08/11/2015

PERÚ: Trabajadores estatales acataron paro y protagonizaron marcha multitudinaria

En las calles. El martes volverán a conversar con la vicepresidenta del Congreso. Distintos gremios apoyaron la huelga promovida por la CGTP.

    •
Tras la movilización de distintos gremios de la Confederación General de Trabajadores Estatales del Perú (CGTP), quienes acataron el paro nacional de 24 horas, la vicepresidenta del Congreso, Natalie Condori, se reunió con alrededor de una veintena de representantes de estos grupos en su despacho.
 
Luego de dicha reunión, en diálogo con La República, la presidenta de la CGTP, Carmela Sifuentes, calificó de “fructuoso” el encuentro.
 
Sifuentes explicó que la congresista los escuchó atentamente “pero como la problemática es muy grande están citando a compañeros del INPE, de EsSalud, trabajadores del Estado, del Ministerio de Trabajo, a los sindicalistas, entre otros, para el día martes 10”.
 
La lideresa de la CGTP detalló que el motivo de la reunión es porque, frente a las denuncias de corrupción en ministerios, la parlamentaria solicitó las pruebas. De acuerdo con Sifuentes, estas serán presentadas el próximo martes.
 
En tanto, el secretario general de la Confederación de Trabajadores Estatales (CTE), Domingo Cabrera, dijo que brindarán esas “pruebas documentadas” para dar una  pronta solución a los trabajadores estatales.
 
Debe precisarse que los gremios exigen la derogatoria de la Ley Servir, un aumento de sueldos y, además, se oponen a la sentencia Huatuco (la cual permitiría despedir a trabajadores estatales, negándoles el derecho a reposición).
 
¿Quiénes y qué  exigen?

Entre los principales gremios que apoyaron el paro y la marcha estuvieron el Sindicato de Empleados del Ministerio del Interior (SECMIN), la Federación Nacional de Obreros Municipales (FENAOMP), la Alianza Universitaria (estudiantes que exigen reducir la tarifa del medio pasaje), entre otros.
 
También se unieron los trabajadores del Poder Judicial y del Instituto Nacional Penitenciario (INPE). Los primeros, por ejemplo, exigen mejoras salariales y, al igual que la CGTP, rechazan la Ley Servir.
 
Asimismo, la Federación Nacional Unificada de Trabajadores del Sector Salud (FENUTSSA) también se hizo presente.
 
Los integrantes de este colectivo pidieron un incremento del 55% en el pago a los guardias del personal técnico.

La marcha partió desde la Plaza 2 de Mayo y atravesó el centro histórico de Lima hasta llegar a las cercanías del Congreso, donde los trabajadores del sector salud quemaron un ataúd frente al Parque Universitario.

Otros grupos de estudiantes y de sindicalistas llegaron frente al Congreso y fueron golpeados por los agentes que componían el último cerco policial que resguardaba el parlamento.

La manifestación y los altercados provocaron el corte de calles y el atasco del tráfico que discurría por la avenida Abancay, una de las principales del centro de la capital peruana, entre otras calles.

La presidenta de la CGTP, Carmela Sifuentes, y los secretarios generales del resto de candidatos ingresaron al Congreso para entregar un documento con los reclamos.
El secretario general de la CTE, Domingo Cabrera, aseguró que el Gobierno “ha dejado a su suerte de los trabajadores estatales porque no hay control a la corrupción que existe en los estamentos del Estado”.

Cabrera acusó al primer ministro de Perú, Pedro Cateriano de estar “de espaldas al pueblo y sin solucionar nada” respecto a las demandas para aumentar el salario de los trabajadores estatales, “que permanecen con sueldo mínimo de 750 soles (227 dólares).

“Es la hora de que el Congreso, en la etapa final de la legislatura, vea el aumento del sueldo mientras discute la ley de presupuestos porque el ministro de Economía ha dicho que no habrá incremento de salarios”, detalló.

Cabrera anunció que contemplan convocar un nuevo paro nacional en la próxima semana y realizar una manifestación para llegar hasta la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).
 
Según declaraciones de Cabrera, la protesta de ayer  refleja el descontento de los trabajadores en contra del gobierno de Ollanta Humala.
 
“Estamos totalmente decepcionados (de Ollanta Humala), por eso hago un llamado para que en estos meses que le queda de gobierno, siquiera se les dé un aumento de sueldo a los trabajadores”, señaló.
 
Finalmente, los gremios anunciaron que en las próximas semanas volvería a  producirse un nuevo paro, pero esta vez de 48 horas.

 

6 Vistas