17/01/2016

Los candidatos no se acercan a los trabajadores

Los candidatos a la presidencia han presentado sus planes de gobierno y, a simple vista, resalta en algunos el desconocimiento de los conflictos laborales actuales y la poca capacidad de comprenderlos; en otros, solo algunos pocos, puede verificarse un verdadero acercamiento a los reales problemas de los trabajadores, aunque sin tener el panorama completo.

La razón de ello es que ninguno se ha acercado a los trabajadores en su conjunto, es decir a la Confederación General de Trabajadores del Perú, para preguntarles sobre las verdaderas necesidades laborales que existen en las distintas ramas de la producción y servicios.

La CGTP ya tiene una agenda laboral que debe ser atendida. De una lista mayor, exponemos aquí solo algunos de los principales puntos de esta agenda.

Sin duda, el incremento de la remuneración mínima vital es una urgencia que no solo aliviaría a los trabajadores, sino que serviría también para reactivar la economía, debilitada por la poca capacidad de gasto de los ciudadanos. El Perú es uno de los países con menor salario mínimo en América Latina.

Es igualmente importante la eliminación de los regímenes especiales en agroindustria y textiles y confecciones, medidas temporales para reactivar esos sectores y que se han hecho permanentes, lo que ha significado la precariedad laboral más flagrante del país.

Necesaria también es la defensa efectiva de la libertad sindical: cada año más de 100 dirigentes sindicales son despedidos como escarmiento por defender los derechos laborales. El Ministerio de Trabajo debe promover realmente la negociación colectiva, en especial la negociación por rama de la actividad, y dar un mayor presupuesto a la SUNAFIL. Así mismo, proteger a los sindicalistas y permitir todas las formas pacíficas de huelga.

El respeto a los trabajadores públicos, a quienes la inestabilidad laboral persiste bajo la forma de los CAS, entre otros problemas, lo que no ha mejorado mucho la gestión del Estado, sino que se ha convertido en una herramienta de clientelismo político. Debe derogarse la Ley Servir.

Finalmente, todo ello debe coronarse dentro de una Ley General de Trabajo justa y democrática, pues el marco legal de las relaciones laborales en el país fue establecido sin consenso social alguno por la dictadura de Fujimori.

 
Justamente para plantear esta agenda laboral, la CGTP estará realizando próximamente una conferencia de prensa y una movilización y plantón hacia el Ministerio de Trabajo, con el fin de poner la agenda laboral en las prioridades del actual Gobierno y de los candidatos que optan por el voto de los ciudadanos, gran parte de ellos trabajadores o en edad para trabajar. En resumen, la agenda laboral es la agenda del pueblo.

 

7 Vistas