INDONESIA: Declaración Federación de los Sindicatos Independientes

Internacional

02/07/2014

Indonesia: Declaración Federación de los Sindicatos Independientes

¡Ni Prabowo-Hatta, ni Jokowi-JK!
¡Llevar la lucha de masas a la victoria y derrotar el alboroto electoral!
¡Construir, fortalecer y ampliar el Movimiento Obrero Combativo para enfrentarse al nuevo régimen títere del imperialismo!

Saludos azules, independientes, combativos, patrióticos y democráticos,

Desde el Día de los Trabajadores, el  “Primero de Mayo” de 2014 y  el comienzo del período de las elecciones legislativas, la GSBI ha estado recibiendo numerosas preguntas  acerca de su posición frente a las elecciones legislativas, así como las elecciones presidenciales que se celebrarán el 9 de Julio de 2014.  La cuestión se trata de a quien de los dos candidatos le daría su apoyo. Distintas organizaciones y sindicatos han declarado su preferencia  y están participando en las campañas para traer la victoria al candidato de su elección.

En base a esto, la GSBI como  organización central independiente, combativa, patriótica y democrática de los trabajadores de Indonesia, después de realizar un estudio, y  unas discusiones intensas entre las filas y el liderazgo de la organización,  ha decidido emitir una declaración sobre las elecciones presidenciales  y  el candidato a la presidencia a apoyar.

Para la GSBI, las elecciones generales son un esquema imperialista en medio de la crisis agudizada.

Las elecciones generales son esencialmente una esquema de falsa democracia del imperialismo, sobre todo de los EEUU. Es un medio para afianzar su dominio sobre los países semi coloniales y semi feudales como Indonesia. La falsa democracia al estilo norteamericano utiliza las elecciones como instrumento para contestar y amortiguar la ira popular contra el régimen dictatorial como en la época de Suharto. El sistema multipartidista  y  la creación de los organismos como la Comisión Electoral, el Órgano de Control de las Elecciones hasta la Corte Constitucional no son más que un esfuerzo para canalizar y amortiguar las aspiraciones de llevar adelante el movimiento popular.

La crisis ha obligado a los países imperialistas a asegurarse de la creación de regímenes títeres en muchos países del mundo. La existencia de un régimen títere garantizará el saqueo de los recursos naturales, la explotación de mano de obra barata a la vez que un amplio mercado para sus productos industriales. Un gobierno títere es más leal y dedicado al imperialismo en lugar de servir a su propio pueblo. Sólo asegurando el establecimiento de un régimen títere, el imperialismo puede extender su  vida en medio de la crisis crónica que está afectando a su país. Por lo tanto el imperialismo siempre apoyará y promoverá las elecciones generales como una medida de la democracia en un país.

Los Estados Unidos a través de USAID ha invertido fondos por valor de 23 millones de USD para apoyar el proceso democrático en Indonesia. El programa  se llama la “Ayuda por Fortalecer la Iniciativa en el Proceso de Democracia Electoral en Indonesia”. Algo similar ocurrió en Libia, Irak y Túnez. Obviamente, la forma del programa es un rediseño del sistema electoral, la mejora de la administración electoral y equipo de apoyo, la educación de los votantes, la ayuda a los organismos de control independientes desde el exterior y la mediación o el arbitraje después de la elección, las negociaciones entre los partidos políticos que disputan la elección  a fin de compartir el poder. Este apoyo se distribuye entonces entre una variedad de organizaciones no gubernamentales (ONG) en Indonesia, para que tengan una voz y construyan una opinión pública favorable  a la elección como la manera de cambiar la situación. Los medios de comunicación en Indonesia hacen lo mismo. Tolos los  días se presenta y se habla del proceso electoral democrático, pero las opiniones criticas con respecto al mismo no encuentran espacio en los medios oficiales, dando así la impresión de que la elección  es de verdad un medio para el cambio.

Los cambios prometidos por la elección son una ilusión. De los resultados de todas las elecciones celebradas en Indonesia, ninguno ha proporcionado un cambio fundamental en las vidas del pueblo de Indonesia, incluida la de la clase trabajadora. Se ha comprobado que las Elecciones Generales y sus resultados electorales no han podido resolver los principales problemas del pueblo de Indonesia, tales como los bajos salarios de los trabajadores, la creciente apropiación de tierras, la educación cada vez menos accesible, el servicio de salud caro, el fracaso de crear puestos de trabajo que obligan a millones de  personas a convertirse en trabajadores migrantes en el extranjero sin una protección adecuada y garantizada.

Para la GSBI, ni Prabowo, ni Jokowi

Ninguno de los dos candidatos que disputarán en las elecciones presidenciales del próximo 9 de julio es la mejor opción para el pueblo de Indonesia. Prabowo se esfuerza por imitar el estilo de Sukarno en cada una de sus intervenciones en la campaña. Eso no es más que una tapadera para esconder su verdadero carácter. Al trazar la historia de su progenitor sabemos muy bien de parte de quien está Prabowo. Su padre, el economista Soemitro Djojohadikusomo, era partidario fiel de las políticas de la economía estadounidense.

Los intereses de clase de la gran burguesía compradora  siguen siendo defendidos por la familia de Prabowo. Después de ser despedido de la unidad militar como resultado de violaciones de derechos humanos, junto con su hermano, Hashim Prabowo Djojohadikusomo, se puso a llevar adelante  su negocio gestionando diversas empresas, tanto fuera como dentro del país. Su riqueza consiste en por lo menos 17 empresas dedicadas a la minería, la silvicultura, las plantaciones y los distintos servicios. Los activos totales de todo ese negocio alcanzan a 10.5 trillones de rupias. Mientras que su hermano se ha convertido en una de las personas más ricas de Indonesia gracias a  la industria minera que posee.

Los antecedentes de clase y familiares, así como  su trayectoria en las unidades militares llena de violaciones de derechos humanos, darán nunca una garantía de la defensa de los intereses del pueblo de Indonesia, incluyendo los de la clase obrera . Un gran burguesía compradora nunca dedicará su vida al pueblo; al contrario, servirá por entero a los capitalistas monopolistas extranjeros según consta en los registros de su historia familiar. Además, como ex comandante del Comando de Fuerzas Especiales, hay un grupo de generales que están dispuestos a apoyar y ayudarle a ganar las elecciones. Son, por ejemplo Djoko Santoso, Farouk Muhammad Syechbubakar, M. Yunus Yosfiah, Syarwan Hamid, Soeharto dan Syamsir Siregar, Freddy Numberi.  Tomando en cuenta los casos de violaciones de los derechos humanos en el pasado, y los Generales que le apoyan , si Prabowo gana la elección, la tendencia del fascismo en Indonesia sería mayor.

Deberíamos  entonces elegir a Jokowi? La respuesta es tampoco.  ¿Por qué? A pesar de tener diferentes antecedentes familiares y de clase que  Prabowo, Jokowi es un capitalista burocrático que sabe muy bien cómo jugar su papel como administrador del capital. Sin embargo su estilo de trabajo “estar en contacto con la gente común”, lo ha perfectamente enmascarado y lo presenta como un líder que representa los intereses de las masas populares. En realidad lo que hace Jokowi no es más que un intento de encubrir su colaboración con el imperialismo. Mucho antes de las campañas electorales Jokowi se había reunido ya con el embajador de EE.UU. en Indonesia Robert Blake.

Como capitalista burocrático, el largo período en que ejerció como alcalde de Solo le ha dado muchas  experiencias. En Yakarta, como nuevo gobernador Jokowi hizo varios avances, incluyendo el aumento de los salarios de un 30%. Pero al mismo tiempo permitió la suspensión del aumento. ¿Significa esto que Jokowi está a favor de los trabajadores? La respuesta  es también negativa. Si el salario en Yakarta en 2013 llegó a 2,2 millones de rupias es porque la clase obrera  había luchado incansablemente por el aumento. Sin embargo, de acuerdo al estudio de GSBI, el coste de la vida de los trabajadores en 2013 alcanzó un promedio de 3.1 millones rupias. Si el aumento fue mayor en ese año, esto se debió a que el aumento en los años anteriores  fueron insignificantes. Es Jokowi el responsable de elevar  los salarios de los trabajadores en Yakarta? De hecho, en el año 2014 el aumento no es más que un  10%, lo que demuestra la verdadera naturaleza de  Jokowi y de que lado está .

La candidatura de Jokowi es apoyada también por Sofyan Wanandi, el presidente de Apindo (Asociación de los Empresarios Indonesios). La razón de este apoyo es para que en el futuro la inversión se haga cada vez más fácil y que sea rentable para los inversionistas. Jokowi tiene una buena experiencia de cómo acelerar la inversión cuando era alcalde de Solo. Puede ser asegurado que si Jokowi fuera elegido presidente, la colaboración con la burguesía compradora sería  más estrecha. Esto se ha manifestado ya cuando eligió a Jusuf Kalla,  como compañero de filas, perteneciente a la burguesía compradora. En el campo militar, no son pocos los grandes nombres que dan apoyo  a Jokowi, incluyendo Wiranto, Dai Bachtiar, Luhut Panjaitan hasta AM Hendropriyono. El equipo de las campañas electorales de Jokowi incluso ha alegado que más de 30 generales apoyan a Jokowi. Basándose en este hecho, la victoria de Jokowi en las elecciones  de ninguna manera eliminaría la amenaza del fascismo que enfrentaría el pueblo de Indonesia en general y el movimiento obrero en particular.

El apoyo de los generales en los dos campos que están disputando da una fuerte señal de que gane quien gane  la elección, el ejercito estará detrás y será el media eficaz de coacción para reprimir al pueblo que deberá ser siempre sumiso y obediente y acatar las políticas del gobierno.

Para la GSBI la tarea es llevar a la victoria la lucha de masas y derrotar el alboroto electoral.

Las elecciones nunca producirán cambios para la clase trabajadora y el pueblo en Indonesia, mientras siga la dominación imperialista sobre los recursos económicos, la política y la cultura y se mantenga la relación productiva feudal. El bienestar del pueblo se podrá alcanzar cuando se elimine el monopolio sobre la tierra  y la apropiación de la misma y el comienzo del proceso de la industrialización nacional. Cifrar las esperanzas en las elecciones es esperar algo que nunca se va a realizar.

Para la clase obrera, resumir y aprender de las experiencias de su lucha tanto las victorias como los fracasos son  mucho más importante, y de esa manera evitaría  de ser arrastrada en la movilización y caer en la euforia electoral. La lucha por aumentos salariales en una fábrica siempre se gana cuando la organización de la clase obrera es capaz de movilizar a todos los trabajadores y presionar a los patrones a través de diversos medios, desde las negociaciones  hasta  la huelga. Así, incluso al nivel más alto como en el proceso de determinar UMK (salario mínimo a nivel de ciudad) la movilización de masas juega un papel importante y decisivo. La consistencia en la lucha es en realidad lo que puede producir un cambio real para la clase obrera, no sólo dulces promesas hechas por los candidatos a presidente y vicepresidente.

Por tanto, la clase obrera debe mantener firme la opción de lucha que proporciona un verdadero cambio para su vida. La llama de la lucha de masas  en la fábrica para exigir aumentos salariales, mejores condiciones de trabajo, la abolición del sistema de contratación de corto plazo, la externalización y el amordazamiento de los sindicatos debería seguir ardiendo y no debe ser extinguida. La fábrica debe mantenerse animada con acciones de lucha de masas y el sindicato debería dirigir bien la organización de la lucha para conseguir la victoria.  De esa manera las victorias logradas a través de esta lucha benefician directamente a las masas, y ayudan a silenciar  el alboroto electoral que ya sabemos es completamente inútil para el pueblo de Indonesia.

Debido a que sabemos ya con certeza que no importa quien gane esta elección, el gobierno dirigido por el candidato elegido será sólo un régimen títere que servirá por completo a los intereses del imperialismo, sobre todo de los EE.UU., y la opresión y  la explotación del pueblo de Indonesia seguirá intensificándose. En consecuencia, la consolidación  del movimiento  popular construido  debe ser fortalecido e ampliado para hacer frente al nuevo gobierno títere de las potencias imperialistas que nacen del proceso electoral en Indonesia.

La GSBI declara de manera explícita y públicamente que la misma no se involucra en actividades de apoyo a  ninguno de los dos candidatos presidenciales que actualmente están haciendo una campaña persistente. Porque en esencia, GSBI está consciente de que las elecciones no tienen nada que ver con los intereses de la clase obrera, sino con los de la clase de la burguesía y los candidatos están compitiendo para convertirse en el gobernante y a la vez servidor número uno para los intereses del imperialismo.

La GSBI también exhorta a todos sus miembros y los trabajadores indonesios a unirse, seguir movilizando a los trabajadores en las organizaciónes sindicales genuinas y combativas, ampliar y expandir las organizaciónes e intensificar las luchas de masas. No se deje engañar por la elección y las dulces promesas de los candidatos! Seguir agitando las luchas de masas, derrotar el alboroto electoral con victoria de la lucha en las fábricas. Construir, fortalecer y extender las fuerzas a fin de hacer frente al nuevo gobierno títere imperialista.

Así que hacemos esta afirmación para ser conocida por el público en general.

Yakarta, 20 de junio 2014

Consejo de Dirección Central

Federación de los Sindicatos Independientes (DPP.GSBI)

RUDI HB. DAMAN                                           Emelia Yānti MD. Siahaan
Presidente                                                       Secretaria General

 

28 Vistas