20/10/2012

MÉXICO: Tres mil delegados del SNTE aclamaron a su líder Elba Gordillo


Cancún, Quintana Roo.- Ataviada con un traje rojo, lentes oscuros, y
acompañada por el líder petrolero, Carlos Romero Deschamps -su amigo-,
Elba Esther Gordillo arribó a la plenaria de inauguración del sexto
Congreso Nacional Extraordinario del Sindicato Nacional de Trabajadores
de la Educación.


La ovación no se hizo esperar. Tres mil delegados de todos los estados
del País, sudorosos bajo los cerca de 30 grados que se sentían dentro de la carpa a pesar de los enormes ventiladores instalados en las cuatro esquinas, gritaban a todo pulmón: “Elba, Elba, Elba”.
El grito de los delegados se acompañó con el puño cerrado y el brazo
levantado de quienes gritaban, como si compitieran para ver quién era el más escuchado por su líder: “Unidad, unidad, unidad, Elba, Elba, Elba”.

Miles de manos salían a su paso para estrechar la de la mujer que ha controlado al gremio durante 23 años.
A las arengas, Gordillo respondía con una sonrisa. Junto con los 3 mil
delegados, la maestra se daba su tiempo para corear: “unidad, unidad”.
Su rostro se reflejaba en tres megapantallas dispuestas a lo ancho de la carpa.
Todos los delegados podían ver a Gordillo con la mano alzada, lo que
arreciaba los gritos de “Elba”, que se habrán repetido cientos de veces
en los 15 minutos que duró su arribo al escenario.


Al llegar al presidium, donde estuvo acompañada por el Gobernador
Roberto Borge, el secretario general del SNTE, Juan Díaz de la Torre, y
el presidente del Congreso del Estado, Manuel Saab Castro, el líder
petrolero, Carlos Romero Deschamps, su invitado, le permitió observar su hazaña: 3 mil hombres y mujeres convocados con apenas 48 horas de anticipación por el cambio de sede, estaban ahí, frente a ella,
vitoreándola, gritando con fuerza dos palabras claves a voz en cuello:
Unidad y Elba.

Y es que, inicialmente, el encuentro se realizaría en Rosarito, Baja
California, pero ante el arribo de una caravana de maestros disidentes,
el sindicato optó por trasladar la sede del evento a Cancún.
“Aquí está lo más importante, de norte a sur, de este a oeste, que se
oiga por toda la Patria, que se escuche en el mundo entero, ¡Aquí está
el SNTE!”, arengó Gordillo y los 3 mil delegados respondieron a su
líder, con aplausos, con gritos, con la mano alzada, con fervor, con los celulares y los iPads registrando el momento.


Después de haber renovado las dirigencias seccionales en todo el País,
con dos excepciones, la sección 9 del DF y la 7 de Chiapas, el SNTE no
había convocado a un Congreso Nacional desde hace 8 años y 7 meses.
Frente a los delegados estaba su líder. Gordillo, quien en lugar de
recibir al Gobernador del Estado o esperar a su arribo, logró que el
Gobernador de la entidad la recibiera a ella y quien además le garantizó su seguridad.


Helicópteros de la Policía Federal sobrevolaron el lugar. Una decena de policías federales y estatales con perros entrenados cuidaban la carpa monumental, otro grupo vigiló un retén de seguridad a 60 kilómetros del
complejo hotelero para controlar el paso.
“Hemos dispuesto un bloqueo de seguridad, no es que los automovilistas
no puedan pasar, pero si no tienen nada que hacer por acá, pues en
automóvil no podrán hacerlo, sólo a pie”, dijo uno de los Policías
Federales.


Dijo que llegar a pie al complejo hotelero con el sol tan intenso sería una tarea difícil.
Adentro del complejo se escuchaba “Estos somos: vitalidad, fuerza
inteligencia, compromiso. Que nadie dude, que nadie se preocupe.
¡Haremos respetar nuestra autonomía e independencia sindical a pulso!”.

Bloquean a disidentes
Elementos de la Policía Federal cercaron el Sexto Congreso Nacional
Extraordinario del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.
A 60 kilómetros de la entrada del hotel Barceló, sobre la carretera de
Chetumal-Puerto Juárez, se instalaron dos retenes a fin de verificar las credenciales de quienes buscaban pasar frente a las puertas del complejo.
Los federales también hicieron rondines por helicóptero en la mañana y por la tarde.
Adentro 3 mil 500 delegados del SNTE de todo el País iniciaron la
discusión sobre la reformas al estatuto sindical, la elección del nuevo
Comité Ejecutivo Nacional y la política que establecerán con el Gobierno de Enrique Peña Nieto.
Por la mañana, policías federales vigilaban el acceso a la carpa
monumental instalada en el complejo que cuenta con 5 torres de
habitaciones, 5 megaalbercas, servicio todo incluido para los huéspedes, gimnasios, spas, restaurantes y amenidades.

Cada delegado cuenta con brazaletes que le dan acceso a las diversas mesas de trabajo y restaurantes.
Los maestros disidentes de la Caravana Nacional por el Rescate del SNTE y la Escuela Pública, que lidera Artemio Ortiz Hurtado, se apostaron al filo de la carretera, en la entrada del complejo hotelero, pero
federales y personas vestidas de civil y armadas les pidieron que se
retiraran.
“Llegaron tres grúas y levantaron una de las camionetas donde venía el
sonido y ahí fue cuando comenzaron a empujarnos y empezó el jaloneo”,
denunció Ortiz Hurtado.
“Decidimos retirarnos después de un rato, porque no queríamos armar
líos” explicó Ortiz, quien dijo que el propósito era dejar constancia de su presencia.
Dan laptops a delegados
Durante el arranque del sexto Congreso Nacional de Educación, los
delegados magisteriales recibieron ayer de parte del Sindicato Nacional
de Trabajadores de la Educación (SNTE) que dirige Elba Esther Gordillo
una computadora laptop HP de 14 pulgadas.


Los presuntos delegados, como se les llama por estatutos, llegaron ayer por la noche y permanecerán en el complejo hotelero Barceló, ubicado en la carretera Chetumal-Puerto Juárez, hasta el sábado.
Cuando se registraron para participar en el Congreso, como lo establece la Convocatoria, recibieron el obsequio. Alrededor de 3 mil 500 laptops fueron repartidas entre los maestros encargados de elegir al nuevo
Comité Ejecutivo Nacional y las reformas al estatuto sindical.

fUENTE: DIARIO REFORMA, MEXICO

17 Vistas