movimiento ideológico de clases que tiene como objetivo una sociedad sin “explotados y explotadores” y cuya batalla está en lograr que los cambios se profundicen.

En esa línea, defendió la necesidad de aprobar una ley que determine mayores impuestos a viviendas vacías para así disminuir el precio de los alquileres; y una ley de insolvencia patronal, que obligue al empresario depositar parte de sus ganancias para poder pagar luego sueldos en situaciones de dificultad económica.

“No hacemos paro por gimnasia, para entrenar el músculo”, dijo Pereira

El dirigente dijo que se el PIT-CNT precisa una “señal clara” por parte del gobierno en cuanto a políticas salariales y que por esa razón espera que el viernes en la reunión del Consejo Superior Tripartito el gobierno muestre plantee pautas que garanticen “negociar con el 100% del IPC y crecimiento salarial”. “No vamos a firmar ningún convenio colectivo que no garantice el salario de los trabajadores”, advirtió.

De todos modos, el secretario general de la central, Marcelo Abdala, advirtió que los mensajes emitidos por la administración por el momento son de “carácter negativo en tiempos peculiarmente complejos”.

“No vamos a firmar ningún convenio colectivo que no garantice el salario de los trabajadores”, dijo Pereira.

Con respecto a las primeras señales emitidas por el gobierno, Abdala puso como ejemplo el discurso “excesivamente hiperprudente”, la decisión de suspender las obras del proyecto ANTEL Arena o la “congelación del salario real de los trabajadores en el instante que se aplica el correctivo en el IPC”.

Interpretó estas decisiones como “peligrosas” puesto que pueden convertirse en “profecías autocumplidas”. Luego hizo referencia a un cambio en el tono de esas señales, con los anuncios de inversiones y el discurso de que “el país no está en crisis”.

“Esos cambios no hubieran ocurrido si no hubiera sido por la lucha del movimiento sindical. La sociedad se pronunció de forma amplísima ante un gobierno de izquierda que ya no gestiona expansión y crecimiento. El planteo ahora debe ser poner en línea planteos del ejecutivo con estas otras señales que acaban de desarrollar”, manifestó.

10 Vistas