16/02/2016

Proyecto de Incentivo al Retiro ingresará al Parlamento en marzo

El 2 julio
de 2015
, la ANEF suscribió un protocolo de acuerdo con el gobierno para iniciar
un proceso de trabajo bilateral que permita avanzar en un cambio de paradigma
en el empleo público. El documento contiene 19 puntos. Uno de ellos es el
Incentivo al Retiro. Materia en la que se llegó a un consenso el pasado 29 de
enero
, cuando el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, firmó el protocolo
de acuerdo Plan de Incentivo al Retiro con el Ejecutivo, representado por los
ministros del Trabajo y Previsión Social y de Hacienda: Ximena Rincón y Rodrigo
Valdés, respectivamente.

 

Este plan de
retiro se concretará mediante un proyecto de ley que se enviará al Congreso en
marzo de 2016 y que se estima podría beneficiar con un mejoramiento de las
condiciones de retiro a un total de 17.500 empleados fiscales. En esta
oportunidad los montos se calculan en Unidad Tributaria Mensual (UTM) y los
plazos abarcan desde 1 julio del 2014 hasta el 31 de diciembre del 2014, para
las personas que cumplan 60 años, en el caso de las mujeres, y de 65 años para
los hombres. Este lapso de vigencia es el más largo conseguido por la ANEF.

 

La futura
ley mantendrá el actual beneficio de la ley N° 19.882, equivalente a una
bonificación de un mes de remuneración imponible por cada dos años de servicio
en las instituciones correspondientes, con un máximo de once meses. Además,
quienes estén afiliados al sistema de AFP obtendrán una bonificación adicional
cuyo monto se determinará según los años de servicio efectivamente prestados en
el sector público y el estamento en que se desempeñen. Así, por ejemplo,
quienes cumplan 20 años de servicio accederán a una bonificación adicional de
320 UTM para auxiliares y administrativos; de 
404 UTM para técnicos; y de 622 UTM para profesionales, fiscalizadores y
directivos.

 

Asimismo, se
concederá un bono por antigüedad de 10 UF a auxiliares y administrativos por
cada año de servicio por sobre los 40 años, con un máximo de 100 UF. También se
autorizará un bono a quienes acrediten haber realizado trabajos calificados
como pesados y se asegurará la compatibilidad de plazos para presentar la
solicitud para acceder al bono post laboral regulado en la Ley N° 20.305.

 

En lo que se
refiere a los cupos, éstos serán por un máximo de 2.500 cupos para el año 2016,
3.300 para el año 2017 y de 3.300 para el año 2018. A partir del año 2019 en
adelante, el beneficio se otorgará sin tope en los cupos anuales.

 

Finalmente,
desde la ANEF han insistido -en reiteradas ocasiones- que este incentivo al
retiro es una medida paliativa para poder apalancar la pésima jubilación que
ofrece el actual sistema de pensiones. A su vez, la Agrupación entiende que es
necesario terminar con las AFP y construir un sistema solidario, estatal y de
reparto.

8 Vistas