11/01/2017

Reprimen a comunidad mapuche que lucha por sus tierras

El operativo de las fuerzas de seguridad buscaba liberar
las vías del tren obstaculizadas por un conflicto entre las comunidades
mapuches de la zona y el empresario textil Benetton. El procedimiento fue ordenado
por el juez federal de la ciudad de Esquel, Guido Otranto, quien ordenó a los
gendarmes cortar la Ruta 40, a la altura del puesto policial de Estancia
Leleque. 

“La Trochita” atraviesa los campos ubicados en el noroeste
de Chubut, en la Patagonia argentina, tierras que desde marzo de 2015 volvieron
a pertenecer a los pueblos originarios del lugar.

“Entraron a los tiros, golpearon a los hombres,
esposaron a las mujeres, rompieron todo. Eran alrededor de 200 gendarmes y dos
drones para reprimir a una comunidad de diez adultos y cinco chicos. Nos tratan
de indios terroristas que queremos sembrar el pánico y ahora el pánico lo
instalan ellos” señaló Soraya Maicoñia, integrante del colectivo “Lof
Resistencia Cushamen”.

A pesar de que cerca del mediodía del martes 10 de
enero, la Gendarmería Nacional mantenía bloqueado los tres accesos a la
comunidad por las rutas 258, 40 y un camino alternativo que la conecta con la
ciudad de Esquel, una acción de amparo logró frenar el desalojo.

“El fondo del conflicto es que recuperamos las tierras
para el pueblo mapuche que estaban en manos de Benetton, dueño de más de un
millón de hectáreas en la Patagonia. Hay documentos históricos que prueban que
aquí vivían nuestros pueblos antes de la Conquista del Desierto cuando les
entregaron las tierras a los ingleses y en 1994 el presidente Menem se las
vendió a Benetton por muy poca plata”, denunció Maicoñia.

En ese sentido agregó que tuvieron dos instancias de
diálogo con los funcionarios de la provincia de Chubut y los empresarios que
manejan “La Trochita”, ocasión en que les advirtieron la intención de levantar
barricadas pero con la condición de que les avisen cada vez que pasaba el tren.

Por su parte, Jorge Ñancucheo, representante de las
Organización de Naciones y Pueblos Indígenas de la Argentina, apuntó
directamente a las autoridades del Gobierno nacional y de la provincia del
Chubut. “La intención final de esta represión, como también sucede en otras
comunidades de nuestro país, es del presidente Mauricio Macri y algunos
gobernadores, como Mario Das Neves, de terminar con los beneficios que nos otorgó
la ley de regularización territorial”, explicó.

Ñancucheo indicó que “los funcionarios y los
empresarios como Benetton o Lewis quieren quitarle validez a la Ley 21.160, de
regularización territorial, que permitió a las comunidades y pueblos
originarios recuperar tierras que habían sido quitadas por las fuerza a pesar
de nuestro derecho ancestral”. Y finalizó: “Los gobernadores quieren volver a
tener potestad sobre nuestras tierras, pero nosotros vamos a seguir luchando y
resistiendo”.

La comunidad Pu Lof reclama, además, que los
habitantes de los diez pueblos originarios  instalados a lo largo de los 500 kilómetros
que separan a la comunidad de la ciudad de Esquel puedan usar los servicios los
servicios del tren para romper su aislamiento.

10 Vistas