24/02/2016

Paro Nacional de ATE: 50 mil trabajadores llenaron la Plaza de Mayo

Miles de pecheras verdes de ATE se entremezclaron con
flameas argentinas y de los pueblos originarios, banderas de varias
agrupaciones sindicales, partidos políticos, globos aerostáticos, paraguas,
carteles, murgas, bombos. “No soportamos que haya 300 mil trabajadores en las
provincias y municipios por debajo del salario mínimo vital y móvil. Trabajar
en el Estado ya no es garantía de alejarse de la pobreza, de tener estabilidad
laboral”, comenzó el acto el Secretario General de ATE nacional, Hugo Godoy.
Atentos lo escuchaban trabajadores estatales bonaerenses y porteños, que
contaron con la adhesión de sindicatos de la CTA Autónoma y de los
Trabajadores. Entre ellos, los docentes de CONADU Histórica, la FND y CTERA;
profesionales de la Salud de FESPROSA y CICOP; y judiciales de la FJA.

“El presidente Mauricio Macri se ha convertido en el
abanderado de la reforma del Estado, sobre el césped que dejó el gobierno de
Cristina Fernández de Kirchner con 95 mil trabajadores precarizados en el
Estado nacional y 600 mil en las administraciones provinciales y municipales”,
siguió el dirigente. Había también estibadores portuarios, periodistas de
SIPREBA, trabajadores de Cresta Roja, ferroviarios, organizaciones,
territoriales, ambientales y de derechos humanos. Infaltable, se encontraba la
Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas.

“Modernizar no es sinónimo de despidos, salarios de hambre y
precariedad laboral. Lo que hay que hacer es construir un Estado democrático y
solidario al servicio del pueblo argentino”, apuntó Godoy. “Cada punto de
inflación equivale a 30 mil nuevos argentinos por debajo de la línea de la
pobreza. Y desde la asunción de Macri, la inflación aumentó un 60%. Transfirió
147 millones de pesos a los grupos exportadores y 3 mil millones de dólares a
las mineras, lo que equivale a un salario de 15 mil pesos durante un año para
los más de 20 mil trabajadores que fueron despedidos”, finalizó el Secretario
General.

Por su parte, el Secretario General de ATE Capital Federal,
Daniel Catalano, saludó la solidaridad de otros sindicatos y organizaciones del
pueblo, y llamó “a construir la resistencia necesaria en cada sector de trabajo
para frenar esta ola de despidos: nuestros reclamos son profundamente dolidos.
Nosotros somos trabajadores del Estado orgullosos”. El dirigente porteño señaló
además que desde “hace tres meses vivimos de rodillas, como si hubiesen pasado
años: Este gobierno ha adoptado medidas impopulares que vienen desguazando el
Estado”. Inmediatamente instó a Mauricio Macri a hacer una lectura de la
situación: “Reclamamos que abran las paritarias; no vamos aceptar un aumento
del 25% ni tarifazos. Vienen por nosotros, por los trabajadores. Por eso hoy,
en cada rincón donde hay un compañero de ATE, hay una pelea por la defensa de
nuestros derechos”. Por último, Catalano leyó una carta escrita por Milagro
Sala, en la que la dirigente social se solidariza con la lucha de los estatales
en todo el país.

El cierre del acto quedó a cargo del Secretario General
bonaerense Oscar de Isasi, quien advirtió que “el poder pergeñó una ingeniería”
para dividirlos y desalentarlos. “Nos dijeron para qué van a hacer paro, si no
hay plata. Si sos precario, para qué marchar, si no sabés qué te puede pasar.
Pero ver esta plaza, ver que los hospitales bonaerenses funcionaron hoy como un
domingo, que los auxiliares de Educación no fueron a las escuelas, que la
administración pública estuvo paralizada, que los astilleros estuvieron vacíos,
me llena de orgullo”, expresó. De Isasi caracterizó a la Argentina como “un
país tan rico, con riqueza en pocas manos. Tenemos energía, producción minera,
fertilidad, pero nuestros pibes en vez de estar cenando y haciendo los deberes
con sus viejos, están limpiando vidrios”.

La dirigencia sindical que durante los últimos días se
volvió complaciente con el gobierno nacional, también fue blanco de sus
críticas: “Algunos dirigentes sindicales dicen que hay que aguantar, que hay
que defender lo conquistado. Este paro no sólo desafía al poder político y
económico, sino también a esos dirigentes sindicales”. En cambio, tendió
puentes con otros: “Hay dirigentes consecuentes que también pelean en distintas
centrales sindicales para poner fin al ajuste. Pero no nos confundamos, unidad
no es amontonamiento: hay que entender la contradicción principal en un momento
determinado”. Por último, el Secretario General de provincia de Buenos Aires
anunció que los estatales se movilizarán el 29 de febrero próximo a la Casa de
Gobierno en La Plata, para acompañar la jornada de paro de los docentes y
auxiliares de Educación.

También hicieron uso de la palabra, Jorge Yacovsky -Presidente
de los profesionales médicos nucleados en FESPROSA y dirigente de la CTA
Autónoma-; Luis Tiscornia, Secretario General de los docentes organizados en
CONADU Histórica y la CTA Autónoma; el Secretario General de la Federación
Judicial Argentina, asociada también a la CTA Autónoma, Hugo Blasco y Roberto
Baradel, Secretario General de los docentes de SUTEBA y dirigente de la CTA de
los Trabajadores.


Solidaridad
internacional


Julio Fuentes, Presidente de la Confederación
Latinoamericana y el Caribe de Trabajadores Estatales –CLATE- y Secretario
Adjunto de ATE, agradeció la solidaridad enviada desde la Confederación
Sindical Internacional, la Confederación de Sindicatos de Trabajadores de las
Américas, la CGT de Francia, la Confederación Sindical Vasca y la Unión de
Sindicatos Obreros y la Confederación Sindical de Comisiones Obreras de España.
Asimismo, Fuentes mencionó a los dirigentes internacionales presentes en la
movilización, entre ellos, José Lorenzo de la CUT de Brasil; Raúl de la Puente,
Presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales de Chile; y Luis
Bazzano, dirigente de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del
Estado de Uruguay y Secretario General de la CLATE, quien habló en nombre de
todos.“Siento un doble orgullo de estar acá: primero, como hermano de los
argentinos, con quienes comparto el proyecto de integración de liberación de
San Martín y Artigas. Y segundo, como un hermano de clase; y para la clase no
existen fronteras. Sus banderas son las mismas que levantamos en todo el
continente”, expresó Bazzano. “Algunos sueñan con volver a las épocas de
neoliberalismo”, continuó el estatal oriental. “Hay un envalentonamiento de la
derecha en América latina, pero sepan que hay un pueblo organizado que va a
resistir”, finalizó.

7 Vistas