13/04/2013

Finalizó el Congreso Nacional de la CTA: Una Central de masas para la liberación

Luego del trabajo en comisiones de todo el día, finalizó en Costa Salguero un nuevo Congreso de la CTA. La decisión de construir un nuevo paro nacional para mediados de mayo fue votado por unanimidad así como la firme convicción de seguir construyendo un país que merezca la pena ser vivido en donde no haya hambre, pobreza ni exclusión. La jornada terminó con un homenaje a Chávez: “nuestro comandante fue capaz de unir en la revolución lo mejor del cristianismo y lo mejor del marxismo”, dijo Carlos Chile.

Ante el enorme salón que contó con la presencia de mil compañeros y compañeras de todo el país, desde Ushuaia a la Quiaca, los responsables de cada comisión leyeron las resoluciones de trabajo que fueron votadas por unanimidad. En relación a lo internacional se felicitó a la secretaría de Relaciones Internacionales por su arduo trabajo en la organización del seminario y el congreso internacional que contó con la presencia de representantes sindicales de los 5 continentes del mundo. También se determinó seguir presionando al Gobierno para que retire sus tropas de Haití y se acompañen las luchas de todos los trabajadores del mundo. En relación a los derechos laborales se acordó luchar porque las trabajadoras sexuales gocen de los derechos de todos los trabajadores.

Por otra parte, se declaró la necesidad de formar un fondo de emergencia para los inundados con los sueldos de los funcionarios públicos que fueron los responsables de las muertes. Además se llamó a fortalecer la organización de la juventud, de los y las trabajadoras de casas de familia y del sector privado en general.

En relación a la soberanía de los recursos naturales se definió seguir trabajando para poder llevar adelante la Consulta Popular vinculante por la defensa y recuperación de los bienes comunes. Así como terminar con las muertes que vienen sufriendo los pueblos originarios que luchan por recuperar sus tierras ancestrales. En ese sentido se reforzó la urgencia de frenar al modelo extractivista que lucra con la salud y la vida de las poblaciones. En su lugar se propuso construir un desarrollo productivo estatal y con plena humanidad.

Se destacó además la necesidad de derogar la Ley Antiterrorista y el Proyecto X que criminaliza la organización y la protesta social a lo largo y a lo ancho del país. En ese sentido, se informó que los trabajadores procesados del Hospital Garrahan fueron absueltos en un claro triunfo del pueblo organizado.

En otro orden, se volvió a reclamar el 82% móvil y un aumento de emergencia para los jubilados, un salario mínimo vital y móvil acorde con un ingreso digno para los trabajadores formales, informales, de planes sociales y jubilaciones mínimas. La universalización y unificación de las asignaciones familiares sin tope y un adicional anual compensatorio de 4 mil pesos para los trabajadores formales, informales y desocupados fue otro de los objetivos planteados. Así como la eliminación del impuesto al salario, terminar con la tercerización y la precarización laboral y restituir los fondos a las Obras Sociales de los trabajadores.

La jornada finalizó con un homenaje al comandante Hugo Chávez quien en palabras de Carlos Chile, “detrás de este estadista capaz de desafiar al imperio había mucho de nosotros. El mejor homenaje es leer su vida y meterse en su piel, la piel de nuestro continente. Cuando leía sus tareas decía acá esta la Constituyente Social, Chávez no le hablaba a Venezuela, le hablaba al continente. Fue capaz de unir en la revolución lo mejor del cristianismo con lo mejor del marxismo”. Además el Congreso expresó su unánime respaldo a la candidatura de Nicolás Maduro que se presenta a elecciones mañana en Venezuela.

Mientras afuera el sol brillaba con la fuerza de la tarde, adentro del salón, Ricardo Peidro, secretario general adjunto de la CTA cerró el Congreso llamando a la construcción de una Patria justa, libre y soberana, una Patria socialista.

* Equipo de Comunicación de la CTA

8 Vistas