21/12/2015

Hugo Blasco: “Hay una visión neoliberal de la justicia en la Argentina”

¿Qué opina de la intención del Poder Ejecutivo
argentino de remover a la Procuradora General de la Nación?


Con el tema de Gils Carbó
el gobierno se equivoca, porque es una funcionaria designada por las dos
terceras partes del Senado, fue un acuerdo de todos los partidos políticos. En
ese sentido, tiene la misma estabilidad que cualquier juez. Entonces, para
poder removerla tiene que haber un causal que permita iniciarle un juicio
político. Si el presidente Macri considera que actuó por motivaciones
partidarias y perdió su independencia, tendría que denunciarla. Pero no es un
funcionario del ejecutivo que el presidente lo pone y lo saca cuando quiere.


Los ministros de la Corte Suprema tampoco y
designó dos por decreto
.


Eso es un disparate. La
Federación Judicial Argentina hizo un pronunciamiento público respecto a los
dos jueces designados por decreto. Hay un decreto que es el 222/03 donde el ex
presidente Néstor Kirchner tomó una iniciativa de nuestra Federación respecto
al tema de la participación popular en la selección de jueces. Esto abrió el
camino a la publicidad de los currículum y a que se pueda opinar sobre ellos,
aunque de manera no vinculante. En su momento nosotros, desde la Federación
Judicial nos opusimos a Zaffaroni, no por sus cualidades como jurista sino
porque había sido un juez de la dictadura que había jurado sobre los estatutos
del proceso y además era un evasor impositivo.


¿Y qué opina del nuevo Ministro de Justicia?


Garavano, el nuevo
Ministro de Justicia, viene de una organización creada en la dictadura para
darle sustento jurídico a todo lo que hacían los militares. Incluso tiene
posiciones, aun en democracia, de “dinosaurio” en relación al tema Derechos
Humanos. Fue Subsecretario de Justicia de Duhalde. Después en acuerdo entre el
Frente para la Victoria, Macri y Elisa Carrió se repartieron las cabezas del Poder
Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, y a él le tocó, impulsado por el actual
presidente Macri ser fiscal general.  Garavano
impulsa un modelo donde la justicia no es un valor, sino un mercancía, donde
los justiciables no son sujetos que acuden a la justicia en búsqueda de ver
saciados sus derechos sino que son clientes. Piensa que lo importantes es que
los expedientes y las sentencias salgan sin importar su calidad. En todos los
proyectos de reforma judicial nunca se nombra la palabra justicia, se habla de
dinero, del costo que tienen los expedientes, si es muy alto el costo de una
investigación hay que dejarla. Hay una visión neoliberal de la justicia, donde
va preso el ladrón de gallinas que encuentran infraganti pero el crimen
complejo queda impune.
   

5 Vistas