27/09/2016

El ajuste lo harán quienes endeudaron al país

La Junta de Control Fiscal (JCF) es el organismo designado
por el Capitolio norteamericano para administrar el default del estado libre
asociado de Puerto Rico. Se trata de una institución creada con poderes sobre
todas las demás instituciones del Estado, por encima de la Legislatura local y
en la cual el Gobernador tiene voz pero no voto. Tiene incluso la capacidad de
modificar cualquier norma local que impida llevar adelante el proceso de ajuste
fiscal.


“La Junta es una vergüenza para el pueblo de Puerto Rico y
un golpe mortal a la democracia. Es una verdadera perversidad lo que estamos
viviendo por disposición del Congreso y del presidente de Estados Unidos. Encima
se quiere hacer creer al pueblo que es un mecanismo para acabar con la corrupción,
esto es equivocado porque no tiene nada que ver con sus verdaderos fines”,
expresó Federico Torres.


La JCF, que comenzará a sesionar el próximo viernes 30 de
septiembre en Nueva York, recibió un amplio rechazo al conocerse que, entre sus
integrantes, se encontraba un ex funcionario responsable de despidos en la
administración pública y de emisión de bonos de deuda pública cuyo destino se
desconoce.


Al respecto, el Secretario General de CUTE expresó: “El
Señor Carlos García, que fue presidente del Banco Gubernamental de Fomento bajo
la administración del Gobernador Luis Fortuño, fue el artífice de la Ley 7/2014
que provocó el despido de más de 20.000 empleados públicos. Además, fue uno de
los que más endeudó al gobierno de Puerto Rico mediante la emisión de préstamos
sin fondos de repago. Ahora le corresponde a la Junta, entre otras cosas,  fiscalizar la emisión de unos bonos que
fueron ilegales y él está involucrado en esto. O sea que él mismo se va a tener
que investigar”.


Desde la Concertación Puertorriqueña contra la Junta de
Control Fiscal, que reúne a sindicatos, cooperativas, sectores religiosos, políticos
y comunitarios de la isla, han hecho un llamado a la diáspora que está en
Estados Unidos para movilizarse este viernes en Nueva York cuando comience a
sesionar la JCF. Asimismo planean una masiva movilización para el mes de
noviembre, cuando está prevista la primera reunión en Puerto Rico. “Nos estamos
preparando para recibirlos con una gran manifestación del pueblo liderada por
el sector laboral”, aseguró Federico Torres.

10 Vistas