12/07/2014

Movilización en Buenos Aires por la estatización de las empresas estratégicas y por la reincorporación de los compañeros

Los trabajadores de EMFER (Emprendimientos Ferroviarios) y TATSA (Tecnología Avanzada en Transporte Terminal Automotriz), junto a compañeros de ATE y de otras organizaciones, movilizaron al Ministerio de Transporte y al Congreso de la Nación para exigir la estatización de ambas empresas, estratégicas para el desarrollo nacional.

“La empresa se está vaciando y la responsabilidad del grupo Cirigliano es total. Lo que le estamos exigiendo al Estado es que, de alguna u otra forma, tome control sobre la empresa y sobre lo que está pasando con el vaciamiento de la fábrica”, indicó Ezequiel Peralta, delegado de EMFER (Emprendimientos Ferroviarios).

 

“La permanencia de los trabajadores, en defensa de sus puestos de trabajo, continuará hasta el miércoles, cuando se efectivice la promesa que hoy les ofrece la patronal de liquidar los sueldos adeudados. Con unidad y movilización podremos alcanzar este pequeño paso, pero el objetivo de los trabajadores de EMFER y TATSA es conseguir la estatización de estas empresas estratégicas para el desarrollo nacional. Por ello, y por la reincorporación de los despedidos en Lear, es que las y los compañeros de ATE estamos movilizados junto a ellos, para enfrentar el ajuste y repudiar la represión que ordenara frente a los reclamos el Gobierno Nacional”, expresó la compañera Carina Maloberti, del Consejo Directivo Nacional de ATE.

 

ANTECEDENTES DEL CONFLICTO (Fuente: www.ANRed.org)

 

Las compras a China

 

Según reza la información, se dice que a raíz del anuncio de la compra de coches de pasajeros ferroviarios provenientes de China, por parte del Estado Nacional, a fines de febrero, estas fábricas interrumpieron la producción, llevando a sus trabajadores a una situación crítica.

 

“Desde hace un largo tiempo los trabajadores de EMFER y TATSA estamos sufriendograndes niveles de precariedad en nuestras condiciones de trabajo: atrasos en los pagos de nuestros salarios, cargas sociales patronales sin pagar a pesar de haber sido descontadas de nuestros recibos, dejándonos sin cobertura médica (lo que constituye delito de estafa) y la reducción general de los niveles de producción, que a esta altura no llegan ni al 10% de la capacidad instalada”, explicaron en un comunicado.

 

Mientras la empresa plantea que el Estado tiene que hacerse cargo de pagar todos los sueldos y beneficios laborales, los trabajadores plantean que la salida debe ser otra ya que la “crisis es estructural”, según dijo el delegado Peralta.

 

“La solución tiene que salir del ministerio de Transporte porque es el que está conduciendo el armado del sistema ferroviario. Les estamos planteando que tienen que intervenir sí o sí sobre la empresa porque lo que se fabrica ahí es material rodante ferroviario”, explicó el delegado de EMFER. “Con la compra de los vagones chinos, en un primer momento entendimos que ante la necesidad se podía tener como alternativa la compra en el exterior. Pero esa compra daba la posibilidad de poder proyectar a nivel nacional reflotar la industria nacional para poder fabricar vagones en la Argentina”, y continuó, “existe esa posibilidad, nosotros hemos presentado proyectos, alternativas de trabajo al Ministerio”.

 

Según indicó, hay mucho material rodante que se puede reestructurar o fabricar desde cero y “están dadas las condiciones para que se haga desde EMFER”, como también en las distintas plantas que hay en el país que se dedican a este rubro.

 

Hasta el momento el ministerio de Transporte dice que “no hay posibilidad de intervención porque es una empresa privada”, relató Peralta, “pero todos los fondos que llegan a EMFER y a TATSA son por parte del Estado, entonces tiene que tener algún tipo de control sobre eso”.

 

Los trabajadores denuncian que en los últimos fines de semana, la gerencia de EMFER retiró ilegítimamente de la empresa 6 camiones cargados de material perteneciente al Estado Nacional. En ese contexto, los trabajadores reclaman queel Grupo Cirigiliano ha desplegado “una abierta persecución sindical basada en el hostigamiento policial y en la judicialización del cuerpo de delegados”.

 

“Desde hace dos semanas los trabajadores estamos rodeados por personal de la policía bonaerense apostada en los portones de las plantas, negando la entrada de nuestros vehículos y patrullando continuamente el predio, todo esto sin siquiera una orden judicial”, narran. Por otra parte, denuncian que el grupo Cirigliano va a presentar causas judiciales contra diversos delegados de las empresas, con el objetivo de obturar la actividad sindical.

 

El papel del estado

 

Este jueves pasado y luego de varias ausencias a las reuniones de negociación por parte del Ministerio de Transporte, dicha convocatoria fue suspendida por el Ministerio de Trabajo. Ante esa situación, el delegado Peralta dijo que no hay voluntad de destrabar el conflicto. Y agregó: “Hace dos meses que venimos con el planteo claro de que no necesitamos la solución del pago de la quincena, sino una solución de fondo al problema laboral que estamos sufriendo. Por mas que nos solucionen la quincena hoy, mañana si no tenemos trabajo no vamos a cobrar”.

 

La venta de EMFER

 

Este conflicto, como tantos otros tiene largos dos meses. Pero, en febrero de este año, una información sostenía que los empresarios Mario y Claudio Cirigliano, procesados y a punto de ser juzgados como responsables por las 51 muertes del choque del tren Sarmiento en la estación Once hace dos años, recuérdese que el juicio comenzó el 18 de marzo pasado, le informaron al Gobierno Nacional que vendieron su fábrica EMFER porque esta había perdido atractivo comercial, el motivo sustancial que le quitaron la concesión de los ferrocarriles Sarmiento y Mitre.

 

Los Cirigliano controlan y tienen bajo su égida empresaria, unas 30 líneas de colectivos, micros de mediana y larga distancia, compañías de seguros, aviación y empresas en el exterior de micros de larga distancia: Perú y Estados Unidos.

 

Vendida la empresa, tal lo informaron, el hilo se cortó por lo más delgado y dejaron de pagar los sueldos y jornales de sus 340 operarios y con amenazas de seguir incumpliendo si el Estado no se hace cargo de sus quebrantos.

 

EMFER / Fabricaciones Militares

 

EMFER era una fábrica de tanques de guerra, perteneció a Fabricaciones Militares hasta las concesiones de los ferrocarriles. Fue vendida a la empresa Morrison Knudsen Corporación (MK), esta empresa data de 1905, con asiento en Estados Unidos de América y luego se va transformando en una gran corporación internacional, que llevó adelante obras de infraestructura faraónicas, en el proceso de las concesiones ferroviarias. Morrison se dedica entre otras labores, a la fabricación de locomotoras. Se asocia con TBA Trenes de Buenos Aires, porque así lo estipulaban los decretos de concesiones ferroviarias, mal llamados privatizaciones. Al tiempo Morrison se va del país, cierra y queda TBA y luego ya es historia conocida.

7 Vistas