28/03/2014

PAIS VASCO: Los sindicatos piden el fomento del empleo público y estímulos económicos

28/03/2014

Representantes de los principales sindicatos del País Vasco han comparecido hoy ante la Comisión de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Parlamento de Vitoria para exponer sus impresiones sobre el Plan de Empleo del Ejecutivo.

El Gobierno Vasco presentó el 28 de enero pasado su estrategia para la Reactivación Económica y el Empleo 2014-2016, en la que se recogen distintas medidas y acciones dirigidas a favorecer la creación de 8.000 nuevas pymes y a contribuir a la creación de 32.000 nuevos empleos.

Todos han coincidido en criticar que el Gobierno Vasco no haya contado con los agentes sociales para la elaboración de este documento y han apostado por una visión global de la economía para intentar mejorar los datos de desempleo en Euskadi.

También han defendido la intervención pública en el fomento de empleo de calidad y de impulso de la economía, dejando a un lado las políticas de austeridad.

Janire Landaluze (ELA) ha lamentado que este plan sea “continuidad” y recopilación de planes anteriores y que abogue por soluciones como el “autoempleo”, que lo único que provocan es un modelo de sociedad “más individualista” que rompe con la cohesión social.

Landaluze ha considerado el plan poco realista para dar solución al problema del paro y ha apostado por acometer esfuerzos en la creación de empleo público, un tema que “ni se menciona” en el documento.

A juicio de la representante de ELA, con su estrategia el Gobierno Vasco demuestra el modelo de sociedad que quiere y que está “más preocupado en mostrar una imagen de preocupación” que por plantear soluciones reales.

Mikel Noval, también de ELA, ha dicho que si realmente el Gobierno Vasco quiere acabar con el desempleo tiene que cambiar las políticas presupuestaria y fiscal, y ha denunciado que el “verdadero plan de empleo del Ejecutivo de Vitoria es “destruir en los últimos años 3.000 puestos de trabajo en Osakidetza”, por los recortes.

El secretario de políticas de empleo de LAB, Oihan Ostolaza, ha criticado que ante una situación de “emergencia social” el Gobierno Vasco no haya dado una “respuesta adecuada” y se haya limitado a cumplir el objetivo de conseguir “titulares de prensa” al presentar un plan que supone un “parche” para hacer frente la situación de desempleo.

Ostolaza ha explicado que lo primero que deben hacer los poderes públicos es “detener la destrucción” de puestos de trabajo y promover la creación del empleo público, para que la Administración pueda actuar como “motor” de la reactivación económica.

El representante de LAB ha propuesto que se rebaje la edad de la jubilación, se mantenga la ultraactividad de los convenios y que Euskadi cuente con una “capacidad legislativa plena” en materia laboral.

El secretario de formación y empleo de UGT-Euskadi, Felipe García, ha criticado el Plan de Empleo por ser “fruto de la imposición”, al no haber sido acordado con los sindicatos, y porque no sirve para cambiar la política económica.

García ha considerado que los poderes públicos deben “dinamizar la economía”, fomentar el empleo y ejercer un “liderazgo” aspectos que, ha considerado, en este plan no se recogen, por lo que ha abogado por su “reelaboración”.

El representante de UGT, como han hecho otros representantes sindicales, ha rechazado la “devaluación” salarial que se está produciendo y que está provocando la caída de la demanda interna.

Lola García (CCOO) también ha criticado que el Gobierno Vasco haya elaborado esta estrategia sin contar con los sindicatos y que haya “olvidado el importante papel que el empleo público tiene en un Estado social de derecho”.

Ha lamentado que el Plan también trate de “sortear el papel de las inversiones públicas como fuente de creación de empleo”, por lo que ha propuesto el desarrollo del sector público que permita aumentar el empleo en la sanidad, la educación, las prestaciones sociales y la dependencia, entre otros.

La representante de CCOO también ha defendido las políticas de reparto del tiempo de trabajo y un plan específico de inspección de trabajo para la lucha contra la precariedad laboral y por la calidad del empleo.

6 Vistas