08/11/2016

Estatales se movilizaron a las puertas del Congreso Nacional

Tras cinco semanas de negociaciones, la Mesa del Sector
Público, que reúne a 15 sindicatos del sector, rechazó los términos del “veto aditivo” con el cual el
gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet intenta de manera unilateral
imponer un reajuste salarial para el sector público 3,2% mientras los trabajadores
reclaman una actualización del 7%.


Raul de la Puente, Presidente de ANEF (organización miembro
de CLATE), expresó “hoy marcamos una etapa compañeros y compañeros, hoy el
sector público no es el de antes, los funcionarios públicos estamos de pie y
dando la lucha por un reajuste digno, por bonos que el gobierno nos arrebató.
Debemos decir que los trabajadores somos los interlocutores en la negociación
colectiva, no son los partidos políticos. El gobierno debe dialogar con los
trabajadores. Desconocemos el acuerdo de los partidos de la Nueva Mayoría con
el gobierno, ese no es nuestro acuerdo. Estamos aquí para rechazar ese veto
aditivo que hoy se ha mandado. Sigamos alerta, de pie, movilizados y
paralizados”.

En el mismo sentido, Bárbara Figueroa,  Presidenta de la Centra Unitaria de
Trabajadores de Chile (CUT) expresó: “Lo que hoy día se está discutiendo no es
lo que la Mesa del Sector Público demandaba, no estamos frente a un veto aditivo
que esté respondiendo a las necesidad estamos planteando los trabajadores y
trabajadoras”. Asimismo, Figueroa afirmó enfáticamente: “los trabajadores no
podemos hacer una valoración de lo que no era nuestra expectativa, queríamos un
reajuste digno, mayor cobertura en bonos, restituir derechos adquiridos y eso
hoy día no se está logrando y hay que decirlo con claridad. Este no es el
reajuste de los trabajadores y por lo tanto no puede ser aprobado”.

La Presidenta de la CUT se refirió también a la intención
del Ministro de Hacienda de imponer un ajuste y sostuvo: “que no se equivoque
Rodrigo Valdés, el no le está quebrando la mano al movimiento sindical, con
esto lo único que está generando es más desafección, más distancia, más
molestia con gobierno, y eso es lo que tienen que entender. Por eso el mensaje de
la Mesa del Sector público ha sido claro, a no aprobar el veto que se ha
llevado al parlamento. Se acabó la paciencia con Rodrigo Valdés, si quiere
imponer que imponga, pero eso no va a significar que se legitimó. A seguir en
esta pelea porque la lucha de los públicos sigue, por más trabajadores en el
Estado, por menos trabajadores honorarios y para seguir exigiendo la dignidad
que nos merecemos todas y todos”.


Otras organizaciones miembro de CLATE como ASEMUCH y FENAMOP
participaron activamente de las medidas de fuerza de los estatales chilenos.
ASEMUCH se movilizó junto a ANEF a Valparaíso, mientras desde FENAMOP
resistieron en sus lugares de trabajo con paro de actividades, desafiando el
intento de amedrentamiento del gobierno que, a través de circulares, instó a
los funcionarios púbicos a retomar tareas.

 

 

9 Vistas