20/09/2012

Entrevista a Pablo Micheli a horas del encuentro con la CGT “La Plaza de Mayo va a reventar”



  
-¿Es la primera vez que la CGT visita la CTA?
 Sí, es la primera vez, pero aparte de eso, es un hecho trascendente que la
CGT reconozca la existencia de otra Central: implica que está
reconociendo la pluralidad y la democracia sindical  en la Argentina y
eso es un avance en la democracia del país.

-¿Y con qué actitud vino la CGT?
 Ellos vinieron con una actitud positiva, fue una reunión muy cordial donde no discutimos los problemas de fondo que nos separan. Hay profundas
diferencias en lo ideológico, en lo metodológico, pero hay 4 ó 5 puntos
que nos unifican que tienen que ver con los problemas que tienen los
trabajadores hoy en la Argentina: el impuesto a las ganancias sobre el
salario, los topes en las asignacionas familiares, este salario mínimo
que se fijó el otro día que es una vergüenza, el tema del 82% móvil, la
Ley Antiterrorista. Además, ellos plantearon el tema de las obras
sociales que también nos afecta porque el Gobierno no tiene por qué
quedarse con la plata de los trabajadores.
Me parece que efectivamente tienen ganas, por lo menos Moyano, sus
hijos, Smith, Piumato, los que hablaron, tienen ganas de construir la
unidad en la acción. Entendiendo que ellos son la CGT y nosotros la CTA: no somos lo mismo. Una cosa es la unidad en la acción y otra es
pretender que vamos a ser una sola Central, esto lo tienen claro tanto
ellos como nosotros.
No hay que asustarse porque hubo épocas en la historia del Movimiento Obrero donde grandes dirigentes combativos como Tosco se juntaron con
dirigentes considerados burócratas para poder derrotar dictadura o para
poder hacer grandes hechos como el Cordobazo.
De hecho la unidad de acción entre la CGT y la CTA se da en varias provincias
 Yo he recorrido el país en los últimos dos meses y efectivamente ha habido más de 15 provincias en paro en la Argentina y se dio la particularidad de que se juntaron gremios de la CTA y de la CGT y hablaron los
dirigentes de la CTA y de la CGT juntos y fue muy contundente esa unión. La gente está contenta, los trabajadores están contentos con que se
haya producido ese encuentro porque eso les dio más fuerza. Entonces
frente a esta situación, nosotros teníamos el reclamo de compañeros de
CTA de juntarnos con Moyano para pelear juntos aunque advirtiendo ’no se casen con Moyano´. Una cosa es tener unidad de acción y otra creer que
vamos a estar toda la vida juntos.

-El apoyo recibido fue de Camioneros
 En realidad toda la CGT está de acuerdo con lo que planteamos para el 11,
lo que ocurrió es que no tenían una posición tomada, no vinieron con una decisión tomada, solamente el sindicato de Camioneros ya había tomado
la decisión de participar del acto. Ellos piensan movilizar a 20 mil
personas. Pero Moyano fue claro y dijo que esto no signifciaba que el
resto de los sindicatos de la CGTno adhiriera o no participara. De hecho varios gremios me anticiparon que también se movilizarían.

-¿Y entonces para el 11 de octubre qué organizaciones ya se están sumando a la convocatoria?
 En principio, acá hay un espacio que funciona todos los jueves donde está
la Federación Universitaria Argentina (FUA), que va a parar todas las
Universidades junto a los docentes universitarias, está la Corriente
Clasista y Combativa, Barrios de Pie, el Teresa Vive, la Federación
Agraria Argentina, la CTA  y Camioneros que ya ha tomado la decisión e
imagino que van a ser muchos más; creo que va a ser muy fuerte lo del
11.

-¿Todas estas organizaciones están dispuestas a parar?
 Todas a parar excepto Camioneros que va a movilizar solamente.

-Te imaginás una Plaza de Mayo llena
 Va a reventar, no tengo dudas de eso, estoy absolutamente convencido que
Plaza de Mayo y todas las plazas del país van a tener una alta
movilización de todas estas fuerzas que vamos a participar. Aquí se
habla mucho de lo que pasó el jueves pasado con los cacerolazos, algo
que fue masivo y en todo el país. Pero se dice poco de lo que está
pasando hace dos meses en cada provincia: grandes movilizaciones en
lugares impensados, con miles de personas que en otro tiempo no se
movilizaban en esa cantidad como el caso del Chaco, Chubut, La Pampa.
Jujuy se movilizó hace poco, hubo represión policial y los compañeros
nuestros pasaron por encima de la policía y ocuparon la plaza igual.

-¿Y después del 11 de octubre la unidad en la acción seguiría en pie?
 Yo creo que sí, que no se puede agotar ahí. También es cierto que depende
de cómo salga lo del 11 de octubre nos va a ayudar a construir más o
menos esa unidad en la acción. Yo soy optimista respecto al 11 de
octubre, no por una aspiración de deseo sino que es un dato de la
realidad, va  haber mucha gente y eso va a potenciar la unidad en la
acción.

-Si uno hace un repaso de los diarios cubriendo la reunión de ayer, ya no se habla tanto de la CTA disidente, CTA Micheli, CTA opositora, sino que se habla de la CTA, simplemente. Hace no mucho tiempo atrás no era así.
 Hace una semana atrás teníamos que estar explicando que nosotros no éramos
disidentes porque habíamos ganado las elecciones de la Central. Creo que esto es mérito de la presencia de la CTA en todo el país, en cada
lucha. Y la visita de la CGT también nos ayuda porque nos da un grado de legalidad importante desde el momento quie decide venir con todo su
Consejo Directivo a la sede la CTA.

¿Hay críticos a la “unidad de acción” en la CTA ?
 Hay compañeros que tienen prejuicio por juntarse con Moyano, prejuicio a la foto. En primer lugar hay que tener confianza en la fuerza propia, hay
que tener confianza en que juntarnos con otros que no piensan igual que
nosotros es importante pero no quiere decir que nosotros vamos a pensar
cómo piensan ellos; en todo caso, vamos a avanzar en la unidad en la
acción por la defensa de los intereses de los trabajadores y
trabajadoras.
En realidad no se construye una organización de masas que le pueda
disputar el poder a los dueños del poder en la Argentina si se hace solo entre amigos y pocos. Nos vamos a llevar bien pero difícilmente podamos cambiar algo. Ahora si somos 200 mil en la Plaza de Mayo, aunque no
pensemos igual pero peleemos por lo mismo, es otra cosa.
Ayer lo escuchaba hablar a Facundo Moyano sobre la CGT de los
Argentinos, de Amado Olmos y la verdad me dio mucho placer, mucha
alegría escuchar a ese pibe, hijo de Moyano, hablando de esa manera,
Parecía que estaba hablando en un plenario de la CTA. Esto demuestra que la historia no se puede medir como una foto, hay que medirla como una película, en movimiento.
-¿Y las otras intervenciones cómo fueron?
 La verdad, muy buenas, los compañeros que intervinieron Juan Carlos
Giuliani, Julio Fuentes, el secretario general de ATE, fueron muy
claras, muy concretas, todas en el sentido de plantear la necesidad de
la movilización y de unir fuerzas, la necesidad de tener en cuenta lo
que está pasando, de poner en cuestión el salario mínimo y estos
mecanismos que tiene el Gobierno que son absolutamente discriminatorias; todas en el sentido del respeto mutuo hacia las fuerzas que estaban
ahí, al igual que las intervenciones de ellos. Hay que reconocer que las de Juan Carlos Smith y la de (Julio) Piumato, aparte de la de Facundo
Moyano fueron muy claras, de mucho nivel teórico pero también de un
conocimiento de lo que está pasando en la realidad argentina y con una
visión del país que no dista mucho de la que tenemos nosotros.
El tiempo de debate de ideas va generando todos los días una dinámica distinta, lo que no cambian son los principios: seguimos pensando que
hay que construir un país nacional y popular en serio, no esta vergüenza que están construyendo.

* Equipo de Comunicación de la CTA

15 Vistas