28/11/2013

PARAGUAY: Pronunciamiento sobre los cien días del gobierno de Cartes

Asunción, 26 de Noviembre de 2013
Ante el grave estado de crispación social y política que existe en nuestro país, por responsabilidad del actual gobierno, que desde sus inicios se ha caracterizado por hacer oídos sordos a los clamores populares, por la corrupción generalizada, retracción económica, inseguridad, falta de atención a la salud, Presupuesto General de Gastos de la Nación en el cual está ausente el gasto social, falta de libertad sindical represión a los sectores organizados criminalizando sus luchas.

RESPONSABILIZAMOS, a los poderes del Estado de la actual situación, en especial al Ejecutivo, quien hasta ahora no ha dado muestras de querer cambiar la situación, y sobre todo porque no hay un solo signo o indicio positivo que con este Gobierno nos encaminemos hacia un país mejor, es mas el gobierno hace oídos sordos a los reclamos populares y de nuestras Centrales Sindicales;

EL CONGRESO, con honrosas excepciones sigue siendo el muestrario más calamitoso de la degradación moral y política reuniendo en su seno a quienes no representan a la voluntad popular sino a abyectos capo mafiosos que se burlan de la población paraguaya;

EL PODER JUDICIAL, sigue siendo el brazo represor jurídico de sectores opulentos y corruptos, la justicia no existe para los trabajadores, ni para los campesinos ni para los indígenas, ni para los pobres o excluidos. La justicia sigue procesando y condenando a peajeros, pirañitas y rateros y deja impune a los narcotraficantes, ladrones públicos, responsables de la miseria que aflige a millones de paraguayos y sume a este poder del Estado en el más profundo descreimiento.

FALTA DE RESPUESTA efectiva a los acuciantes problemas de desempleo, congelamiento salarial, despido masivo de trabajadores, exclusión social y agudización de la pobreza, además de una sistemática negativa a establecer un Dialogo Social Tripartito, e inclusive sobre la lucha contra la impunidad.

CRIMINALIZACIÓN DE LA LUCHA SOCIAL, a través de la utilización del Poder Judicial y las Fiscalías como organismos sub-alternizados y represores de los sectores sociales organizados como la acusación fiscal contra 11 dirigentes sindicales, bajo la nefasta Ley dictatorial de Perturbación de la Paz Publica, criminalización de la huelga de los docentes y los descuentos ilegales de sus salarios, y liberación de dirigentes y trabajadores procesados y condenados injustamente.

POR TODOS ELLO PROPONEMOS Y RECLAMAMOS:

Inmediato reajuste del salario mínimo del veinticinco por ciento ( 25 % );
Implementación de políticas públicas que generen empleo decente y que de una vez por todas inicien el camino de la redención social, hoy más que nunca necesario para combatir radicalmente la pobreza y la exclusión social, que aflige a millones de paraguayos;
Derogación total de la ley privatista denominada de alianza “Público-Privada” de nefastas consecuencias a nivel planetario, en especial en la región, verdadero peligro para el presente y las futuras generaciones;
Una política económica que apunte al desarrollo real y no al mejoramiento de cuadros estadísticos que favorecen a cada vez más a unos pocos en detrimento de las grandes mayorías;
Rectificación real y total de rumbo, estos primeros cien días nos dan la pauta de lo que pueden ser los próximos cinco años, si no tomamos conciencia de lo que representa un Estado que gobierna para un sector privilegiado que vive en Bunkers, como si fuera el primer mundo, aislado del sentir y del clamor popular, pero viviendo a costillas del pueblo
Renuncia inmediata de todos los parlamentarios con indicios de corrupción y nepotismo y de los incompetentes que nada hacen a favor de los trabajadores y del pueblo;
Reforma de la justicia que de una vez por todas ponga en su sitio a corruptos, que siguen ostentando sus riquezas mal habidas con la más impúdica desvergüenza y cese de la criminalización de las luchas sociales, mediante leyes creadas solo al efecto.
Reforma Agraria Integral, recuperación de tierras malhabidas, legalización de asentamientos, diversificación de la producción entre otros, y;
Preparar, organizar y realizar una Huelga General, con la participación ciudadana, creando unidad de acción entre todas las organizaciones sindicales, campesinas, sociales y populares.

6 Vistas