27/02/2013

PERÚ: CITE envía carta al Congreso sobre Ley del Servicio Civil

“Al respecto expresamos nuestra disconformidad con este proyecto -no sólo- porque el presidente de SERVIR se burló de los trabajadores, nos mintió al deshonrar el compromiso asumido con la CITE”, señala la organización sindical en su misiva, haciendo referencia a la promesa de que el proyecto “sería dialogado y consensuado con representantes sindicales y expertos laboristas” antes de ser enviado a la Presidencia del Consejo de Ministros.

“Pero fundamentalmente, estamos disconformes por su contenido, pues a nuestro juicio resulta inconstitucional”, prosigue la carta. “El modelo que lo inspira y pretende aprobarse no es de Carrera Administrativa con MODELO CERRADO y estabilidad que ampara el artículo 40º de la Constitución, sino un Servicio Civil de prestación de servicios, basado en un MODELO ABIERTO de contrataciones y tercerización, sin estabilidad, que colisiona con nuestra Constitución”.

La CITE afirma que los que en realidad deberían ser reformados con urgencia son los niveles altos del Estado, “gobernantes de turno, funcionarios y asesores” que son precisamente quienes dañaron al Estado, ingresando partidarios sin respetar los concursos públicos, distorsionando el Sistema Único de Remuneraciones y deteriorando la calidad del servicio, entre otras responsabilidades.

“No vemos una real reforma, se sigue con lo mismo, se dan ventajas a quienes violaron la ley en perjuicio del Estado y son responsables de su daño, como los titulares de pliegos, funcionarios de alta dirección, no vemos un solo candado en el PLSC que asegure que existe un propósito de REFORMAR a los funcionarios públicos, solo se nota un propósito de: ELIMINAR la Estabilidad Laboral y Derechos Adquiridos.”

Según la confederación sindical, la denominada Ley del Servicio Civil crea un modelo abierto de contratación, basado en un sistema de Familia de Puestos, restringe el derecho de Negociación Colectiva, crea causal de despido por supresión de puesto o por período de prueba, promueve la tercerización de funciones complementarias, incentiva la discriminación e inequidad al tener que categorizar a las dependencias públicas, crea nuevos y difíciles conceptos remunerativos, etc. Estos son apenas algunos de los puntos de mayor discordia contenidos en el proyecto, destacados por la CITE.

Los miembros del Comité Ejecutivo concluyen su carta solicitando una audiencia con el presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso y manifestando la esperanza en la creación de “una nueva Ley Orgánica del Servicio Público que, efectivamente, reforme la realidad del Servicio Público en el país.”

12 Vistas