13/04/2016

Narciso Castillo: “Tenemos un gobierno que no escucha los problemas sociales”

La capital paraguaya vive desde hace días un
estado de movilización permanente debido a las protestas de más de 30.000
cooperativistas y pequeños campesinos que reclaman al gobierno de Horacio Cartes
su rechazo al cobro del IVA a los actos cooperativos y un plan de contención
para el fuerte endeudamiento que atraviesan los productores de la agricultura
familiar, que amenaza con la pérdida de sus tierras.


“Los pequeños productores no están dentro de
la política de este gobierno, que solo apoya a los grandes terratenientes y
agroexportadores mientras la pequeña agricultura familiar es la que está
sintiendo con rigor la política económica y productiva”, expresó Narciso
Castillo y agregó: “hoy hay graves problemas de deudas que los pequeños
campesinos han asumido con el sector público y privado, con la posibilidad de
perder su tierras. Parece que este era el objetivo real de todo esto, para que
las grandes empresas agroexportadoras puedan quedarse con esa tierra fértil”.


Castillo señaló que en el eje de las
protestas también está el intento gubernamental de extender el IVA a los actos
cooperativos. A más de  una semana de
iniciadas las movilizaciones se sumaron al conflicto los choferes de transporte
de larga distancia, por el cobro del doble peaje, y los estudiantes secundarios
y universitarios, estos últimos rechazan la reforma del estatuto de la
Universidad Nacional de Asunción. 


Contra la privatización del sistema
jubilatorio   



Los estatales nucleados en UNTE-SN sumaron su
apoyo a las protestas campesinas y decidieron movilizarse, además, por el
rechazo que vienen manifestando a la iniciativa del poder ejecutivo de
modificar la carta orgánica del Instituto de Previsión Social (IPS), con la que
se pretende dar inicio a una reforma del sistema jubilatorio.


“Quieren elevar la edad jubilatoria, en
principio dijeron de 60 a 70 años, ahora, luego del escándalo que se generó,
dicen que a 65 años. También buscan elevar el aporte que realizamos los trabajadores
por encima del 9% actual e implementar la Superintendencia de Seguros, como vía
para introducir la privatización del seguro social”, explicó el dirigente de
UNTE-SN.


La decisión del poder ejecutivo es avanzar en
una reforma integral del sistema de seguridad social, sobre la base de la Ley
de Alianza Público Privada, para llevar el sistema jubilatorio estatal y
privado a un régimen de Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión
(AFJP), similar al que se implementó en otros países de la región y que, por
sus resultados, demostró ser un fracaso.


“Desde el gobierno argumentan que el sistema
está por colapsar, y con ello quieren avanzar en el aumento de la edad
jubilatoria, de los aportes, y con la privatización. Pero lo que oculta ese
discurso oficial es que tenemos un 70% del sector empresarial que no cotiza al
seguro social, hay una evasión tremenda. Y al seguro social accede
prácticamente solo el 10% de la clase trabajadora. A esto se suma la deuda
multimillonaria que el gobierno tiene con el sistema jubilatorio estatal y
docente. Esas son las verdaderas causas de esta crisis”, concluyó Castillo.

7 Vistas