En plena crisis, el Gobierno uruguayo busca desarticular Ministerio de Desarrollo Social

Uruguay

02/06/2020

En plena crisis, el Gobierno uruguayo busca desarticular Ministerio de Desarrollo Social

Los trabajadores agremiados de la Unión de Trabajadoras y Trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social (Utmides), integrantes de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), se concentraron en las puertas de la sede del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) en reclamo de la falta de diálogo con las autoridades y por la información que circula en dicho organismo sobre los intentos de precarizar, aún más, su situación al recategorizar sus vínculos y suspender varios de los programas de trabajo y apoyo a la población usuaria.

Por Carlos Lebrato, desde Montevideo

En plena crisis, el Gobierno uruguayo busca desarticular Ministerio de Desarrollo SocialEl MIDES del Uruguay fue creado luego de la crisis del 2002 con la finalidad de proponer, generar y accionar políticas públicas en materia de desarrollo social y hacer frente a la emergencia social y económica existente en ese momento en nuestro país, brindando seguridad alimentaria a los sectores más vulnerados, programas de educación para la infancia y adolescencia, apoyar iniciativas asociadas al trabajo protegido, promoción de cooperativas sociales y emprendimientos productivos y políticas de atención de la discapacidad, entre otras iniciativas.

Los trabajadores tercerizados de dicho organismo público se movilizaron porque en las últimas semanas se han estancado las negociaciones con las autoridades encabezadas por Pablo Bartol, Ministro de Desarrollo Social, ya que hasta ahora están inamovibles en su intención de que existan cambios en los términos de contratación y las propuestas que hay sobre la mesa son las de contratarlos por contrato unipersonal, donde se exterminan derechos, como aguinaldos, vacaciones, etc., además de recategorizar con rebajas en los salarios, eliminando su vínculo formal.

Según Martin Pereira, Presidente de COFE y secretario general de la CLATE, “cerca de 3.000 trabajadores son los compañeros y compañeras tercerizados que serán afectados directamente por estos cambios. Programas de alto impacto social, como “Uruguay Trabaja”, “Yo estudio y Trabajo” o de “Asistencia a Víctimas de Violencia de Género”, entre otros programas del Ministerio, corren en riesgo de continuidad. Es una clara señal de desmantelamiento del estado. Son compañeros y compañeras que ya eran precarizados por su contrato tercerizado y ahora quieren precarizar aún más, haciéndolos “titulares” en su unipersonal, eliminando todo vínculo formal con el trabajador, pudiendo prescindir en cualquier momento”.

Desde el gremio explicaron que a fines de febrero comenzaron a tener encuentros con las autoridades del MIDES, pero “los cambios han sido repentinos y sin diálogo; son sólo un monólogo por parte del Gobierno, de carácter informativo, donde trabajadores no han podido tener un diálogo acorde a los cambios”.

 

137 Vistas