02/06/2014

Paraguay: Nueva movilización contra ley privatizadora del Gobierno

 28 de Mayo de 2014

La sociedad trabajadora paraguaya rechaza el latifundio vigente en el país suramericano, la injusta distribución de la tierra y la sustitución del modelo agroexportador que permite a los grandes intereses dominar la economía nacional.

Sindicatos y organizaciones campesinas paraguayas comenzaron esta semana a movilizarse por diferentes ciudades del país, en rechazo a la gubernamental Ley de Alianza Público-Privada, que ha sido seriamente cuestionada por una sociedad civil que solicita su inmediata derogación por poseer un carácter privatizador.

En la campaña participan fundamentalmente la Federación Nacional Campesina, la central Corriente Sindical Clasista, la Organización de Trabajadores de la Educación y el partido Paraguay Pyahurá, de raíz guaraní, y otros sectores.

Las medidas de protesta comenzaron con movilizaciones pacíficas y la distribución de panfletos en las calles céntricas de Asunción (capital) y demás departamentos del país, repudiando la intención del Gobierno de entregar empresas estatales al capital privado.

De igual manera, un comunicado conjunto adelantó que se tienen previstos actos de protesta en barrios, municipios y departamentos, hasta culminar en una demostración nacional el próximo 5 de junio en Asunción.

Precisamente, ese día se efectuará el congreso “Tierra, Producción y Soberanía Construyendo un Nuevo Paraguay”, donde se plantearán nuevas estrategias para intensificar la lucha por derogar la mencionada ley y rechazar el dominio de la economía por las transnacionales.

El combate contra el latifundio vigente en Paraguay debido a la injusta distribución de la tierra y por la sustitución del modelo agroexportador que permite a los grandes intereses dominar la economía paraguaya son aspectos centrales de ese programa, señalaron los organizadores. Otras consignas fundamentales que aspiran compartir con más organizaciones progresistas son batallar por salud y educación totalmente gratuitas y de calidad, reforma agraria y control de los precios de la canasta familiar, puntualizaron finalmente.

La Ley de Alianza público-privada fue aprobada por el Congreso y constituye un instrumento de promoción de las inversiones en infraestructura, bienes y servicios a cargo del Estado y que otorga poderes al presidente Cartes para celebrar los contratos.

Frente Guasú demandará inconstitucionalidad de ley privatizadora

La coalición de partidos y organizaciones sociales paraguayas que integran al Frente Guasú anunciaron que los seis legisladores de su bancada solicitarán ante la Corte Suprema de Justicia que se declare inconstitucional la Ley de Alianza Público-Privada, conocida como ley privatizadora.

El Frente Guasú, que reúne a partidos y organizaciones sociales paraguayas, informó que este miércoles demandará ante la Corte Suprema de Justicia, declarar inconstitucional la Ley de Alianza Público-Privada.

Dicha ley que fue aprobada por el Congreso y promovida por el Gobierno es conocida como la ley privatizadora pues permite al capital privado nacional y extranjero obtener concesiones de sectores sensibles de la economía y los servicios.

El Frente, a través de los seis legisladores de su bancada, presentarán la solicitud ante la Corte y posiblemente contarán con el apoyo de otros grupos de senadores.

La coalición argumentará la violación del artículo 202 de la Constitución Nacional, el cual establece las atribuciones del Parlamento para autorizar las concesiones destinadas a la explotación de servicios públicos y otros bienes del Estado.

La Ley de Alianza Público-Privada faculta al Ejecutivo y al Presidente de la República a firmar contratos de ese tipo con empresas privadas nacionales y extranjeras bajo el alegato de la falta de recursos del gobierno.

La izquierda rechaza esta resolución pues sostienen que se trata de “una concesión enmascarada y se disminuyen con ella las facultades del Congreso”.

La mencionada ley recibió ya el rechazo de la inmensa mayoría de sindicatos y gremios del país, así como de organizaciones de campesinos e indígenas, todos los cuales se consideran afectados por ella.

Fuentes: Prensa Latina, teleSur

7 Vistas