21/03/2012

Ecos de la represión en Chile contra delegados de la CLATE

 

Cuando todavía resuena el eco de la represión que sufrieron ayer trabajadores y dirigentes de la ANEF, de la CUT y la mayoría de los dirigentes de la CLATE (Confederación Latinoamericana de Trabajadores Estatales) que acompañaron a los primeros al Palacio de la Moneda a entregar una nota en defensa de los pobladores de Aysén, en la localidad patagónica volvieron a repetirse graves violaciones de los derechos humanos por parte de los carabineros enviados por el Gobierno de Piñera.

 

Según informaron dirigentes de la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales chilenos), en la noche del martes, carabineros fuertemente armados irrumpieron en la sede de la ANEF de Aysén, golpearon a varios dirigentes, lanzaron gases y balines de goma e hirieron a algunos de ellos. Incluso hay un afiliado de ANEF que puede llegar a perder un ojo.

 

Un mediodía inusual

 

Convocados por el titular de ANEF, Raúl de la Puente, los delegados del ejecutivo de la CLATE,  que habían llegado a la capital chilena desde distintos países de la región, interrumpieron las sesiones de su encuentro, y marcharon con banderas y pancartas hasta el emblematico Palacio de la Moneda, donde los dirigentes de ANEF y de la Central Unica de Trabajadores chilenos (CUT), se entrevistaron con el presidente a cargo Andrés Chadwick, ya que Sebastián Piñera se halla en Australia.

 

Durante todo el trayecto, se escucharon consignas del tenor de “Todos somos Aysén” y “Ya va a caer, el sucesor de Pinochet”. Un importante operativo represivo montado por los Carabineros, cercó durante más de una hora a los manifestantes frente al palacio presidencial. Allí, los dirigente de la CLATE protestaron frente a los uniformados por dicha presión armada que estaban recibiendo. El titular de la CTA de Argentina, Pablo Micheli y los dirigentes de ATE, Julio Fuentes y Víctor Mendibil, le exigieron a varios carabineros que “aflojaran la presión” y que dejaran hacer la manifestación “en paz”. Lo mismo, hicieron los dirigentes de CLATE, Luiggi Bazzano y Pablo Cabrera, de la COFE de Uruguay, y los delegados de Ecuador y El Salvador allí presentes.

 

Cuando ya todo parecía terminar, y los dirigentes de la CUT y de ANEF se aprestaban a informar a la prensa de la gestión hecha en Presidencia, los carabineros cargaron contra los manifestantes, golpearon con saña a varios de ellos, frente a los periodistas (una cámara y el trípode respectivo de la CNN cayó al suelo por la embestida policial) y varios militantes de ANEF y de la CUT, fueron detenidos. Entre los nueve apresados se encontraba el secretario de relaciones internacionales de la Central obrera chilena.

 

Los hechos derivaron de inmediato en una urgente protesta de la CLATE y de la CTA. La Central argentina dio instrucciones a sus dirigentes en Buenos Aires para que este miércoles se produjera una protesta frente a la embajada chilena en la capital argentina.

 

Por la noche, siete de los detenidos recuperaron su libertad, varios de ellos magullados y con apósitos en su rostro por la golpiza policial, mientras los integrantes de los gremios argentinos de la CLATE, dispusieron que filiales de ATE y de Judiciales del sur argentino hicieran llegar hoy mismo suero y gazas a los pobladores de Aysén, donde la situación es muy grave por el acoso policial constante y la falta de infraestructura médica.

Por otra parte, el movimiento estudiantil y las organizaciones sociales chilenas marcharán esta tarde en Santiago en solidaridad con Aysén y contra la represión, en un ambiente de visible militarización de la ciudad.

 

FUENTE: Equipo de Prensa de CLATE

 

23 Vistas