Gobierno argentino deroga el privilegio para cargos jerárquicos en el Estado

Argentina

17/12/2019

Gobierno argentino deroga el privilegio para cargos jerárquicos en el Estado

Tras los reclamos de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), integrante de CLATE, el gobierno argentino suspenderá el decreto del ex presidente Mauricio Macri, que perpetuaba en el cargo a funcionarios políticos de su gestión.

Prensa CLATE / ATE

Aunque aún no ha sido sancionado en el Boletín Oficial, varios funcionarios del nuevo gobierno argentino ya confirmaron que la semana que viene se suspenderá la vigencia del Decreto 788/19, que otorgaba privilegios a funcionarios jerárquicos con sueldos e indemnizaciones siderales, y se va a convocar a una nueva Comisión Negociadora del Convenio Colectivo de Trabajo para conformar un nuevo proyecto de la Dirección Pública del Estado.

Así, el Gobierno del Frente de Todxs frenará el intento del ex presidente, Mauricio Macri, para perpetuar a funcionarios de su gestión, haciendo lugar al reclamo de la ATE, que venía oponiéndose a esta medida. El pasado 5 de diciembre el gremio se movilizó hasta la Secretaría de Modernización, para expresar su rechazo a este decreto, aprobado luego de un acuerdo parcial con la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN).

 

“Recibiremos con mucha satisfacción la anulación del Decreto 788/19, porque impedirá que se garantice una situación de privilegio para un núcleo muy reducido del Estado, que iría en contra de las mayorías”, señaló el Secretario General de ATE Nacional, Hugo ‘Cachorro’ Godoy, quien agregó: “Hace meses que venimos denunciando esto públicamente y rechazándolo en los ámbitos donde fuimos citados, por eso estamos convencidos que es un paso adelante para democratizar al Estado e impedir que se construyan privilegios dentro del mismo”.

“Ahora queda abierta una convocatoria para discutir con el nuevo Gobierno la vigencia de la carrera administrativa y la situación de las y los trabajadores en el plano laboral y salarial. En este camino vamos a avanzar en más y mejores derechos para todos los estatales”, prometió el dirigente.

Ayer, la Secretaria de Gestión y Empleo Público de la Nación, Ana Castellani, indicó que el Decreto 788/19 firmado por el ex Presidente Macri implica “una grave distorsión de los principios establecidos en relación con el empleo público, afectando derechos y deberes de empleados y funcionarios, y atentando contra los recursos del Estado”.

 

Castellani anticipó la anulación del régimen de Alta Dirección Pública que no cuenta con el consenso de la parte gremial y hubiera implicado la perpetuación de cargos jerárquicos de funcionarios de Cambiemos en el Estado nacional. “La suspensión de este decreto es indispensable para evitar una erogación millonaria por parte del Gobierno Nacional, además de posibilitar la adecuación de las estructuras y funciones administrativas de los distintos organismos estatales a los objetivos de políticas públicas establecidos como prioritarios y estratégicos por el nuevo Gobierno”, agregó Castellani.

Desde la Jefatura precisaron que para el presidente Alberto Fernández es “vital” construir un nuevo sistema que “jerarquice las funciones y el acceso a los altos cargos de dirección, respetando la capacitación, experiencia y honestidad que todo agente estatal debe poseer para ser un buen servidor público”.

El Secretario Adjunto de ATE Nacional, Rodolfo ‘Rody’ Aguiar, manifestó: “Celebramos esta decisión del Gobierno que esperábamos, pero que sin duda, si ATE no hubiese denunciado el pacto de Macri y UPCN, de la CEOcracia cheta y la burocracia sindical, el Estado hubiese sido cooptado por la militancia del PRO y los argentinos habríamos perdido millones de pesos en indemnizaciones”.

El Decreto 788/19, firmado dos semanas antes de dejar el poder por Macri, el Jefe de Gabinete Marcos Peña, y el Ministro de Trabajo y Producción Dante Sica, era -ni más ni menos- que la ratificación unilateral del fallido intento de modificación Convenio Colectivo de Trabajo para la administración pública firmado el pasado 6 de junio. En aquel momento, ATE había logrado suspender la movida que, de concretarse, no solo amenazaba con flexibilizar los requisitos para acceder a los cargos de dirección y coordinación del Estado, sino también la aplicación de aumentos en torno a los $100.000 para sueldos que en la actualidad ya superan los $135.000. En la otra punta, el aumento para un trabajador estatal que cobra $20.000, según la paritaria firmada por el gobierno y UPCN de 28% en 5 cuotas, terminará siendo de $3.600.

84 Vistas