25/01/2016

La CTA Autónoma en el Foro Internacional de la CUT-Chile

En el marco de las actividades previas a la apertura del X
Congreso Nacional de la CUT, se realizó el seminario internacional: “”Sustentabilidad
en el Mundo del Trabajo” y una muestra de intercambio cultural que comprendió
la participación de los grupos Inti-Illimani, Bafona, murga intercultural con
actores de Sidarte y grupos folklóricos de Perú y Haití.

El objetivo principal del Foro Internacional –organizado por
la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CUT con la colaboración de la
Fundación Friedrich Ebert- apuntó a conocer las complejidades del mundo de
trabajo que vive América y Europa y la derechización de los países de la región
a partir de lo que está ocurriendo en Brasil, Argentina, Venezuela, Paraguay.

“Encontramos pertinente poner en el ámbito internacional,
los temas que estamos desarrollando en Chile. La Reforma Laboral tiene que ver
con un proceso en América. La derechización de la economía y la política tiene
que ver con una arremetida de la derecha económica en la Región por eso es
pertinente colocar el tema del sindicalismo nacional en un contexto
internacional”, señaló el coordinador del seminario y consejero de la CUT,
Claudio Urrutia.

En el Foro participaron panelistas de organizaciones
sindicales de Estados Unidos, Italia, España, Argentina y Brasil, quienes
expusieron sobre sus respectivas realidades, experiencias y desafíos que
abordar en un mundo globalizado. Asimismo se abordó la “Evolución y perspectiva
del trabajo migrante”.

En el panel sobre la “Derechización de la política en la
Región y los desafíos para un nuevo modelo sindical”, expusieron Joâo Felicio,
presidente de la Confederación Sindical Internacional (CSI); Víctor Báez,
secretario General de la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las
Américas (CSA) y Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT de Chile.

Figueroa, valoró este encuentro internacional, señalando que
“de alguna manera, entrega el contexto de nuestro debate que no solo está
radicado en la coyuntura nacional. Nos permite dar el contexto internacional
regional que dé mayores insumos, mayores elementos”.

La dirigente chilena, explicó que la ofensiva de los
sectores conservadores y neoliberales “nos desafía a buscar estrategias cada
vez más innovadoras pero también de mayor ofensiva para enfrentar esta
arremetida y eso pasa no solo por más acciones de movilización, por una acción
más decidida en las calles, de mostrarnos mucho más y desde ahí mostrar nuestra
fuerza”. Pero también, agregó, se debe ser capaz de “articular propuestas para
la Región (…) que se puedan constituir en demandas transversales respecto de
modelos de desarrollo sostenible que enfrenten a esta lógica del modelo de
ganancia sin considerar el desarrollo del medioambiente del cuidado del
planeta. Es decir, poder no solamente ser esta voz activa en la movilización
sino también transformarnos en sujeto y motor de desarrollo que también plantea
alternativa y propuestas a las políticas que hoy se están promoviendo”.

En tanto, el presidente de la CSI, categóricamente indicó
que no se concibe la Democracia “sin el fortalecimiento del movimiento
sindical. Un país democrático con un movimiento sindical flaco no es
democrático. Por eso, el fortalecimiento de la organización sindical es
fundamental en una sociedad que se pretende democrática. Por eso es para mí es
motivo de orgullo tener en Chile un movimiento sindical fuerte con una central
sindical como la CUT “.

Felicio, agregó que la democracia aún no está consolidada en
América Latina y que si bien el movimiento sindical no es un partido político
sí debe tener “una actuación política en la sociedad con el objetivo de
consolidar la democracia y consolidar una democracia automáticamente se
consolida un movimiento sindical fuerte, un movimiento sindical enraizado en la
base: un movimiento sindical clasista porque un movimiento sindical defiende
una clase social y por más que lo queramos o no, la verdad es que hay clases
sociales antagónicas y tenemos que defender la clase social que representamos
que son los trabajadores y trabajadoras de Chile, de América Latina y del
mundo. Queremos construir un movimiento sindical que tenga esa comprensión
Queremos construir una América Latina más democrática, una América Latina que
distribuya agenda”.

Para Víctor Baéz, el movimiento sindical enfrenta una lucha
global por los derechos de los trabajadores y trabajadoras contra un modelo
injusto: “este modelo neoliberal, ha ensanchado la lucha, la ha globalizado y
nosotros tenemos el deber de responder también globalmente. Tenemos que tener
propuestas nacionales pero también propuestas globales y una visión global
alternativa a este modelo explotador y neoliberal”.

En ese contexto, precisó que el proceso de reforma laboral
que se está viviendo en Chile, “puede tener repercusiones internacionales para
bien si es que se gana esta lucha pero, no podemos permitirnos el lujo de
perder esta lucha por el derecho a huelga porque eso va a tener repercusiones
muy negativas para el movimiento sindical a nivel internacional”.

A su juicio, el sindicalismo debe responder a los principios
de sustentabilidad y sostenibilidad: “nosotros queremos un mundo durable como
clase trabajadora queremos un mundo mejor (…) el capitalismo quiere tragarse el
mundo ahora a cambio de dinero, quiere destruir el mundo hoy, no le importa a
qué precio con tal de ganar dinero. Ese es el debate que a nivel mundial, el
debate político debemos dar para enfrentar a las grandes empresas y el capital
financiero que está depredando este mundo y que está siendo insostenible este
mundo”.

Unidad, organización y lucha

Por su parte, Adolfo “Fito” Aguirre, en su
participación en el panel “Análisis sobre la política sindical en la
región”, dijo que: “debemos enfrentar la criminalización de la protesta
social a nivel global y priorizar las luchas para enfrentar a gobiernos que
representen los intereses de las multinacionales”.

9 Vistas