Unión Ferroviaria denuncia persecución sindical contra sus dirigentes

Uruguay

19/09/2018

Unión Ferroviaria denuncia persecución sindical contra sus dirigentes

La Unión Ferroviaria (UF), organización integrante de CLATE, se moviliza este miércoles en apoyo a sus dirigentes Mariano Pouso y Ramiro Arvelo, quienes fueron citados a declarar ante la Justicia. “Es un intento de judicializar nuestra lucha contra las privatizaciones”, denunció el presidente del gremio, Carlos Aramendi.

Prensa CLATE

Este miércoles 19 de septiembre el secretario general de la Unión Ferroviaria, Mariano Pouso, y el secretario de Prensa y Propaganda del gremio, Ramiro Arvelo, fueron citados a declarar ante el Juzgado Penal de la calle Uruguay 907, en Montevideo, por una denuncia presentada hace casi dos años.

“Hoy nos movilizamos frente al juzgado en apoyo a nuestros compañeros, porque entendemos que es una situación totalmente injusta”, informó el presidente de la UF, Carlos Aramendi, en diálogo con el equipo de prensa de CLATE.

El dirigente explicó que la denuncia había sido presentada por otro sindicato de trabajadores ferroviarios, con el apoyo de la patronal, en el marco de una lucha contra la pérdida en el nivel de ingresos del sector de la conducción, como consecuencia de la privatización.

“La realidad que estamos viviendo los ferroviarios hoy es muy compleja, porque el gobierno está intentando llevar adelante una privatización de los ferrocarriles. Eso ha llevado a los directivos de la empresa pública, la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE), a alentar la formación de sindicatos que responden directamente a la patronal y que no están afiliados al PIT-CNT”, denunció.

“Hoy intentan judicializar nuestra lucha, en vez de buscar soluciones a nuestras diferencias por la vía del diálogo”, señaló el dirigente, quien además es secretario alterno de Integración de la CLATE.

“Lamentamos que los actores políticos que están llevando adelante la AFE alienten estos conflictos para llevar a la justicia situaciones que son normales en la lucha de clases”, añadió.

“Nos llama la atención que los llamen a declarar ahora, cuando estamos en medio de un fuerte enfrentamiento con el Poder Ejecutivo y con el Ministerio de Transporte, por la instalación de una nueva planta de celulosa de UPM en Uruguay, que llevaría a la privatización de un tramo de vías de 300 km entre la ciudad de Paso de los Toros y el puerto de Montevideo”, destacó Aramendi.

“Es una privatización de la infraestructura y de todo el transporte de carga. La obra tendrá un costo diario de 496 mil dólares por día y, en definitiva, la vamos a pagar todos los uruguayos porque se trata de una Asociación Público Privada (APP)”, agregó.

 

24 Vistas