Brasil

27/10/2020

Jocelio Drummond: “Tiene que haber una reglamentación clara del tiempo de trabajo”

En diálogo con la CLATE, el secretario regional de la Internacional de Servicios Públicos (ISP) para las Américas, Jocelio Drummond, expresó su preocupación por el avance acelerado del teletrabajo en nuestra región a raíz de la pandemia y dejó claro que la reglamentación de esta modalidad tiene que estar enmarcada en un proceso de negociación colectiva entre los trabajadores y los empleadores.

El representante de la ISP Interaméricas fue entrevistado por la CLATE en el marco de la Campaña Continental sobre Teletrabajo en el Sector Público lanzada por la Confederación en septiembre de este año. Drummond hizo un punteo de los distintos derechos laborales que hay que proteger y garantizar a la hora de reglamentar esta modalidad de trabajo, que se instaló con más fuerza en el marco de la pandemia del coronavirus.

El dirigente expresó que, en primer lugar, se tiene que asegurar la “reversibilidad” del teletrabajo, es decir, que el trabajador tenga la posibilidad de decidir si sigue ejerciendo sus tareas bajo esta modalidad de trabajo remoto desde su hogar o si regresa a su función presencial.

Asimismo, Jocelio Drummond defendió la necesidad de reglamentar claramente el tiempo de trabajo. “Es exagerado lo que está pasando durante la Pandemia. No hay casi la posibilidad de desconexión, hay un abuso en los horarios de trabajo y eso es inaceptable. Tiene que haber una reglamentación clara sobre cuánto tiempo vamos a trabajar”, señaló.

También expresó su preocupación por la falta de regulación en materia de datos, tanto personales como profesionales. “La Organización Mundial del Comercio quiere desreglamentar cada vez más el mal llamado ‘libre’ flujo de datos. De libre no hay nada. La única libertad que hay es para que Facebook y Google controlen nuestra información”, advirtió.

El secretario regional de ISP Interaméricas destacó, además, que tiene que haber una reglamentación clara de las condiciones de seguridad y salud, no solo física, sino también mental. En ese sentido, hizo hincapié en seguir defendiendo el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo contra el Acoso y la Violencia en el trabajo. “Si ahora mi casa es mi lugar de trabajo, tengo que considerar y defender el Convenio 190”, afirmó.

“Otro aspecto al que hay que prestar atención es la temática de género”, expresó Drummond. “¿Cómo compartimos el trabajo doméstico, el cuidado de la familia y del hogar, entre hombres y mujeres que están en teletrabajo? Es un debate profundo, porque hay un desequilibrio, somos una sociedad patriarcal, donde las mujeres se preocupan mucho más por las tareas de cuidado y al mismo tiempo están ejerciendo su profesión desde su casa”, destacó.

Por último, el dirigente señaló que “hay que discutir las diferencias sociales y la desigualdad de acceso a los servicios de conectividad, a internet, así como a buenos equipos para el teletrabajo”. Y finalizó: “Las organizaciones sindicales tenemos que pensar el tema de la digitalización, que puede ser bueno o puede ser malo, depende de cómo lo reglamentamos y, por supuesto, todo esto tiene que ser parte de una gran negociación colectiva con los empleadores y entre nosotros mismos”.

145 Vistas