27/03/2017

Trabajadores latinoamericanos rechazan intromisión de la OEA

En el día de hoy, los representantes diplomáticos del Gobierno
venezolano solicitaron la suspensión de la sesión extraordinaria al considerar
que vulnera las normas del organismo regional. Por medio de un comunicado
emitido por la Cancillería venezolana, se aseguró que “hay en curso un
acoso contra la República Bolivariana dirigido por Estados Unidos” de la
mano del secretario general de la OEA, Luis Almagro, “y un grupo de países
que han conformado una facción minoritaria”.

 

Cabe recordar también que son 14 países integrantes del organismo
internacional los que firmaron una declaración conjunta para pedir un
calendario electoral y la liberación de “presos políticos” al
Gobierno venezolano. De todas maneras, estas naciones aún no han decidido si
someterán a votación la declaración conjunta que publicaron o si propondrán
votar sobre dar comienzo de la aplicación de la Carta Democrática, como ha
pedido el propio Almagro.

 

Para que se inicie la aplicación de la Carta Democrática Interamericana,
como pide el secretario general de la OEA, Luis Almagro, al menos 18 países
deberían votar a favor de declarar que en Venezuela “hay una alteración
del orden constitucional” que afecta “gravemente su orden
democrático”, algo en lo que no coinciden las 18 naciones que han
convocado la sesión del martes.

 

“Una posición injerencista”

 

En ese marco, el titular de la Federación Nacional de Trabajadores del
Sector Público (FENTRASEP), Franklin Rondón, informó que están “recibiendo el
apoyo y la solidaridad de muchas organizaciones del continente. Lo que
demuestra la madurez política que ha alcanzado el movimiento de trabajadores
estatales en América Latina y el Caribe”.

 

Con respecto a la convocatoria de la OEA, el dirigente de los estatales
venezolanos fue tajante: “Estos son nuestros verdaderos enemigos y ahora podemos
ver cómo operan las organizaciones internacionales que están influenciadas claramente
por el imperialismo y terminan haciéndole el juego al gran capital globalizado
del mundo”.

 

“Ellos quieren generar una situación de crisis dentro de nuestro país y
demuestran su postura injerencista. Porque el señor Luis Almagro no pueden
determinar cuando los venezolanos tenemos elecciones o si convocamos a una
consulta popular. Somos un país soberano y creemos firmemente en la autodeterminación
de nuestro pueblo bolivariano y chavista”, concluyó el dirigente.

Solidaridad internacional

 

Mientras llegan a Venezuela los apoyos y saludos de distintas organizaciones
de trabajadores de todo el continente y de diversas regiones del mundo, el
Secretario General de la CLATE y dirigente de la COFE del Uruguay, Luis Bazzano
explicó que la central obrera de su país ya emitió un comunicado en el que se
declaró “profundamente preocupada” respecto al avance de la OEA e
indicó que “hoy más que nunca tenemos que acompañar a nuestros compañeros
venezolanos”.

 

“Mientras exista democracia, ningún gobierno de otro país puede
interferir en sus asuntos internos y, menos aún, exigir un calendario electoral
cuando el mismo está previsto en la Constitución de cada país”, afirma el
comunicado del PIT-CNT. Y agrega: “Lamentamos mucho que la Cancillería
uruguaya -una vez más- se deje llevar por trascendidos, e incluso no tenga en
cuenta las numerosas muestras de solidaridad que ha tenido el pueblo venezolano
para con nuestro país en momentos muy difíciles”.

 

Y concluye: “El PIT-CNT declara su más profundo rechazo a la posición
adoptada por nuestra Cancillería en contra de una Nación hermana”.

9 Vistas