Otra condena a un dirigente sindical por encabezar una protesta

Argentina

22/03/2019

Otra condena a un dirigente sindical por encabezar una protesta

El lunes 18 de marzo se produjo un nuevo ataque contra el derecho a manifestarse y peticionar de los trabajadores. Por decisión de la Justicia de la provincia de Mendoza, en Argentina, fueron condenados por segunda vez en menos de un año dirigentes gremiales de la ATE.

Por Roberto Podio, desde Mendoza

La primera condena llegó por parte de la Justicia Federal, quien los condenó por una manifestación en el ingreso al Aeropuerto. Ahora, la Justicia falló los condena a tres meses de prisión en suspenso, entre ellos al secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Mendoza y de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma) Mendoza, Roberto Macho.

Esta condena nos remite al 24 de febrero de 2016, en el marco del primer paro nacional que ATE le impuso al gobierno de Mauricio Macri contra la ola de despidos, el aumento desmedido de tarifas y del costo real de la canasta alimentaria que condena a muchos trabajadores a permanecer bajo la línea de la pobreza.

El creciente malestar en las bases llevó a que ese día, miles de trabajadores ganaran las calles en todo el país, mientras las medidas de acción directa en nuestra provincia se concretaron con asambleas en las reparticiones estatales que culminaron con una gran movilización en Casa de Gobierno.

“ATE es el sindicato que ha largado el primer paro nacional frente a las políticas de ajuste que el Gobierno libra hacia la clase trabajadora, bajo los siguientes reclamos centrales: No a la criminalización de la protesta social; salario igual a la canasta familiar; paritarias libres y democráticas; 82% móvil para todos los jubilados; cumplimiento de los acuerdos paritarios; y reincorporación inmediata de los compañeros despedidos”, enfatizaba durante aquella jornada de lucha, Roberto Macho.

Vale recordar que por aquellos días, y por expresa orden del gobernador Alfredo Cornejo, debutaba el fascista protocolo antipiquete. No es casual que quien tomara esta iniciativa contra el pueblo trabajador sea el actual presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), principal partido político socio de Macri, también impulsor del nefasto Código Contravencional, que busca bajo el disfraz del orden terminar con toda expresión popular, incluyendo las pacíficas manifestaciones.

 

Políticas que fueron aplaudidas y votadas entre gallos y medianoches por los legisladores de la “escribanía” provincial. La repercusión positiva en el arco político oficialista no tardó en llegar. La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en su visita a Mendoza en abril del pasado año, también ponderó a los jueces que procesaban a quienes violaban la ley antipiquete.

La funcionaria no dudó en destacar con creces las imputaciones de los representantes gremiales, en lo que representó un significativo avance en las políticas represivas que el Gobierno quería impartir en todo el territorio nacional, pero que necesitaba pruebas modelo de su accionar en Mendoza, la provincia que se erigió como la mejor alumna del entramado neoliberal.

Hoy la Justicia se viste de “injusticia”, transformándose en un apéndice del Poder Ejecutivo. Así lo reflejan las imputaciones y posteriores condenas a dirigentes de nuestra asociación sindical. La pantomima del proceso judicial demostró la verdadera intencionalidad política de sancionar y castigar el legítimo derecho a manifestar y peticionar a las autoridades, en un vano intento por acallar los reclamos y despojar a los trabajadores de su principal herramienta de lucha: la organización gremial.

“Asistimos a un capítulo más de la injusticia en la provincia de Mendoza, de la mano de un gobierno que viene a criminalizar y reprimir la protesta, encarcelar a dirigentes sociales, políticos y sindicales. Hoy hemos sido condenados nuevamente, por ejercer nuestro derecho a huelga y manifestarle al Ejecutivo las necesidades que tiene el pueblo trabajador. Sin dudas compañeros, ¡vamos a seguir en las calles! ¡Vamos a seguir luchando y marchando en defensa de los derechos de la clase trabajadora!”, expresó el secretario general de ATE Mendoza, luego de escuchar la condena y ratificar que nuestro equipo de abogados apelará el fallo, que desde todos los puntos que se mire, va en contra de los derechos y garantías que establece nuestra Constitución Nacional y los tratados internacionales de la OIT.

 

37 Vistas