26/01/2013

La Cumbre de los Pueblos, paralela a la reunión Celac-UE, inicia con algunos incidentes provocados por los Carabineros chilenos

Un manifestante es detenido por la policía tras los disturbios en la marcha de hoy en Santiago de la Cumbre de los Pueblos, paralela a la reunión de mandatarios Celac-UE

Santiago • La Cumbre de los Pueblos, que se realiza en forma paralela a la reunión de mandatarios Celac-UE, comenzó hoy con una marcha de más de mil personas y que acabó con enfrentamientos entre manifestantes y policías en el centro de Santiago.

Al son del grito “¡el pueblo unido jamás será vencido!”, más de un millar de manifestantes se congregaron en el centro de Santiago. Un grupo de encapuchados destruyó señales de tránsito, semáforos y ventanales de tiendas comerciales, con piedras, botellas y palos. La policía chilena intentó controlar los desórdenes con carros lanza agua y gas lacrimógeno.

Al menos cinco personas fueron detenidas por la Policía. Los incidentes se produjeron tras finalizar una marcha que dio inicio a la llamada Cumbre de Los Pueblos, una reunión que se realiza paralelamente a la cumbre de presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y  El Caribe (Celac) y de la Unión Europea (UE), que arranca mañana.

Más de 400 organizaciones sociales de América Latina y Europa se dan cita en el encuentro social en el que tratarán políticas alternativas para la crisis financiera que urge a Europa.

“Estamos en un gran debate donde los proyectos, la posibilidad de construir una alternativa a las políticas de mercado constituye una urgencia y necesidad a propósito de la crisis de los países en Europa”, dijo Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unica de Trabajadores (CUT), una de los organizadores.

La marcha comenzó en las puertas de la facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile, y siguió por céntricas calles de Santiago, hasta confluir en la plaza de Armas.

La manifestación se realizó en medio de una fiesta de coloridos bailes, banderas de países como Cuba, Bolivia, Irak, y pancartas en apoyo al pueblo mapuche, la mayor nación indígena  que reclama al estado de Chile tierras que considera propias por derecho ancestral. La Cumbre de los Pueblos concluye el domingo con un documento que será entregado a los gobiernos de la Cumbre Celac-UE.

AMPLIOS DEBATES SOBRE LATINOAMERICA

En la Cumbre, entre banderas de Venezuela, estandartes del pueblo mapuche y música cubana, los asistentes debaten además sobre desarrollo sustentable, la cultura popular y el movimiento estudiantil.

Varios líderes estudiantiles chilenos de las protestas de 2011 deambulan entre las salas del recinto, otrora un convento aledaño a un parque silente, donde hace un año fue asesinado un joven gay por neonazis locales.

Entre el calor, los colores y el comercio de bebidas, un tema central en las discusiones es la posibilidad de ahondar las democracias, de levantar  medios de comunicación para los pueblos indígenas, para los colectivos urbanos y mujeres.

“Sin transparencia política y sin medios diversos la construcción diaria de la democracia queda en deuda”, subraya la presidenta de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), María Pía Matta, ante una sala atestada de jóvenes.

El comunicador indígena Pedro Cayuqueo, director de Mapuche Times, recalca en la misma tarima la importancia de construir voces y Estados plurinacionales en América Latina, superando a su entender la matriz clásica surgida luego de la independencia de España.

La audiovisualista Jeannette Paillán defiende a su vez la importancia de que los pueblos indígenas produzcan cine, estéticas, discursos, como propugna la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación Indígena, con sede rotativa este año en Santiago.

Los concurrentes cierran en un aplauso y se levantan en busca de otras discusiones, por ahora literal y metafóricamente a kilómetros de distancia de la cumbre oficial, donde el tema central serán las inversiones.

10 Vistas