23/05/2016

Julio Fuentes: “La flexibilización laboral es la madre de los despidos”

Julio Fuentes participó, junto a otros dirigentes y
especialistas en el tema de legislación laboral, de estas jornadas de debate y
reflexión en el anfiteatro de la sede de la conducción nacional de ATE. La
primera parte de su intervención estuvo destinada a presentar a la
Confederación que a principios del año próximo cumple 50 años. Fuentes precisó
que “como confederación hemos luchado muchos años para obtener nuestra
legalidad . En el mundo sindical internacional no estaba permitido en términos
de legalidad conformar organizaciones del ámbito Latinoamérica y del Caribe. 50
años nos ha costado este reconocimiento y recién hace dos años, por ejemplo,
fuimos reconocidos en la OIT. Hemos golpeado puertas durante muchos años”.


“No somos un botín de guerra”

El máximo dirigente de la CLATE señaló que “los
estatales somos los trabajadores que más tarde llegamos al acceso al derecho de
negociación colectiva”. “Desde el Virreinato para acá, los del sector
público no somos reconocidos como trabajadores”, destacó Fuentes. “Se
sigue pensando cómo pensaba el Virrey, que somos propiedad del gobierno de
turno. Y nosotros venimos trabajando para que se entienda que nosotros no somos
empleados de quien le toque mandar en el Estado, nosotros somos empleados de
nuestros pueblos, somos empleados de los tributos que pagan los pueblos, somos
trabajadores del Estado. Y esta es una de las grandes peleas”.

“A nosotros esta situación nos cuesta entender, nos
duele, que fuerzas que se dicen de izquierda, al igual que la derecha, cuando
tienen que actuar sobre el empleo público, lo hacen de la misma manera. No
encontramos grandes distinciones entre unos y otros”, destacó Fuentes- Y
agregó que “todos tienen la concepción de que ganan el Estado a través de
un proceso electoral y el botín de guerra son los empleados públicos… nos
toman como el botín de guerra de la batalla electoral que dieron”.

“La flexibilización laboral es la madre de los despidos”

Julio Fuentes realizó también un balance de la lucha de los
últimos años. “Nosotros, a partir del 2005, en esa gran victoria que
tuvimos como pueblos con la derrota del ALCA y que fue un hecho trascendental
en  nuestras vidas, pudimos ver a
nuestros gobiernos que se plantaban para decirle no al imperio. Los estatales
tuvimos muchas expectativas pues nos encontrábamos con gobiernos que hablaban
de derechos pero con el paso de los años, los trabajadores pudimos ver que en
los discursos anduvimos bien pero en la realidad nos fue bastante mal. Con
mucha lucha se lograron algunos incrementos en algunas plantas de personal pero
con altos niveles de flexibilización laboral. Se creció en el empleo público
pero de bajísima calidad. Nosotros ya no éramos dueños de grandes derechos,
pero los nuevos trabajadores ni siquiera contaron con ese de la estabilidad
relativa. Por eso, con esta nueva ola neoliberal, estamos expuestos, y padecer el cinismo que tiene el presidente de Argentina, cuando dice yo no
despedí a nadie sino que se les terminó el contrato!”.

“Nosotros creemos que esto debe ser parte del debate
político de las organizaciones de trabajadores, políticas y de distintos
sectores para ver qué paso. No nos podemos conformar con saber que los malos
con malos, ya lo sabíamos, el problema es que pasó con los buenos. ¿Qué nos
pasó a nosotros? que pasó con las organizaciones de estatales que creíamos que
íbamos a salir fortalecidos de este proceso, y no fue así”.

“En estos últimos diez años los presidentes
progresistas de América Latina no se reunieron jamás con los gremios estatales.
No hubo diálogo. O nos subordinábamos o nos pasaban al plano del enemigo”.

7 Vistas