24/06/2016

Trabajadores en pie de guerra contra la Junta Federal de Control Fiscal

Este sábado 25 de junio, desde la 1:00 pm, más de 200 organizaciones
sindicales, académicas, estudiantiles, religiosas y comunitarias de Puerto
Rico, entre ellas la Coordinadora Unitaria de Trabajadores del Estado (CUTE),
se reunirán en la Primera Asamblea del Pueblo. El evento tendrá lugar en el
Coliseo Roberto Clemente, en Hato Rey, San Juan de Puerto Rico. Allí discutirán
las medidas para frenar la Junta de Control Fiscal que se propone desde la Casa
Blanca y el Capitolio norteamericano para reestructurar la deuda pública del
país, que cayó en default el pasado 1 de mayo.


Desde la CUTE denuncian que la Junta de Control Fiscal es en
los hechos “un instrumento colonial”. Es la primera vez que el Congreso de
EE.UU. organiza una junta para un Estado o territorio.  La misma tendrá 7 miembros, nombrados por el
presidente norteamericano, uno solo de los cuales sería residente
puertorriqueño.  El gobernador no tendrá
voz ni voto en la Junta y la misma tendrá absoluto control sobre el presupuesto
y los planes fiscales, con total inmunidad para el desempeño de sus funciones.


Desde la Concertación Puertorriqueña llaman a combatir la
aprobación de la Junta en el Senado norteamericano y, en caso de que sea
aprobada, a luchar contra su implantación mediante medidas de desobediencia
civil. Denuncian que el objetivo de la junta es garantizar el pago de los acreedores a costa del congelamiento de salarios y jubilaciones, la privatización de servicios públicos, el despido de trabajadores estatales y la eliminación del derecho a huelga. 

8 Vistas