João Domingos: “El Programa de Dimisión Voluntaria es una trampa”

Brasil

03/08/2017

João Domingos: “El Programa de Dimisión Voluntaria es una trampa”

El presidente de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB), João Domingos Gomes do Santos, se refirió al “gran peligro” del Programa de Dimisión Voluntaria (PDV) anunciado por el gobierno brasileño el pasado 27 de julio. El dirigente, quien además es vicepresidente 1º de CLATE, explicó que el verdadero objetivo de esta medida es precarizar y tercerizar los servicios públicos.


Prensa CLATE/CSPB

Entrevistado por la emisora de radio brasileña Jovem Pam News, el titular de la CSPB advirtió que este Programa de Dimisión Voluntaria “es una trampa para los servidores y una crueldad para los usuarios de los servicios públicos”.

Para el dirigente, se trata de un “ardid institucional” y una “propaganda ilusoria” para que funcionarios públicos “dejen su empleo con estabilidad financiera y se arriesguen en un negocio propio, en un momento de extrema crisis económica y retracción del consumo en el país”.

La medida anunciada por el gobierno ofrecerá a los funcionarios que acepten el plan de dimisión voluntaria una indemnización correspondiente al 125% de su remuneración. El programa prevé también la posibilidad de reducir la jornada laboral, con una reducción proporcional del salario.

João Domingos recordó que cuando el ex presidente Fernando Collor implementó el PDV en los años 90 “el 70% de los servidores públicos que dejaron su empleo garantizado por una aventura en el mundo de los negocios fracasó”.

“Hoy los servicios públicos viven un momento de extrema precariedad, tanto en calidad como en cantidad, por falta de servidores públicos. ¿Cómo es posible que cuando necesitamos más servicios de salud, de seguridad, de educación, el gobierno quiera reducir funcionarios?” cuestionó el representante de los servidores brasileños.

Para João Domingos, la medida esconde el verdadero propósito del gobierno: “Si tenemos un servicio público precario y se reduce la cantidad de prestadores del servicio, sólo se agudiza la precariedad, justificando así el proyecto de privatización a través de la tercerización. Esa es la trampa institucional”.

El dirigente cuestionó, asimismo, el argumento del gobierno de que la medida tiene el objetivo de ajustar las cuentas públicas. “El gobierno quiere que la adhesión al PDV sea de 5 mil funcionarios públicos. Sin embargo, sólo en el mes de junio de 2017, se crearon más de 25 mil cargos políticos y van a seguir aumentando. ¿Dónde está entonces el corte de presupuesto?”.

Por último, consultado sobre la Reforma Laboral, el dirigente reiteró que el presidente Temer “quiere aniquilar el movimiento sindical, la última barrera”. Afirmó, además, que la reforma es para debilitar el poder del trabajador contra el patrón y advirtió que el proyecto del gobierno es acabar con el Estado en la prestación del servicio público. “¡No podemos dejar que eso pase!”, enfatizó el líder sindical.

 

22 Vistas