29/10/2015

CUBA: Contundente votación en la ONU a favor de levantar el bloqueo

La Asamblea
General viene adoptando, a propuesta del gobierno cubano, textos similares cada
año desde 1992, pero la del martes fue la primera vez que se pronunciaba desde
que La Habana y Washington iniciaron en diciembre de 2014 el restablecimiento
de sus relaciones.

 

Aunque
durante los últimos meses Estados Unidos alimentó las expectativas sobre una
posible abstención en la votación de hoy, finalmente la delegación
norteamericana votó en contra al considerar que la resolución “no
representa” los pasos para el acercamiento dados en los últimos meses.

 

“Lamentamos
que el gobierno de Cuba haya elegido seguir adelante con su resolución anual;
el texto no representa los pasos significativos dados y el espíritu de
compromiso que el presidente (de Estados Unidos, Barack) Obama ha
defendido”, explicó el diplomático estadounidense Ronald Godard.

 

En la misma
línea, subrayó que “si Cuba cree que este ejercicio va a ayudar a que las
cosas avancen en la dirección que los dos gobiernos han indicado que esperan,
está equivocada”.

 

El texto
preparado por las autoridades cubanas acoge “con beneplácito el
restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y
los Estados Unidos de América” y reconoce “la voluntad”
expresada por Obama “de trabajar por la eliminación del bloqueo económico,
comercial y financiero”.

 

Cubanos
destacaron el mayoritario rechazo al bloqueo en Naciones Unidas

 

Pero, con
todo, expresa como en otras ocasiones la preocupación de la isla por la
continuidad de la política y por los “efectos negativos” que tiene
sobre los cubanos, por lo que llama a tomar medidas “en el plazo más breve
posible” para derogar o dejar sin efecto el embargo.

 

El canciller
cubano, Bruno Rodríguez, subrayó al presentar la resolución que pese a los
avances en la relación bilateral no hubo “ninguna modificación
tangible” en “la práctica del bloqueo”.

 

“No
debemos confundir la realidad con los deseos ni las expresiones de buena
voluntad; en asuntos como estos solo puede juzgarse a partir de los hechos, y
los hechos demuestran, con toda claridad, que el bloqueo económico, comercial y
financiero impuesto contra Cuba está en plena y completa aplicación”,
advirtió Rodríguez.

 

El jefe de
la diplomacia cubana sostuvo que el embargo “es una violación flagrante,
masiva y sistemática de los derechos humanos de todos los cubanos” e
insistió en que es “el principal obstáculo para el desarrollo económico y
social” de la isla.

 

Rodriguez
alertó que “los daños del bloqueo son incalculables”, reseñó que 77
por ciento de la población cubana vivió toda su vida bajo los efectos del
embargo y consideró a la medida como “una política anclada en el pasado,
cruel e injusta”.

 

En la
sesión, Malasia habló en nombre de los 10 países miembros de Asociación de
Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN); Paraguay apoyó el levantamiento como
vocero del Mercosur; Ecuador respaldó la postura cubana en representación de la
CELAC, y Luxemburgo hizo lo mismo por la Unión Europea (UE).

 

Además,
Jamaica habló por el Caricom; Sierra Leona en nombre del llamado Grupo
Africano; Kuwait hizo uso de la palabra como vocero de la Organización Islámica
de Cooperación, y Sudáfrica expuso la postura del Grupo de los 77+China.

 

Hubo también
pronunciamientos individuales de Rusia, Brasil, Venezuela, China, Argelia,
Islas Salomón y Nauru, India, Egipto, Vietnam, Colombia, México e Irán.

 

En el inicio
del debate, el Movimiento de Países No Alineados resaltó que la ONU lleva 23
años consecutivos expresando su apoyo al gobierno de Cuba mediante sus votos,
juzgó al bloqueo “totalmente injustificable” y detalló que la medida
causó daños económicos que superan los 833.700 millones de dólares.

 

Un momento
especial se vivió cuando el representante de Bolivia expresó el respaldo de su
país a la finalización del bloqueo, y citó, a partir de un cable de una agencia
de noticias, el caso de una niña cubana afectada de cáncer, cuya familia no
puede conseguir un medicamento que necesita porque es producido en Estados
Unidos.

 

“Noemí,
la niña cubana tiene las posibilidades reducidas de vivir por causa del
bloqueo; esta política afecta la salud, la educación, el desarrollo del
turismo, el transporte”, señaló el diplomático boliviano.

 

Obama le
pidió ya al Congreso de su país el levantamiento del embargo, pero la mayoría
republicana tiene demorada esa iniciativa. Mientras, Washington y La Habana ya
avanzaron en algunos entendimientos, como la reapertura de embajadas y la flexibilización
en materia de viajes y envíos de dinero.

6 Vistas