27/11/2013

Elecciones en Honduras: Otra misión sindical internacional expresa preocupaciones sobre “fraude” electoral

 27/11/13.- La Misión de Observación Sindical conformada por representantes de sindicatos de la región centroamericana, miembros de las federaciones sindicales internacionales, así como de la cooperación sindical para el desarrollo y dirigentes sindicales de Dinamarca, expresaron sus preocupaciones ante la incertidumbre que mantiene el Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE) de no brindar a la opinión pública nacional e internacional los resultados finales de las elecciones del pasado domingo 24 de noviembre, pero también de organizar unas elecciones plagadas de inconsistencias e irregularidades en el proceso de transmisión de datos.

El objetivo de la misión fue contribuir a visibilizar la situación de derechos humanos en Honduras durante el proceso, así como intercambiar experiencias entre los participantes de la misión y representantes de organizaciones locales sobre aspectos de derechos laborales y humanos.

En conferencia de prensa este lunes 25 de noviembre, 24 horas después de los comicios electorales, la delegación de observadores internacionales conformada por Stanley Bach, presidente de un sindicato base de 3F en Dinamarca; Laura Carter de INDUSTRIALL, Arturo Ruíz en representación de la Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), con sus afiliadas Edita Carranza del Sindicato de Trabajadores Unidos de la Empresa Portuaria Nacional de Guatemala y Carlos Brenes del SINTRAJAP en Costa Rica; Joergen Hovgaard , Susanne Wind y Luisa Lange de 3F Dinamarca; Marcelina Samaniego y Luis Barbosa, secretario general de SNSCAASC de Nicaragua, por la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM) y Noé Ramírez representante del Sindicato de Trabajadores Bananeros (SITRABI) de Guatemala y de la UITA, expresaron que el proceso electoral estuvo “altamente cuestionado”, sobre todo, en la etapa de cierre del escrutinio hacia la transmisión de datos computarizados.

Laura Carter de Industriall sostuvo que la delegación observó en las distintas etapas del torneo electoral en los departamentos de Olancho y Cortés una serie de irregularidades de diversa naturaleza, pero también enfatizó los sucesos más relevantes desde la etapa pre-electoral en la que se suman más de 22 homicidios de dirigentes sociales, campesinos e indígenas, pero también durante el proceso electoral en la que circula una lista de amenazas de dirigentes sociales que suman 18 personas, entre las que se destacan dirigentes sindicales.

Entre las observaciones que dieron a conocer los miembros de la misión tenemos las siguientes:

    • Las elecciones se efectuaron en un ambiente electoral festivo.
    • El escrutinio en términos generales para la elección de diputados, alcaldes y presidente se llevó a cabo de manera regular pero se dieron situaciones como cierre de recintos durante el conteo y custodios electorales que no intervenían en situaciones de irregularidades y de delitos electorales que se dieron en el proceso.
    • El escrutinio de votos para los diputados del Congreso no se realizó con un control riguroso de verificación.
    • El TSE responsabilizó a los partidos políticos de garantizar el proceso electoral, una responsabilidad que en la realidad debía asumirla el propio TSE.
    • Intimidación de miembros de delegaciones de observadores internacionales por parte de las autoridades de seguridad pública.
    • Falta de depuración de las registros electorales, con lo cual aparecían como muertos personas vivas como vivas personas muertas.
Un informe final que prepara la misión con testimonios de denuncias de violaciones a los derechos humanos producto de las entrevistas que sostuvo la misión cuatro días antes de los comicios en breve será difundido.

11 Vistas