22/09/2013

GUATEMALA: Impunidad Laboral en la Oficina Nacional de Servicio Civil, denuncia la FENASTEG


 

En  la 102 Conferencia internacional del Trabajo
celebrada en el mes de junio del presente año la delegación de CLATE,
encabezada por nuestro presidente y a la vez Secretario de ATE de la República
de Argentina, compañero Julio Fuentes dentro de los tres puntos que planteo al
Comité de Expertos en la Comisión de Normas, fue lo relacionado a los
conflictos entre el Estado y sus empleados, por lo que resulta contradictorio
lo que ocurre en Guatemala con los Conflictos Colectivos, planteados por los
sindicatos estatales, a continuación uno de tantos testimonios de impunidad
laboral:

 

La oficina Nacional de Servicio Civil -ONSEC- es el ente rector del
Servicio Civil en Guatemala, responsable de regular las relaciones en la
Administración Pública con sus trabajadores, determina garantías mínimas
irrenunciables para los servidores públicos, susceptibles de ser mejoradas
conforme las posibilidades del Estado.

 

El 25 de abril de 1988, fue fundado el Sindicato de Trabajadores de la
Oficina Nacional de Servicio Civil -SONSEC- con 25 años de existencia a la
presente fecha.

 

Recientemente los
miembros del
Comité Ejecutivo del
Sindicato de Trabajadores de la Oficina Nacional de Servicio Civil -SONSEC-
afiliados a la
Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores del Estado de Guatemala -FENASTEG-
denunciaron al Estado de Guatemala, y a las autoridades
nominadoras: la Directora de la Oficina Nacional de Servicio Civil Patricia
Margarita García Futch, al Abogado del Estado de Guatemala la Procuraduría
General de la Nación; y a los Magistrados de la Sala Tercera de la Corte de
Apelaciones de Trabajo y Previsión Social del Organismo Judicial, Neftaly
Aldana Herrera Magistrado Presidente, Aura Elena Herrera Flores Magistrado y
Sonia Judith Alvarado López, porque han venido obstruyendo el Conflicto
Colectivo, entablado por SONSEC para negociar un nuevo proyecto de Pacto
Colectivo de Condiciones de Trabajo, en la vía Judicial, ya que por la vía
Directa no fue posible llegar a un acuerdo total.

 

El -SONSEC- fue notificado el día 30 de julio del
año 2013, del auto proferido por la Sala de Apelaciones con fecha cuatro de
marzo del dos mil trece, y en su parte resolutiva, declara: “I) Con lugar el
recurso de apelación interpuesto, II) Revoca la Resolución apelada y resolver  declara CON LUGAR EL PUNTO DE DERECHO,
interpuesto por la representante de la entidad nominadora señora Patricia
Margarita García Futch, y la representante del Estado de Guatemala, para lo
cual se levantan las prevenciones decretadas en resolución de fecha diez de
agosto de dos mil doce por el Juzgado Sexto de Trabajo y Previsión Social,
dejando sin efecto el mismo”.

 

El auto proferido por la Sala Tercera, se
desprenden una serie de cuestionamientos que atentan contra de nuestros
derechos garantizados en la Constitución Política de la República de Guatemala,
Código de Trabajo y las Convenciones Internacionales 87 y 98 de la OIT, Pacto
de San José y Protocolo de San Salvador (determinan derechos económico
sociales) lo cual evidencia flagrantes violaciones a la Libertad Sindical y a
la Negociación Colectiva, arbitrariedad que consideramos, fue para favorecer
los intereses del Estado de Guatemala, pues se pretende con esa resolución levantar
la prevenciones decretadas con anterioridad,  que de algún modo protegían y daban garantía
de estabilidad laboral, para todos los trabajadores de la ONSEC, ante eminentes
despidos proyectados por estas autoridades.

 

Los Magistrados de la Sala Tercera de la Corte de
Apelaciones de Trabajo y Previsión Social, violaron el principio de derecho de
defensa y al debido proceso, toda vez que la ley
establece un plazo de
negociación en la vía directa, que de vencerse, como ocurrió en nuestro caso,
sin llegar a acuerdos, se puede acudir a plantear un conflicto colectivo (artículo
51 del Código de Trabajo) en el presente caso al haber fenecido el plazo, sin
haber llegado a arreglos, consensos u acuerdos, la ley faculta a la
Comisión  Negociadora (parte trabajadora)
a agotar la  vía directa y acudir a la
vía judicial.

 

Así mismo, indican que los miembros de la comisión
negociadora del SONSEC, para dar por agotada la vía directa y abandonar la
discusión del Pacto Colectivo de Condiciones de Trabajo, tenían que haber
tenido un mandato por parte de la Asamblea General Extraordinaria, realizada el
día 8 de agosto del dos mil doce, para poder abandonar dicha discusión. Esto resulta
contradictorio al tenor de lo establecido en los artículos 51 inciso “d”, 222,
377 y 378 todos del Código de Trabajo de Guatemala, establecen las facultades
de las comisiones negociadoras (patronal y de trabajadores respectivamente) las
cuales pueden ser: ad referéndum y plenas, según sea el caso.

 

Sin embargo el texto del artículo 378 del  Código de Trabajo indica que: “Cuando se
trate de discusión de un pacto colectivo de condiciones de trabajo, el pliego
respectivo se presentará a la otra parte para su discusión en la vía directa y
se estará a lo dispuesto por el último párrafo del artículo 51 de este Código,
además indica
que:
“
…Si
transcurridos treinta días después de presentada la solicitud por el respectivo
sindicato o patrono, las partes no han llegado a un acuerdo pleno sobre sus
estipulaciones, cualquiera de ellas puede acudir a los tribunales de trabajo,
planteando el conflicto colectivo correspondiente.”

 

Como se puede observar las disposiciones legales
transcritas son claras e inequívocas en su interpretación en cuanto a, que si
la comisión negociadora de SONSEC, estaba acreditada con facultades plenas, y
la ley establece que agotado el plazo de treinta días, de no llegar a ningún
arreglo con la autoridad nominadora, podíamos dar por agotar la vía directa,
por estar facultados para hacerlo.  

 

Por lo que al dejar sin efecto el emplazamiento
decretado con fecha diez de agosto del 2012, contraría lo dispuesto en las
Convenciones 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo OIT, violenta
lo estipulado en los artículos citados del Código  de Trabajo de Guatemala, por lo que consideramos
que esto es una negación al derecho a la justicia laboral y UNA FLAGRANTE VIOLACION
A LA LIBERTAD SINDICAL y A LA NEGOCACION COLECTIVA, ya que esta actitud por
parte del Gobierno de Pérez Molina por una funcionaria que se supone, debería
ser el ejemplo en las relaciones laborales con sus empleados, se puede subsanar
únicamente con la remoción de dicha empleada pública.  

 

Por lo que le solicitamos a Sergio Paixao Pardo,
profiera las recomendaciones por parte del representante la Organización
Internacional de Trabajo en Guatemala, y se sometan a consideración la presente
denuncia a la Corte Suprema de Justicia y al Ministro de Trabajo y Previsión
Social de Guatemala.

9 Vistas