PAÍS VASCO: LAB evidencia que Anteproyecto de Ley de Mutuas pone en juego el derecho a la salud

Internacional

24/07/2014

País Vasco: LAB evidencia que Anteproyecto de Ley de Mutuas pone en juego el derecho a la salud

La central sindical LAB, del País Vasco, denuncia que el Anteproyecto de la Ley de Mutuas supone la centralización del sistema sanitario público y da alas a una privatización de la sanidad pública financiada con fondos públicos y sin mecanismos de control. Por todo ello el sindicato se reafirma en el compromiso de impulsar y crear un Marco Vasco de Relaciones Laborales y de Protección Social.Labsindikatua.org

EL DERECHO A LA SALUD ESTÁ EN JUEGO

En el Consejo de Ministros del 18 de julio se aprobó el “Proyecto de Ley por la que se modifica el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social en relación con el régimen jurídico de las Mutuas de Accidentes de trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social” conocida como el Anteproyecto de la Ley de Mutuas. Y se aprobó el Real Decreto 625/2014 sobre incapacidad temporal publicado en el BOE el lunes 21 de julio, que entrara en vigor a partir del 1 de septiembre.

 

Los cambios más significativos son:

 

  • Se cambia la denominación de Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades profesionales dela Seguridad Social por Mutuas colaboradoras de la Seguridad Social.
  • El INSS va a tener capacidad de conocer toda nuestra historia clínica de los servicios públicos de salud y las mutuas van a tener acceso a nuestra historia clínica en referencia al proceso de IT
  • Tablas de duración óptimas de las patologías.
  • Aumento de la burocratización de la gestión dela IT que se lleva a cabo por los facultativos de Osasunbidea y Osakidetza

◦          Traspaso de información urgente (plazos del mismo día o siguiente hábil) unidireccional, desde los servicios públicos de salud al INSS y a las Mutuas

◦          Informes complementarios y de control:

▪          Informes complementarios. El primero al mes de estar de baja y posteriormente casi cada dos meses.

▪          Informes de control trimestrales.

◦          Es decir, estos informes, no son necesarios cuando la baja depende de una mutua, lo que deja bien a las claras que uno de los objetivos de la reforma es robar competencias y poner en duda la profesionalidad de los médicos del servicio publico de salud, aplicándoles mayores controles sobre lo que hacen, lo cual van a tener que justificar hasta el extremo.

◦          Por lo que el personal médico de Osasunbidea y Osakidetza trabajara bajo las directrices del INSS y de las mutuas teniendo que contestar las propuestas de alta haciendo los informes de seguimiento y control etc.

  • Las Mutuas:

◦          Nos van a poder citar desde el 1 día de baja

◦          Prácticamente van a decidir si una baja es de origen común o profesional (ya que si la mutua niega el origen laboral de una enfermedad el trabajador o trabajadora solo tiene 10 días naturales para presentar su reclamación ante el INSS, sin mas informes médicos que los propios utilizados por la mutua para negar el origen laboral de la patología o accidente)

◦          Pueden hacer propuestas de alta que tienen que ser contestadas en 5 días, y en caso de no refrendar el alta, la mutua podrá instar ese alta al INSS

◦          Reconocimientos en contingencias comunes que luego las mutuas cobraran a osakidetza y osasunbidea en base a esos convenios de colaboración, lo que supone financiar sanidad privada con dinero publico y cargarse la universalidad del sistema público de salud

◦          Dar altas económicas, sanciones por no acudir a una cita aunque se este impedido para hacerlo que ante las incomparecencias de los trabajadores citados. Lo que generaliza una presunción de fraude por parte de las trabajadoras y trabajadores, imputándoles la carga de la prueba de que siguen enfermos o la injustificación de las incomparecencias, en un recorte de derechos sin precedentes.

 

 

Además otros aspectos a destacar, son:

 

  • No se regula ningún tipo de control de las actividades sanitarias (únicamente documentales y de gestión) es decir, las Mutuas no van a estar sometidas a ningún control por parte de ninguna autoridad sanitaria, por lo que con estas nuevas competencias van a campar, mas aun si cabe, a sus anchas y sus malas prácticas (tanto en contingencias comunes como profesionales) se van multiplicar todo ello en detrimento de la salud y la vida de la clase trabajadora.
  • Se van a tener que deshacer de las sociedades de prevención. Este hecho es una reprivatización del sistema preventivo y va a suponer dejar al criterio del mercado de la oferta y la demanda la prevención de riesgos laborales de la clase trabajadora.

 

La motivación que sustenta este cambio normativo remarca el interés del gobierno del PP en luchar contra el supuesto absentismo laboral injustificado, teniendo en cuenta además que las mutuas aun en periodo de crisis han sido capaces de generar excedentes de gestión que aumentan los recursos de la seguridad social y conseguir un ahorro anual de varios millones de euros. Lo que no se dice es que se ha conseguido a base de altas tempranas indebidas y gracias a la ultima reforma laboral, a la instauración generalizada del miedo al despido por estar de baja (presentismo) Además se dice que esta normativa busca también mejorar la competitividad de las empresas.

 

Ante esto una serie de reflexiones.

 

ABSENTISMO

Se habla de un absentismo injustificado, y no se hace un estudio real del mismo, ya que por ejemplo, la encuesta trimestral de coste laboral que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de absentismo en el año 2000 fue del 3,7%, y subió hasta el 4,9% en 2009; en 2010 y 2011 bajó al 4,7% y en 2012 cayó al 4,3%. E incluso la Encuesta de Coyuntura Laboral (ECL) que elabora el Ministerio de Trabajo, rebaja estas tasas y las sitúa en el 3,8% en 2009, bajando al 3,7% en 2010 y 2011 y al 3,5% en 2012. O un informe de la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas referido al año 2011, indica que el 72% de la población activa no presenta en el plazo de un año ninguna incapacidad temporal por enfermedad común, frente al 17,5% que ha tenido un único episodio, y sólo el 10,5% que ha tenido más de uno.

 

Lo que si existen son diferentes estudios donde por un lado se estima que existiría un subregistro de patologías de origen laboral que llegaría a un 64%, especialmente cuando hablamos de enfermedades mentales, respiratorias y, sobre todo de cánceres. La Agencia Europea de Seguridad y Salud Laboral nos dice que las causas del absentismo laboral en el estado se deben principalmente a trastornos músculo-esqueléticos debidos a movimientos repetitivos, sobreesfuerzos y exigentes ritmos de trabajo y los riesgos psicosociales. Por lo que si se quiere reducir el absentismo lo que se tiene que hacer de verdad es poner medidas preventivas en las empresas.

 

Y por otro, se hace una estimación del coste que asume la sanidad pública y que debiera ser atendida por las mutuas, ya que se debe a esas malas practicas y a negar el origen laboral de los daños a la salud y que sean asumidos por el sistema publico. Pues bien, se estima que más del 18% del gasto sanitario público debiera ser asumido por las mutuas. En la CAPV OSALAN hizo un estudio en donde se ratifica como 106 millones de euros del gasto de la asistencia hospitalaria pública (solo asistencia hospitalaria, no se han incluido otros gastos, por lo que esta cifra en realidad debe de ser mucho mayor) corresponde en realidad a bajas que deberían ser reconocidas como laborales y ser asumidas por las mutuas. Pero a pesar de ello, se les da más competencias a las mutuas sin ningún control, para que puedan seguir defraudando y extendiendo sus malas practicas. Sin tener en cuenta que costo supone para la salud y para la sociedad.

 

A estas asociaciones de empresarios que son las mutuas, les premian con mayores competencias con mayor poder, a pesar de que no cumplen sus funciones. Es decir el estado español es el estado de Europa en donde se da una mayor ocultación de enfermedades profesionales (en Europa por cada muerte por accidente de trabajo hay 18 muertes derivadas de enfermedades profesionales y en el estado español ninguna) pero a pesar de eso se les da mayor poder

 

AHORRO

Se dice que se ha producido un ahorro, el cual es una verdad a medias, ya que dentro de ese ahorro no se tienen en cuenta otros gastos que si se producen en la gestión de la IT, por ejemplo, si un trabajador o trabajadora esta de baja por contingencias comunes, ¿cuantos médicos pueden reconocer a dicho trabajador?

 

  • El medico de atención primaria que le da la baja
  • El especialista del sistema publico de salud
  • El medico de control de la mutua
  • Dependiendo de la patología la mutua también le deriva donde un especialista
  • La mutua propone el alta, por lo que inspección médica cita al trabajador o trabajadora.
  • La inspección médica tras contrastarlo con atención primaria y reconocer al paciente deniega el alta, por lo que la mutua propone al alta al INSS y un inspector médico del INSS cita al trabajador.

 

¿6 Médicos para decidir sobre una baja? No sobre la salud del trabajador o trabajadora, sino sobre la baja. ¿Cual es el coste real de ese proceso? Teniendo en cuenta además, que al mismo habría que sumarle los gastos del personal administrativo y de gestión, las pruebas diagnosticas etc. ¿Realmente con este sistema se da algún ahorro?

 

Se busca un ahorro de varios millones de euros anuales, quizá se refieran a esos casi 300 millones de euros que se reclaman en los tribunales contra las mutuas universal, Fremap, MAZ y UMIVALE.

 

Des el ámbito patronal se reconoce que como mucho ese supuesto fraude (supuesto porque nunca nadie lo ha cuantificado realmente) no sobrepasaría en ningún caso el 3%. Es decir, se hace una normativa ad hoc, para un fraude mínimo y para un ahorro mínimo si lo comparamos con otros ámbitos y otros fraudes como el fiscal o incluso con los 11.000 millones de CaixaBank

 

 

COMPETITIVIDAD

Cuando se habla de que se busca mejorar la competitividad de las empresas no se puede producir a costa de la salud de la clase trabajadora. Ya que uno de los objetivos del de la Seguridad Social o de estas entidades colaboradoras ¿No debía de ser el de mejorar la salud de las trabajadoras y trabajadores?

 

Además, a medio y largo plazo se va a conseguir el efecto contrario, efecto que a día de hoy desde el comienzo de la crisis ya se esta produciendo, es decir, el presentismo, el ir a trabajar sin estar en condiciones de hacerlo. Lo cual va a tener una incidencia directa en la salud, e incluso en un mayor riesgo de sufrir accidentes laborales o extender enfermedades en las empresas.

 

Si se quiere reducir el absentismo, como hemos indicado hay que mejorar las condiciones de vida y trabajo de la clase trabajadora, hay que hacer prevención en las empresas luchando contra las causas básicas de esas perdidas de salud. Ese es el camino.

 

 

 

VALORACIÓN

Estos cambios normativos hay que encuadrarlos en el rumbo iniciado en la década de los 90 y mas pronunciado en la actualidad, ya que bajo la excusa de la coyuntura económica, del fraude en la utilización y duración de las bajas (el cual nunca ha sido realmente cuantificado) o incluso la sospecha de fraude en lo publico, nos quieren tratar a la clase trabajadora como luna pieza mas de una maquina, y quieren descapitalizar lo publico y darle el negocio al ámbito privado, también en un tema básico como es la salud.

 

Desde LAB consideramos este anteproyecto normativo va a suponer:

 

  • Centralización. Se centralizan y roban competencias al sistema sanitario público y a sus inspecciones medicas.
  • Privatización de la sanidad publica, en contra de los criterios de equidad e universalidad del sistema sanitario publico.
  • Dualización del sistema sanitario, uno de gestión privada, fuerte para trabajadores y trabajadoras en activo y el público descapitalizado más cercano a la beneficencia.
  • Financiación de ese sistema privado con fondos públicos, derivados tanto de las cotizaciones, como de los pagos realizados por el sistema sanitario en el adelanto de pruebas diagnosticas y tratamientos.
  • Empoderamiento total de las mutuas empresariales, se les equipara a las entidades gestoras, sin casi posibilidad de salidas ante las problemáticas que se van a plantear, más allá de la vía judicial. Tanto en contingencias comunes como profesionales.
  • Falta de control real de las actividades de las mutuas empresariales.
  • Se encubre la posibilidad que con fondos públicos las mutuas actúen en prevención de riesgos laborales en micro empresas o empresas con un índice de siniestralidad elevado, cuando son ellas las causantes del subregistro de los daños a la salud de origen laboral y sin ningún tipo de control también en este ámbito.

 

En definitiva, podemos decir que el modelo actual que tenemos y las constantes reformas realizadas y las que están llamando a la puerta, van hacia el camino equivocado, se ahonda en el desmantelamiento del sistema publico, avanzamos hacia un modelo centralista, privado y economicista de la salud, financiado con dinero publico que gestionan mutuas patronales, que dualiza el sistema (uno de gestión privada para trabajadoras y trabajadores en activo y el publico descapitalizado mas cercano a la beneficencia) y en el que se les va a dar todo el poder a esas asociaciones de empresarios que son las mutuas, sin ningún control, sin perseguir el fraude en el registro de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo. Todo ello bajo la excusa de la mejor gestión “privada” que la publica, pero lo que no dicen es los costes que la sociedad paga por sus altas tempranas, despidos de personas enfermas o secuelas evitables.

 

Es por ello que desde el Sindicato LAB reivindicamos la desaparición de estas asociaciones de empresarios que son las mutuas y que se publifiquen sus recursos y competencias. Por ello reclamamos como medidas transitorias:

 

  • Eliminación de la concertación del control de las contingencias comunes con las mutuas.
  • Que las empresas concierten con el INSS la cobertura de las contingencias profesionales y no con una mutua. Con ello, también la asistencia sanitaria de esa contingencia la realizaría el sistema publico sanitario (Osakidetza y Osasunbidea) y parte de las cotizaciones que hoy sirven para engordar el sistema privado de mutuas, serviría para reforzar el sistema publico.
  • Que se anule el acceso de los médicos del INSS a las historias clínicas de las trabajadoras y trabajadores.
  • Igualmente, hacemos un llamamiento a los Gobiernos de Gasteiz e Iruñea para que se manifiesten públicamente en contra de este anteproyecto ya que su función debe ser la de garantizar nuestro derecho a la protección de la salud y este anteproyecto supone un ataque sin precedentes y atribuir a las mutuas unas competencias que son propias de los sistemas publico de salud (Osasunbidea y Osakidetza) Principalmente:

◦          No firmando los convenios de colaboración con el INSS y las Mutuas como formula de frenar parcialmente el impacto de la reforma en Hego Euskal Herria

◦          Quitando las contingencias profesionales de las trabajadoras y trabajadores de la función pública con una mutua (son varias) y pasándolas al INSS o a las diferentes empresas autoaseguradoras que existen.

◦          Haciendo un diseño de una estrategia en donde se de un impulso a un modelo de salud publica propio.

 

Es por lo que desde hace varios meses hemos desarrollado un trabajo centrado en la acción sindical para visualizar nuestro rechazo y responder a estos ataques. El mismo se basa en informar, formar y denunciar sobre las pretensiones de estos cambios normativos y lo que suponen en la práctica en referencia a la salud y la vida de la clase trabajadora y de la población en general. Denunciando la mala gestión y el fraude de las mutuas, informando y concienciando a la clase trabajadora respecto a nuestros derechos laborales y nuestra salud y potenciando un cambio en la contratación de las contingencias comunes y profesionales. Es por ello que en los últimos meses se han realizado asambleas de trabajadores y trabajadoras en infinidad de centros de trabajo y se ha negociado con la representación de diversas empresas y se han llegado a acuerdos para el cambio de las contingencias comunes y profesionales con el INSS. Las cuales se concretaran en cuanto acabe la moratoria actual existente. Asimismo, queremos denunciar como si bien en la actualidad una empresa que esta con una mutua quiere pasarse al INSS la respuesta es negativa debido a esa moratoria, pero casualmente no al revés. De hecho existe una circular de la Seguridad Social con fecha 10 de abril de 2013 en donde si se permite el cambio del INSS (tanto en contingencias comunes como profesionales) a una mutua, queriendo fomentar el cambio privatizador.

 

Es por todo ello que nos reafirmamos nuestro compromiso en el impulso y la creación del Marco Vasco de Relaciones Laborales y de Protección Social, para que aquí podamos decidir que modelo queremos, en definitiva un modelo publico, universal, participativo, libre de mutuas, de atención integral, donde la salud de la clase trabajadora sea un derecho en sí mismo y no esté condicionada por factores económicos, sino únicamente por criterios de salud.

Fuente: www.labsindikatua.org

32 Vistas