Encuentro con el dirigente guatemalteco Luis Alpirez

Argentina

28/06/2019

Encuentro con el dirigente guatemalteco Luis Alpirez

En el día internacional del trabajador del Estado, el Presidente de la CLATE, Julio Fuentes, recibió en la sede de Buenos Aires al secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud de Guatemala (SNTSG), Luis Alpirez, quien estuviera detenido injustamente por la firma de un convenio colectivo, atentando contra el principio de libertad sindical. Hoy se sumará al Foro Internacional sobre Previsión Social que se realiza en el Hotel Quagliaro.

Ambos dirigentes hablaron sobre la actualidad del proceso que continúa, incluso con uno de los procesados aún detenido, y sobre el seguimiento que está realizándose internacionalmente con este injusto enjuiciamiento que atenta contra los principales convenios OIT sobre libertad sindical y negociación colectiva, entre otros el 151, que justo ese día cumplía 41 años de existencia.

Luego de la visita, y en un encuentro con Matías Cremonte, asesor legal de CLATE que viene siguiendo la causa y estuvo presente en Guatemala, además dirigente de ALAL (Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas), Alpirez aprovechó el momento para agradecerles  la solidaridad activa de la Confederación con sus mitines en los distintos países y las gestiones políticas y jurídicas que hicieron posible su libertad.

La injusta detención

El pasado 17 de enero bajo la acusación de “abuso de autoridad”, en el marco de un juicio abierto en su contra por haber firmado un pacto colectivo entre el sindicato y las autoridades del Ministerio de Salud en el año 2013 fueron detenidos el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud de Guatemala (SNTSG), miembro de CLATE, y la compañera Dora Regina Ruano, de la misma organización. También encarcelaron a abogados laboralistas de los sindicatos, integrantes de la filial local de la ALAL (Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas). Tras 10 días, Alpirez y Ruano fueron liberados pero seguirán en libertad condicional mientras continúa el proceso.

Alpírez recordó que “este es el resultado de una campaña que inicia en el 2015, producto de una petición de las Cámaras Empresariales para que el pacto colectivo firmado por nosotros fuera declarado ilegal y lesivo para el Estado”.

“Sin embargo, después de cuatro años, el único delito por el cual se nos apresa es por ‘abuso de autoridad’. No encontraron otra cosa más que eso”, explicó.

“Esa acusación es puramente para cumplir con los requerimiento de algunos sectores oscuros que se oponen a la libertad sindical, a la negociación colectiva y a la lucha social en el país. Nos condenan por firmar un beneficio para más de 50 mil trabajadores”, aclara.

 

38 Vistas