Trabajadores penitenciarios colombianos denuncian asesinato de sus líderes

Colombia

21/11/2017

Trabajadores penitenciarios colombianos denuncian asesinato de sus líderes

Este domingo 19 de octubre, el guardia penitenciario y dirigente de la Unión de Trabajadores Penitenciarios (UTP) de Colombia, Édgar Serrano Claro, fue asesinado en su domicilio en la ciudad de Ocaña, en el departamento de Norte de Santander. El pasado martes, otro trabajador penitenciario y miembro del sindicato, José Luis López, fue asesinado en el Valle del Cauca. A través de un comunicado, el gremio de penitenciarios convocó a sus bases a movilizarse este martes y miércoles para denunciar “el exterminio progresivo” que sufren sus líderes sindicales.


Prensa CLATE

Edgar Serrano, de 38 años de edad, se desempeñaba como inspector del Cuerpo de Custodia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (INPEC) desde hace 17 años y actualmente cursaba Derecho en la Universidad Francisco de Paula Santander. El asesinato ocurrió al mediodía de este domingo, cuando un hombre y una mujer que se movilizaban en una motocicleta ingresaron a su vivienda y le dispararon.

Serrano era dirigente de la Unión de Trabajadores Penitenciarios (UTP), gremio afiliado a la Unión Nacional de Trabajadores del Estado y los Servicios Públicos de Colombia (UTRADEC), presidida por Percy Oyola Paloma, quien además es vicepresidente 3º de CLATE.

Se trata del segundo trabajador penitenciario asesinado en menos de una semana. El pasado martes 14 de noviembre, otro funcionario del INPEC y líder de UTP, José Luis López Vela, fue asesinado cuando salía de la Cárcel Municipal de Jamundí, lugar donde prestaba sus servicios, en el Valle del Cauca. “Era un activo dirigente sindical consagrado a mejorar las condiciones laborales de sus compañeros”, así lo recordó la UTP en su comunicado.

“Con dolor hoy escribimos estas letras para llamar a las bases a realizar una jornada de protesta los días martes 22 y miércoles 23 de noviembre, en todas las seccionales de nuestra UTP a nivel nacional, así como en el edificio del INPEC en Bogotá, para que la opinión pública se entere de nuestro exterminio progresivo, porque no queremos más actos de delincuentes  silenciando nuestros líderes sindicales”, expresa el gremio.

“Con mucha indignación y dolor solicitaremos al Gobierno nacional y a la dirección general del INPEC se tomen medidas para proteger la vida de la dirigencia sindical y de todos los trabajadores de nuestra institución”, reza el comunicado. Y añade: “Estamos cansados de ver cómo los estridentes estallidos de las armas de los cobardes quieren silenciar nuestra actividad sindical sin acciones concretas por parte del Estado”.

Por último, la UTP condena “el silencio cómplice de la administración y el gobierno nacional y reclama justicia y verdad que esclarezcan los dolorosos hechos acontecidos”.

“Nos quieren silenciar a punta de balas” 

El vicepresidente de la UTP, Christian López, explicó que en los últimos 3 años los trabajadores penitenciarios han realizado denuncias de corrupción dentro del sistema carcelario, sin haber obtenido ninguna respuesta por parte del gobierno. “Es una asociación delincuencial que sigue lastimando el sistema carcelario y que silencia a punta de balas a los dirigentes sindicales de la UTP que vienen denunciando públicamente la corrupción al interior de las cárceles de Colombia”, informó el dirigente.

López recordó que, en los últimos 3 años, 19 dirigentes sindicales y activistas han sido asesinados en Colombia y exhortó a las autoridades a brindar las garantías necesarias para que los dirigentes de la UTP puedan desempeñar sus funciones y ejercer su actividad sindical.

Solidaridad desde Uruguay

 

Por su parte, la Organización de Funcionarios Civiles Penitenciarios (O.Fu.Ci.Pe.) de Uruguay, afiliada a la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), también integrante de CLATE, manifestó su preocupación por la situación de sus pares colombianos y exigió que se tomen las medidas necesarias para frenar el asesinato de dirigentes sindicales en ese país.

 

“Afirmamos que es responsabilidad del Estado velar por la seguridad de sus ciudadanos y más aún de los trabajadores penitenciarios, que por su función se encuentran expuestos a situaciones límites, los mismos deben gozar de una adecuada protección”, reza el comunicado del gremio uruguayo.

“A la vez que rechazamos la vileza de los actos, nos unimos como forma de proteger y respaldar a los compañeros de la UTP, en defensa de los derechos fundamentales. Nuestra convicción democrática y solidaria se expresará en múltiples direcciones: emprender acciones de denuncia ante las autoridades competentes, instalar en ellas esquemas integrales de protección, y llevar a cabo todas las acciones institucionales que se requieran para evitar esos ataques tan avasallantes”, agrega la nota, que lleva la firma de Juan Nolasco Quevedo y Jonatan Perdomo Curbelo, presidente y secretario general de O.Fu.Ci.Pe, respectivamente.

Para leer el comunicado completo de O.Fu.Ci.Pe, haga click aquí.

19 Vistas