Confederación mexicana de servidores públicos se incorpora a la CLATE

México

30/10/2017

Confederación mexicana de servidores públicos se incorpora a la CLATE

La Confederación de Servidores Públicos de los Poderes de los Estados, Municipios e Instituciones Descentralizadas de la República Mexicana (CONFEPIDER) tiene representación en los estados de Quintana Roo, Tabasco, Oaxaca, Querétaro, Zacatecas, Ciudad de México, Estado de México, Sinaloa y Jalisco. Una de sus organizaciones miembro es el Sindicato Único de Trabajadores de los Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizadas del Estado de México (SUTEYM), dirigida por Herminio Cahue Calderón, quien además es Vicepresidente 2° de la CLATE.

Prensa CLATE

 

La CONFEPIDER fue creada en enero de este año. Dos meses después, en el mes de marzo, se realizó el proceso electoral en el que se presentó una lista única de unidad y se eligieron a los dirigentes Sergio Alberto Padilla Pérez y Herminio Cahue Calderón, como secretario general y presidente, respectivamente.

 

“Teníamos casi siete años reuniéndonos, haciendo trabajos a nivel nacional, pero no se había logrado cristalizar el proyecto del registro nacional y de incorporar la documentación ante las autoridades”, recuerda Padilla. Fue el 8 de agosto de este año que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de México entregó al CONFEPIDER su registro sindical nº 6679.

 

Plan de unidad y acción

 

Con respecto a los desafíos que enfrenta esta nueva Confederación, Padilla afirmó: “Nos congregamos para representar los intereses de los trabajadores de los estados, municipios e instituciones descentralizadas, con el propósito de tener el termómetro de lo que está sucediendo en cada uno de los estados de la República y tener un plan de acción inmediato contra aquellas políticas públicas que puedan ir degradando los derechos de los trabajadores”.

 

El dirigente explicó que, así como los gobernadores de los estados de México se reúnen en un organismo llamado Consejo de Gobernadores (CONAGO), en el cual diseñan sus políticas públicas, “los trabajadores también, a través de nuestras organizaciones sindicales y federativas, debemos reunirnos a nivel nacional para establecer nuestras políticas laborales y lo que tengamos que negociar con el patrón, en este caso, el poder público”.

 

“Nuestro propósito es mantener la unidad y la solidaridad entre todos los estados y, sobre todo, mantener una comunicación sobre lo que está sucediendo en cada uno de los estados para poder atacar en tiempo y forma a través de una negociación oportuna con las autoridades”, agregó el secretario general de CONFEPIDER.

 

 “Hoy sabemos que hay una embestida en contra de los trabajadores y de las organizaciones sindicales, no sólo en México, sino a nivel internacional”, señaló. “Creo que tenemos que estar a la par, tenemos que hablar el mismo idioma de ellos, tenemos que estar un paso adelante para saber lo que pueden hacer. Hay derechos que son inalienables, no puede menoscabarse al trabajador”, expresó.

 

Incorporación a la CLATE

 

“Me da mucho gusto que un miembro de nuestra organización nacional sea parte de la CLATE”, manifestó Padilla,
haciendo referencia al SUTEYM y a su secretario general, Herminio Cahue Calderón. “Creo que ellos dieron un paso adelantado y los logros de ellos son nuestros logros como Confederación”, añadió.

 

“Nos incorporamos a la CLATE porque creemos en la unidad y el fortalecimiento de los sindicatos latinoamericanos para hacer frente a esta embestida neoliberal que pretende degradar, menoscabar, hacer a un lado los logros obtenidos por los trabajadores que costaron vidas”, manifestó.

 

“Hoy vemos como ese sistema empresarial está ingeniando políticas en contra del sindicalismo”, señaló. “Tenemos que repensar el modelo del sindicalismo, reestructurarnos y, lo más importante, tendremos que cambiar viejos modelos porque tenemos que ir un paso delante de ellos”, aseveró.

 

“Los gobernantes llegan a los poderes de los estados por un período corto, 4 o 6 años, pero dejan políticas que menoscaban los derechos de los trabajadores. Las organizaciones sindicales permanecen, mientras que ellos se van y dejan políticas públicas que inclusive violan los derechos humanos”, subrayó.

 

“Creo que tenemos una excelente representación ahora con Julio Fuentes y creo que estamos bien cobijados, pero se requiere seguir haciendo estos trabajos internacionales de unidad y hacer un cuerpo donde se vea la fuerza y el poder de las organizaciones latinoamericanas”, concluyó el secretario general de la nueva organización miembro de CLATE.

32 Vistas