La histórica ANEF cumplió 74 años de compromiso y lucha

Chile

05/05/2017

La histórica ANEF cumplió 74 años de compromiso y lucha

CHILE. La histórica ANEF cumplió 74 años de compromiso y lucha La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), miembro de la CLATE, cumple 74 de vida y realiza un homenaje en la tumba de Clotario Blest Riffo, Primer Presidente de ANEF este viernes 5 de mayo a las 11 horas en Pasaje Echaurren con los Cipreces, Mausuleo Familiar en el Cementerio General. “Con el cariño y la convicción de siempre” expresó el presidente de la CLATE, Julio Fuentes, y, con un gran abrazo mediante, les deseó “fuerza y sabiduría para fortalecer y cuidar nuestra organización”.



El 5 de mayo de 1943, año en que la humanidad vivía uno de sus momentos bélicos más duros y amargos, un grupo de visionarios chilenos, en un sencillo lugar de la calle Esmeralda, liderados por Don Clotario Blest Riffo, dío vida a la AGRUPACION NACIONAL DE EMPLEADOS FISCALES, ANEF, organización que ha sido decisiva para el movimiento sindical chileno y el destino de los derechos de los trabajadores. El tiempo ha demostrado, en más de medio siglo, el significado profundo que ha tenido en la vida social y política de Chile la ANEF.

En su sitio web la ANEF cuenta la historia de su fundación. A continuación los textos que testimonian su compromiso y perfil sindical a lo largo de estos 74 años.

La impronta de la ANEF

Presidida por Don Clotario, desde sus inicios la ANEF incidirá en los logros gremiales y en las propias políticas democratizadoras del país. Con la creación, el año 1945, del Estatuto Administrativo que requiriró la aprobación de la Agrupación, esta organización comienza a dejar su impronta en el patrimonio laboral de los trabajadores: Los estatutos de garantía de los funcionarios; las leyes orgánicas de las reparticiones públicas; la extensión de las previsiones, la medicina social y la educación gratuita; el derecho al cargo y el régimen de ascensos; la participación de funcionarios en las calificaciones; los servicios de bienestar; el rol de la Contraloría General de la República para cautelar los derechos laborales; los derechos políticos de los empleados civiles; la elegibilidad para cargos de representación popular; la defensa de la organización en los gobiernos de derecha y en la dictadura; la recuperación del poder adquisitivo; el derechos a sindicalizarse; la participación en los procesos de modernización, etc, son todos logros sellados por la participación de la ANEF:

En la senda de la unidad

Don Clotario, siempre lúcido y señero, transforma la ANEF en una herramienta para juntas a las organizaciones sindicales, y bajo el lema “solo la unidad nos hace invencibles”, crea en 1953 la Central Unica de Trabajadores CUT, donde él es su primer presidente.

Los tiempos de la Felonia

Durante los años de la Dictadura Militar, en que don Clotario se destaca por su firme oposición a la violación de los Derechos Humanos, su discípulo más destacado y seguidor de sus principios, TUCAPEL JIMENEZ ALFARO, Presidente del a ANEF en esos momentos, abre su puertas para cobijar a cientos de sindicalistas y compatriotas que luchan por recuperar la democracia, ente los cuales se contaba, también, MANUEL BUSTOS HUERTA. En esa tarea de unidad a Don Tuca se le va la vida y es cobardemente asesinado, crimen que ha quedado para siempre en el prontuario de violaciones de derechos fundamentales, como uno de los más crueles y alevosos. Los trabajadores chilenos aún exigimos justicia.

Cumpliendo con un legado irrenunciable

Desde la reconquista de la democracia hasta ahora, la ANEF ha seguido construyendo unidad y organización, mejorando su trabajo y su representatividad entre los funcionarios públicos. Es una de las pocas organizaciones sindicales que cuenta, para elección de su directorio, con el sistema de “voto universal” para todos sus afiliados; que ha incorporado temas emergentes en su quehacer sindical, como la Igualdad de Oportunidades entre trabajadores y trabajadoras; que ha aglutinado a las organizaciones del sector público para enfrentar unidas las negociaciones salariales generales; que ha realizado sus propias negociaciones, siempre al frente de sus bases, siguiente el legado de Don Clotario: “somos gremialistas y no políticos, la justicia social y la confraternidad humana son las bases de la ANEF, buscamos el perfeccionamiento económico, cultural y social, el perfeccionamiento moral de nuestros asociados, basados en principios de honradez, disciplina y sacrificio”.

39 Vistas