05/09/2013

PERÚ: Participar en el paro nacional del 26 de septiembre, una tarea de todos

 CUT, Lima, 01/09/13.- El empleo, los sueldos, la seguridad social, la libertad sindical y la negociación colectiva, son derechos fundamentales que son amenazados constantemente; por la política económica global; las leyes anti laborales flexibilizadoras y desreguladoras del fujimorismo, vigentes; asimismo, estos mismos derechos y otros mas como las 8 horas, la estabilidad etc. son atacados diariamente en la administración pública y en las empresas privadas por los empleadores, quienes alentados por el temor individual y la indiferencia social, implementan acciones antisindicales y fraudulentas.

Ante ello, toda la sociedad peruana debe pronunciarse y parar masivamente el 26 de Septiembre, porque es necesario detener esta insana política y no seguir tolerando empleos precarios, con contratos temporales desnaturalizados y sueldos irrisorios; tampoco deben pasar impunes los abusos de los empleadores, al amparo de las leyes anti laborales 728 y 25593 del fujimorismo y las leyes discriminatorias de los regímenes especiales, de agro exportación, exportaciones no tradicionales, trabajadoras del hogar, del servicio civil, de tercerización, de las AFP 7 y de las PYMES actualizada.

Es urgente generar empleo productivo, agregando valor y uso sostenible de los recursos naturales, para ello es imprescindible pasar del modelo de economía primario exportadora, a una economía manufacturera, fortaleciendo la institucionalidad democracia y renovando la política.

También es vital una nueva constitución democrática y la derogar de las leyes fujimoristas y todo el articulado anti laboral de los regímenes especiales, en el sector público y la empresa privada; y reemplazarlas con una sola Ley General de Trabajo acorde con los convenios OIT y regular los derechos medioambientales de las comunidades y de los trabajadores auto empleados.

No nos debe quedar duda que estos temas involucran a la sociedad entera, porque el Trabajo y el Desarrollo dignifican al ser humano. No es posible desarrollar el país con políticas empresariales retrogradas, con leyes laborales antidemocráticas. Tampoco es posible avanzar con autoridades en el poder ejecutivo, legislativo y judicial, que en el centro de sus fines, solo tienen intereses subalternos y no el bienestar y la protección social de la ciudadanía. Requerimos entonces, que los afectados por la economía neoliberal y el atraso del país, juntos protestemos el 26/09/2013.

En suma el paro del 26 de Septiembre es una tarea de todos para que el país se enrumbe por la senda de la industrialización sostenible; la modernización de la infraestructura social; la protección social universal para todos, salud, educación y saneamiento; la integración multicultural de los pueblos; la ética política; y la institucionalidad democrática.

16 Vistas