24/04/2014

Conferencia sobre política internacional en la reunión de CLATE en Brasilia

 

 

Este jueves 24 de abril, los miembros del
Comité Ejecutivo de la CLATE, reunidos en Brasilia, participaron de una charla
ofrecida por la escritora y periodista argentina especializada en política
internacional, Telma Luzzani, quien viajó a la capital brasileña con el fin de
contribuir al proceso de formación de los dirigentes de la confederación. La
exposición tuvo como tema central la política intervencionista de los Estados
Unidos con relación a los países de América Latina y el Caribe.

 

“La CLATE se ha propuesto impulsar espacios de
formación en todos nuestros eventos y esta es la primera vez que lo hacemos,
gracias al apoyo, por supuesto, de nuestra entidad anfitriona, la CSPB”,
introdujo Héctor Méndez, secretario de la Presidencia de CLATE.

 

“Estoy muy contenta de participar de esta
charla, porque nunca tuve la oportunidad de tener una audiencia tan
latinoamericana y del Caribe como en esta ocasión”, manifestó  a su vez la periodista, quien recientemente
publicó el libro “Territorios vigilados”, en el cual relata cómo opera la red
de bases militares estadounidenses en nuestra región.

 

Según la autora, la motivación para escribir
el libro surgió en el año 2008 a partir de la reactivación de la IV Flota del
Comando Sur para vigilar el Océano Atlántico y Pacífico. Luego, en el 2009, la
revelación de la existencia de un acuerdo entre el entonces presidente
colombiano Álvaro Uribe y el gobierno norteamericano para instalar 7 bases
militares en Colombia, la llevó a ahondar en el tema.

 

En su exposición, Luzzani hizo un breve pero
muy completo recorrido por la historia de la injerencia estadounidense en
nuestra región, ofreciendo informaciones detalladas sobre las distintas
modalidades de intervención imperialista adoptadas por los Estados Unidos hasta
la actualidad. Su investigación, basada en documentos del Pentágono, revela
cómo el continente latinoamericano fue siempre visto como una amenaza para las
pretensiones expansionistas estadounidenses. “América Latina es el talón de
Aquiles de los Estados Unidos. De ahí, la necesidad de mantener esa zona
controlada”, explicó.

 

El control del comercio y la explotación de
los recursos naturales son los motivos que, según Luzzani, han llevado a los
Estados Unidos a posicionarse en diferentes puntos estratégicos de nuestra
región a través de bases militares. La crisis económica de los últimos años y
la evidente decadencia del sistema capitalista, además, han llevado al
imperialismo norteamericano a intensificar su política de desestabilización,
intervención y dominación.

 

Destaca, además, que a partir de la caída de
la Unión Soviética, las bases militares han asumido nuevas características. “Ya
no se trata de grandes territorios con tanques y aviones, sino que son bases
más pequeñas, mucho más dispersas, pero en mayor cantidad. Tienen un personal
más reducido, cuentan con alta tecnología, generalmente se instalan en un
puerto o aeropuerto local.  Muchas veces,
su instalación no pasa por la aprobación del Congreso ni del gobierno, sino que
se acuerda con las Fuerzas Armadas del lugar. Otras veces viene acompañado de
un TLC. Son bases dormidas, pero pueden entrar en acción en cualquier momento”.

 

Con la ayuda de un mapa, Luzzani mostró a los
dirigentes latinoamericanos la ubicación de dichas bases en nuestro continente.
“Lo más claro es como las bases militares rodean a Brasil y a toda la Amazonia.
Brasil, si pudiera desarrollarse sin presiones ni condicionamientos, es el país
que más le puede hacer sombra a la potencia estadounidense. Ni hablar de la
unión Brasil-Argentina. Estados Unidos siempre se enfocó en promover la
separación entre Argentina y Brasil, porque esa unión sería muy poderosa”,
agregó.

 

La escritora hizo hincapié en la importancia
estratégica que tiene la base militar en las Malvinas, ya que es una
“proyección de poder hacia todo el Atlántico Sur, África del Sur, el Océano
Índico y la Antártida, punto estratégico por sus recursos naturales y para la
investigación científica. Desde la base de Malvinas se pueden lanzar misiles de
500 km de alcance que puede alcanzar el sur de nuestro continente”.

 

Luzzani no dejó de mencionar otros mecanismos
de intervención menos “visibles”, como la asistencia humanitaria, realizada a
través de organizaciones no gubernamentales (p.ej.: la USAID) y los
ciberataques, recientemente denunciados por el ex funcionario de la CIA, Eduard
Snowden.

 

La periodista argentina concluyó su ponencia
con una reflexión alentadora. “La presencia de mecanismos paralelos como
UNASUR, como CELAC, es extraordinaria. Es un terreno ganado que no se debe perder.
Sólo de esa manera nos vamos a salvar de una potencia en decadencia, cuyo grado
de influencia mundial está en visible decadencia, y cuando decaen se vuelven
más agresivas que nunca. Creo que tenemos todas las posibilidades de sobrevivir
con mucha dignidad a ese proceso histórico que estamos viviendo”.

 

Al concluir la exposición, se abrió una ronda
de debates y preguntas en la que participaron todos los dirigentes
latinoamericanos presentes y que se extendió por más de una hora.

 

En horas de la tarde, las delegaciones de
CLATE realizó una visita al Congreso Federal de Brasil, donde mantuvieron una
reunión con el senador del Partido de los Trabajadores (PT), Paulo Paim, y con
el presidente en ejercicio del Senado, Jorge Viana.

7 Vistas