08/05/2014

Costa Rica exige un cambio real

No cabe duda de que el resultado de las pasadas elecciones
nacionales el pueblo demandó profundos cambios políticos y sociales. Un pueblo
cansado de tanta corrupción pólitico-empresarial que ha saqueado las arcas del
Estado, llevando instituciones como la Caja Costarricense
de Seguro Social, CCSS, a un crítica situación.

 

Pero este 1º de Mayo, Día Internacional de la Clase Trabajadora,
quedó claro el mensaje al nuevo gobierno de Luis Guillermo Solís, esos cambios
políticos y sociales no será posible hacerlos sin la participación de todos y
todas, de las nuevas autoridades y de todos los sectores sociales que urgen
sean tomados en cuenta.

 

Ocho años de gobiernos liberacionistas dejó por fuera a
todos los sctores sociales y se encerraron con un pequeño grupo político
empresarial para definir el futuro del país a su antojo y beneficio.

 

“Necesitamos redefinir el futuro de nuestro país, el pueblo
exige que sea tomado en cuenta como es tomado en cuenta un pequeñísimo grupo de
empresarios, que se nos permita aportar ideas y trabajo para rescatar a este
país de la corrupción, del chorizo y el manoseo de los recursos que nos
pertenece a todos los costarricenses. Necesitamos rescatar la
institucionalidad, la ética y los valores democráticos para reconstruir Costa
Rica y heredarla a las futuras generaciones”, dijo Luis Chavarría Vega,
Secretario general de UNDECA.

 

Defensa de los derechos humanos laborales

 

Varias de las consignas planteadas por las organizaciones
sindicales se referían al rescate de los ederchos humanos laborales, que luego
de 101 años de celebración del Día Internacional de la Clase Trabajadora,
viene siendo violados y mansillados no solo por los patronos del sector
privado, sino también desde el mismo Estado.

 

“No es posible que los humildes trabajadores de las
plantaciones bananeras, piñeras y otras, sean tratados literalmente como
esclavos modernos, sometidos a condiciones laborales inhumanas y sean tan mal
pagados, en donde ni siquiera se les respeta el salario mínimo de Ley. No es
posible que trabajadores y trabajadoras de la policía penitenciaria y seguridad
pública vivan y trabajan en condiciones tan deplorables que ni siquiera los
privados de libertad viven y se les someta a jornadas extenuantes, todo esto
debe revisarse y modificarse. Los trabajdores y trabajadoras del Ministerio de
Justicia tienen 30 años de abandono.” dijo Susan Quirós Díaz, Secretaria
General de la UNT.

 

La consigna del movimiento sindical y social es la unidad
para enfrentar la crisis económica, la amenaza contra los pluses salariales, el
salario único, los ridículos ajustes al salario, el interinazgo y las nuevas
plazas, la explotación laboral en las plantaciones, el derecho a vivienda
digna, el derecho al trabajo decente para miles de jovenes desempleados, etc.

 

Más de 60 organizaciones del Bloque Unitario Sindical y
Social, marcharon unidos este día de la clase trabajadora.

 

La marcha del 1º de Mayo, salió a las 10:00 a.m., desde el
Parque Braulio Carrillo (La
Merced
), recorrió la Avenida Juanito
Mora Porras (Avenida 2da), hasta la
Plaza
de la
Democracia.

 

Discurso único del Movimiento Sindical y Social

 

La gran marcha del 1º de Mayo concluyó con un mensaje único
del Movimiento Sindical y Social, el cual se le encomendó a Martha Rodríguez
González, Secretaria General Adjunta de UNDECA.

 

Luego de hacer una breve reseña histórica del Día de la clase
trabajdora, Martha Rodríguez, se refirió a varios temas trascendentales sobre
la situación que vive el país y un llamado al nuevo gobierno para cambiar el
estado de cosas.

 

Modelo neoliberal y violación sistemática del estado social
de derecho, Doctrina neoliberal, el desempleo y creciente miseria de un
importante sector de la población, fueron de los puntos desarrollados en el
mensaje del Movimiento Sindical y Social elaborados por Martha Rodríguez.

 

“Hoy los retos que se nos plantean son mayúsculos. Se ha
impuesto desde los centros mundiales de explotación de los pueblos la dictadura
de las grandes transnacionales. Los gobiernos son mandaderos de los grandes
capitales. El incremento de la pobreza, la exclusión y violencia social, la
entrega y destrucción inmisericorde del medio ambiente, la guerra entre los
pueblos, la hambruna que asesina a más de 20 mil niños al día, son el resultado
de políticas económicas que se han convertido en agentes de la muerte.”, dijo
Martha Rodríguez y agregó que “Estamos a las puertas de un cambio de gobierno.
Este cambio es también el producto de nuestras luchas. Sin negar la
participación de algunos dirigentes políticos en algunas de esas luchas,
podemos afirmar que los partidos políticos son simples usufructuarios de
nuestros esfuerzos. Exigimos: una verdadera política de salarios crecientes
para los y las trabajadoras públicos y privados, el pago inmediato de los
salarios adeudados a los trabajadores de la educación, el derecho a la organización
sindical, el cese al hostigamiento y persecución sindical y a la violación de
acuerdos y convenciones colectivas, el archivo de proyectos legislativos que
atentan contra los derechos laborales, política impositiva progresiva,
fortalecimiento de la educación en todos los niveles, defensa auténtica del
medio ambiente, el acceso al agua y de manera especial solicitamos que el
gobierno abra un debate serio acerca de la inoperancia de las instituciones
políticas, nos referimos al Código electoral, al método de elección de los
diputados, a la estructura y funcionamiento del poder ejecutivo, al
funcionamiento de la
Corte Suprema
de Justicia, la inoperancia de la Contraloría General
de la República
y la necesaria autonomía de las empresas del Estado, como aspectos más
destacados pero no exhaustivos.”

 

Finalmente reitero sobre dos temas que el Movimiento Sincial
y Social considera fundamentales, “el primero tiene que ver con la obligación
que tiene el Gobierno de garantizar al país el control nacional de los puertos
y de los aeropuertos. Las concesiones y los contratos existentes en estos
campos deben ser reversados sino han entrado en ejecución y no prorrogar
aquellos que estén vigentes. El segundo se refiere a la Caja del Seguro Social. Este
es el botín que persiguen las empresas aseguradoras, las grandes farmacéuticas,
y empresarios privados bien reconocidos y vinculados al poder político. Los
servicios de la CCSS
han disminuido en calidad y en cantidad, la administración de recursos humanos
propicia el desánimo entre las y los trabajadores, las listas de espera crecen,
la infraestructura es deficitaria.”

 

La lucha frontal contra el criminal modelo neoliberal
seguirá siendo la acción permanente del Movimiento Sindical y Social en los
próximos meses y años, hasta cambiarlo por uno que sea justo y democrático.

10 Vistas